Menú

Terrarios de iguanas

Terrarios de las iguanas

Las iguanas verdes, que llevan una vida doméstica, pueden habitar cualquier parte de la casa siempre que esta posea la temperatura y humedad precisas para su especie. Esto último puede ser una dificultad en un lugar tan grande, por lo cual se recomienda tener la iguana en un terrario.

Para confeccionar un terrario para tu mascota, debes conocer que las iguanas son animales que crecen con rapidez y pueden alcanzar dimensiones de hasta un metro con treinta centímetros.  Este rasgo se debe tener en cuenta y confeccionar, desde el principio, un terrario grande, que mida, al menos, tres metros de largo por 1,5 metros de ancho y 2 metros de altura.

Generalmente, los terrarios se construyen de madera, vidrio o metacrilato. Sin embargo, el más aconsejable es el vidrio pues, además de ser resistente, permite innovar en cuanto a las formas, visualizar la iguana, así como limpiar con productos desinfectantes.

A la hora de diseñar el terrario debes tener en cuenta que las iguanas son animales arborícolas, por lo cual precisan un espacio más alto que ancho. Asimismo, es aconsejable colocar puertas corredizas o batientes para facilitar la aproximación al reptil, así como disponer  de ventilación baja delante y alta detrás para que el aire circule sin dificultad.

DISPOCICIONES IMPORTANTES

La temperatura y la humedad son indicadores que influyen de manera determinante en la salud de la iguana. Según especialistas, un terrario precisa de dos zonas: una caliente y una fresca. En la caliente la temperatura debe oscilar entre 32°C y 35°C, mientras en la fresca debe ser de 26°C a 28°C. Por su parte, en horario nocturno la temperatura debe descender de 25°C a 28°C.

Por otra parte, se recomienda de 60 a un 75 por ciento de humedad en el ambiente. Esto es posible debido a las altas temperaturas del agua para beber y bañarse, así como por la pulverización diaria del terrario.

De tal forma, un terrario debe poseer ramas para que la iguana las suba, una lámpara UV, así como una lámpara que caliente y otra de noche. Intenta no colocar, nunca, una piedra que caliente, pensando en la decoración pues tu iguana puede quemarse con facilidad.

No debe faltar en el terrario un plato ancho para que el animal posea suficiente agua para beber, bañarse y defecar. Asimismo, asegúrate de que posea, al menos, dos escondites.

DECORACIÓN

El verde es un color que debe primar en un terrario para, además de belleza, recrear un ambiente natural. Para ellos puedes colocar ramas, las cuales el animal podrá subir y comer si las mantienes frescas. No se recomienda tener plantas naturales como centro de la decoración pues la iguana puede comerlas o aplastarlas.

Para decorar el terrario también se pueden emplear piedras sin bordes cortantes para que la iguana afile sus uñas, y suba a calentarse con la luz artificial que le proporcionarás, a través de las lámparas.

SUSTRATO

Existen dos grupos fundamentales de sustrato a emplear en terrario: los naturales y los fáciles de limpiar. En el primer grupo se encuentran la fibra de coco, tierra para macetas, hojas secas de árboles y  tierra de bosque. Estas materias deben cambiarse con frecuencia para mantener la higiene del terrario.

Son sustratos que absorben los excrementos y facilitan la limpieza: las virutas de madera, el heno seco y el césped artificial.