Menú

Reproducción delfines

Cría de delfin

Una vez alcanzada la madurez sexual, el delfín buscará pareja para reproducirse. La forma de empezar el contacto es mediante juegos y roces de sus cuerpos en el agua. Cuando este ritual sigue, unen sus órganos sexuales, juntando sus vientres y así la hembra puede quedar fecundada por el macho.

El periodo de gestación puede variar según la especie, pero suele estar comprendida entre los diez y los doce meses.
Cuando la hembra va a dar a luz, podemos observar que su nado es más lento y las demás hembras suelen acompañarla para evitar ataques de tiburones u otros depredadores.
Cuando el delfín es expulsado al exterior, el cordón umbilical que le une a su madre se rompe. El recién nacido debe nadar hacia la superficie, algunas veces ayudado por su madre o por otras hembras.

Un dato curioso es que el delfín cuando nace no lo hace de cabeza, como los humanos, sino que lo hace de cola.
El primer alimento que toma un delfín es la leche de su madre, que la expulsa en forma de chorro cuando su retoño se acerca a ella en busca de comida.

La leche materna formará parte de su vida durante un año como mínimo después de su nacimiento. Pero a partir de los seis meses de edad empezará a comer también algunos peces.
La cría del delfín nada muy cerca de la madre, especialmente al principio de su vida. Poco a poco se alejará hasta ser independiente. Reproducción de delfines