Menú

Gato persa

Gatos persas

El gato persa es una raza muy característica entre estos animales domésticos, teniendo unos rasgos identificativos que lo hacen distinguirlos con facilidad. Tal y como su nombre indica, su origen se remonta a la antigua Persia, suroeste de Irán, aunque la raza persa actual surgió en Inglaterra, por el siglo XIX, del cruce de un persa puro y un angora turco blanco. Si quieres saber más sobre estos adorables felinos, te aconsejamos que sigas leyendo este artículo.

Características generales de los gatos persas

Antiguamente esta raza se trataba de un gato esbelto, de ojos medianos. Con el tiempo ha ido perdiendo esa figura y los ojos se han ido agrandando debido a las mezclas que se han ido realizando con fines de encontrar el ejemplar que más se asemejaba a los gustos de los criadores.

Dentro de la raza de los gatos persas, se encuentran algunas variantes, como por ejemplo el caso de los gatos persas noruegos o rusos que tienen un pelaje más largo y espeso, debido al clima más frío de aquellas zonas mientras que los que se han criado en zonas más calurosas tienen menos pelo debido a la evolución de la especie.

Características generales de los gatos persas

Destaca su hocico chato y sus ojos color miel.

Físicamente, el gato persa tiene la cabeza grande y redonda, con un cuello corto y ancho, teniendo las patas cortas pero muy fuertes. Su cola es corta. Los grandes ojos de este animal suelen estar bastante separados y su nariz muy chata. La mayoría de gatos persas tiene los ojos de color naranja o cobre. En los gatos persas de pelaje blanco pueden variar entre azules, naranjas o impares. Sus orejas son pequeñas y bajas con punta redondeada, ligeramente inclinadas hacia delante. Tiene un pelaje denso, largo y brillante, de tacto sedoso, y más abultado por la zona del cuello.

Los colores de la raza son muy variados y van desde el blanco, negro, azul, rojo, crema, chinchilla, plata, camafeo, tabby (atigrado), concha de tortuga, calicó, azul-crema, o bicolor.

Cómo es el comportamiento de los gatos persas

La raza persa es una de las más conocidas, en parte debido a su aspecto elegante y sofisticado y a su carácter dulce.

Los persas se caracterizan por ser gatos tranquilos y sosegados. Se pasan la mayor parte del día durmiendo. Suelen ser muy cariñosos y no tienen problemas a la hora de relacionarse, tanto con personas como con otros animales. Un rasgo de su personalidad es que es un gato presumido, le gusta que admiren su belleza, le acaricien y le den muchos mimos, tanto por medio de juegos como palabras suaves y dedicadas.

Los gatos persas no suelen ser gatos con mucha descendencia. Los persas alcanzan su madurez sexual entre los once y los doces meses, aunque siempre se recomienda dejar pasar al menos año y medio para que las hembras estén completamente desarrolladas y preparadas para la gestación. Las hembras no tienen épocas de celo con frecuencia. Las camadas de tres gatitos se consideran numerosas ya que normalmente solo tienen un único cachorro. Este dato hace que sea una raza un tanto especial para criar.

Cuidados de los gatos persas

Estos gatos suelen ser bastante golosos por los que hay que medir con exactitud la comida que se les pone en el cuenco. Es aconsejable para que no tengan dolores de estómago ni problemas relacionados con su digestión, darles varias veces de comer pero en pequeñas cantidades, con el fin de que no sientan ese hambre voraz que tienen. Utiliza siempre comida recomendada por el veterinario, ya que debido al pelaje de estos animales, se recomiendan aquellas comidas que sean bajas en grasas y que tengan ciertas vitaminas que harán que el pelo de tu animal se vea mucho más fuerte y sano.

Cuidado de los gatos persas

Se les debe peinar todos los días.

Otros de los cuidados que debes realizar a diario para que tu gato persa se vea impecable es el cepillado. Debido a la gran cantidad de pelo que tienen y a su longitud, estos animales tienden a crearse nudos en el pelo e incluso a ensuciárselo, por lo que esta actividad diaria le vendrá bien para cuidarlo y también para darle su ración de mimos y cariños que suelen precisar. Otro de los motivos por los que es aconsejable el cepillado diario es porque estos gatos suelen tragar muchos pelos sueltos que quedan en su cuerpo cuando se están lamiendo por lo que puede causarle problemas o atascos al obstruirle el paso de los alimentos o incluso de las vías respiratorias.

Vídeo del gato persa

Vídeo explicativo de la raza de gatos persa.

Calificación: 5/5 (2 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Gato
Accesorios para gatos
Accesorios para gatos

Si estás completamente convencido de que vas a adoptar a un gato para recibirle con cariño y darle mucho amor...

Cerrar