Menú

Cocodrilos del Nilo

En la actualidad, el cocodrilo del Nilo (Crocodilus niloticus), tiene un número sugerido de subespecies distribuidas en su mayoría por varias partes de África. Fue llamado msh en el Antiguo Egipto y se hace referencia a él en otra veintena de palabras.

Características físicas

Cocodrilos del Nilo

Existe una considerable variación entre los grupos de Cocodrilo del Nilo. Generalmente, es un tipo de cocodrilo grande, de hecho, el más grande de los cocodrilos africanos, promediando cinco metros de largo, pero se han reportado algunos sujetos que alcanzan los seis metros. Existen dudosos reportes de que han existido animales de siete metros, pero esto es muy difícil de verificar. Se concibe que, algunos de los que ahora habitan en el Lago Nasser, puedan llegar a tamaños considerables. Se conoce que alcanzan pesos superiores a los 775 kilogramos, o cerca de 1500 libras. Los machos suelen ser un 30 por ciento más grandes que las hembras.

De todas formas, existe evidencia de que los cocodrilos del Nilo en países más fríos, como Sudáfrica, ligeramente alcanzan el menor tamaño para los adultos, que ronda los cuatro metros. Se conocen dos poblaciones de cocodrilos enanos del Nilo, que habitan en los límites de las áreas de ubicación de esta especie, en Mali e incluso en el Desierto del Sahara.

Sin embargo, puede que estas no sean subespecies del todo, más bien son poblaciones con retraso en el crecimiento debido a variables ambientales. Como consecuencia de condiciones poco optimas, el promedio de los adultos está entre los dos y tres metros. Los jóvenes son de color marrón oliva oscuro con bandas de cruces negras en la cola y el cuerpo. Estas bandas se vuelven más claras en los adultos.

Aunque los cocodrilos, generalmente lucen como aligátores, pueden ser distinguidos por sus largas y estrechas narices, y sus cuartos molares, los que sobresalen de la mandíbula inferior, adecuándose perfectamente en la mandíbula superior.

En el agua, los cocodrilos al nadar, mayormente utilizan sus colas. A pesar de que sus patas traseras son planas, raramente las usan bajo el agua. En la tierra, si utilizan sus poderosas piernas para desplazarse, y solamente se ven lentos. Se conoce que los Cocodrilos del Nilo galopan a velocidades aproximadas a los 48 km/h, en distancias cortas.

Hábitats del cocodrilo del Nilo

Los cocodrilos del Nilo prefieren habitar en los espacios abiertos, lo que refleja su éxito y distribución. Viven en lagos, ríos, pantanos de agua dulce y agua salobre. Los adultos se dispersan en diferentes hábitats, alejados de las áreas de reproducción, cuando alcanzan una longitud de aproximadamente 1,2 metros. Los Cocodrilos del Nilo modifican su hábitat, cavando cavernas (generalmente con el hocico y las patas) en las cuales se guarecen de condiciones adversas como las temperaturas extremas.

En la antigüedad, el cocodrilo no solo habitó por toda la extensión del Nilo, pues también se encontraba en canales y charcas, así como en el Lago Moeris, en el Fayún. Allí reposaba sobre bancos de arena, tostándose al sol. Con el tiempo, la variedad del cocodrilo en Egipto disminuyó, pero realmente solo fueron eliminados del Nilo en Egipto, después de la construcción de la Presa de Aswan.

Alimentación

No solo son temidas las poderosas mandíbulas de este reptil, sino también su cola. Un golpe de una de estas largas colas, podría romper el cráneo de sus víctimas. Solo el hipopótamo adulto está a salvo del cocodrilo. Camellos, asnos, ganado, caballos e incluso las aves marinas, excepto el chorlito egipcio (Pluvianus aegyptiacus), el cual se posa en el hocico y retira los desechos del cocodrilo, mientras se sumergen en las profundidades.

Aunque los jóvenes generalmente se limitan a comer pequeños invertebrados acuáticos e insectos, pronto pasan a vertebrados más grandes, incluyendo peces, anfibios y otros reptiles. De todos modos, los adultos, potencialmente pueden alimentarse de una amplia variedad de vertebrados, incluyendo antílopes, búfalos, hipopótamos jóvenes y grandes felinos. Aun así, los peces y vertebrados pequeños conforman habitualmente la mayoría de la dieta.

También tienen una reputación como asesinos de hombres. Junto a los hipopótamos y los leones, los cocodrilos constituyen el motivo de al menos unos cientos de muertes y desapariciones cada año, aunque los datos exactos son muy difíciles de verificar. A menudo, los cocodrilos del Nilo también escarban en busca de carroña, junto a otros animales, los cuales parecen tolerar la presencia de los demás.

Varias presas han sido encontradas, metidas entre ramas y piedras sumergidas, llevando a la conclusión de que los cocodrilos almacenan las presas innecesarias hasta días después. Sin embargo, los cocodrilos evitarán la comida podrida. Cuando se alimentan, un grupo de individuos, sujetarán el cadáver con sus fuertes mandíbulas mientras giran sus cuerpos. El sostén que proveen los otros individuos, les permite poder arrancar grandes trozos para tragarlos más fácilmente.

Unos cuantos sujetos solitarios han sido vistos encajando a sus presas entre ramas, para lograr el anclaje necesario que les brinde efectividad en esas acciones, lo cual incluso, puede ser identificado como el uso de un tipo de herramienta primitiva.

Otras conductas cooperativas de alimentación han sido reportadas, como la acción de acordonar en el agua un área, para así concentrar los peces dentro. En estas situaciones se observa una jerarquía en el orden de alimentación, con los animales dominantes comiendo primero. Grupos de cocodrilos a menudo, se trasladarán a tierra, para escarbar en los cadáveres conseguidos a varios cientos de metros del agua. Los adultos también han sido observados pescando, utilizando sus cuerpos y colas, para ir acorralando al pez, hacia el banco donde están reunidos, y agarrarlo de lado con las mandíbulas.

Se ha observado que el estatus social puede influir en el éxito de la alimentación de los sujetos, con los animales menos dominantes, tendiendo a comer menos en situaciones donde mantienen un mayor contacto social con otros individuos más dominantes.

Apareamiento de los cocodrilos del Nilo

Cocodrilo del Nilo

Durante la temporada de apareamiento, los machos atraen a las hembras, rugiendo y golpeando con sus hocicos el agua, soplando agua por las fosas nasales, y produciendo otra variedad de sonidos. Los machos más grandes de la población tienden a tener mayor éxito. Una vez que una hembra es seducida, la pareja se juntan y frotan la parte inferior de sus mandíbulas. Las hembras depositan sus huevos dos meses después del apareamiento.

Esta especie cava nidos a profundidades de hasta 50 centímetros en bancos arenosos, a varios metros del agua. Estos pueden estar próximos a otros nidos. El tiempo del comportamiento de incubación varía con la localización geográfica. Toma lugar durante el periodo seco en el norte, pero usualmente, es al comienzo de la temporada de lluvias, más al sur, casi siempre de noviembre hasta fines de diciembre.

Las hembras alcanzan la madurez sexual con un tamaño cercano a los 2.6 metros, mientras que en los machos es en el rango de los 3.1 metros. Las hembras ponen entre 40 y 60 huevos en el nido, aunque este número varía bastante entre las distintas poblaciones. Las hembras permanecen cerca de los nidos en todo momento.

El tiempo promedio de incubación es de 80 a 90 días, aunque este aspecto puede estar cerca de los 70 y hasta 100 días. Después de eso, las hembras abren el nido y llevan a sus crías hasta el agua. Se ha reportado que ambos, machos y hembras, asisten a los recién nacidos a salir del huevo, cascando suavemente los huevos entre su lengua y el paladar superior. Las crías permanecen cerca de los adolescentes por un tiempo de hasta dos años. Como pasa con muchos tipos de cocodrilos, los jóvenes, tienden a mantenerse alejados de animales más viejos y territoriales.

A pesar de la vigilancia de las hembras durante el periodo de incubación, un gran porciento de los nidos, son asaltados por varios tipos de animales, desde hienas y varanos, hasta los humanos. Esta depredación suele ocurrir cuando la hembra es forzada a dejar el nido temporalmente para enfriarse en el agua.