Menú

Cabeza de las mariposas

LAS ANTENAS

Cabeza de las mariposas

Las antenas de las mariposas tienen el mismo papel que la nariz en el caso de los humanos. Pero evidentemente, las antenas de las mariposas son mucho más sensibles a los olores que nuestra narices. El hecho de que ambos órganos olfativos, ambas antenas, estén separadas les permite localizar fuentes de olores.

Las mariposas utilizan pues los olores para encontrar las flores y a otros insectos. Las mariposas pueden oler feromonas a varios kilómetros. Para detectar una fuente de olores, se dirigen hacia ella detectando la concentración de las moléculas de perfume presentes en el aire. La concentración se hace más fuerte conforme más se aproximan a la fuente.

Ciertas especies de mariposas tienen antenas bipectinadas, lo que aumenta aún más su sensibilidad. Éstas antenas llevan centenares de pelos provistos de poros y de vesículas sensoriales que trasmiten la información al sistema nervioso. La longitud de las antenas es variable y puede alcanzar, en ciertas especies, hasta tres veces la longitud del cuerpo.

LOS OJOS

Los ojos de las mariposas están formados por millares de pequeños ojos llamados ommatidios. Como vemos, los ojos de las mariposas son compuestos. Cada ommatidio tiene su nervio óptico y sonido cristalino. La disposición del ommatidios sobre el ojo tiene facetas abombadas de forma que cada uno puede mirar en una dirección ligeramente diferente, lo que permite al insecto percibir el menor movimiento alrededor de él.

A pesar de los millares de ommatidios que les permiten tener una visión muy completa, las mariposas no pueden detectar movimientos lentos y tienen una vista muy poco precisa.

LA TROMPA

La trompa, que es la lengua de las mariposas, es un tubo hueco compuesto por dos canalones situados alrededor de un tubo central. Cuando no la está utilizando, el insecto la enrolla en una estructura protectora situada bajo su cabeza. Los machos se sirven de su trompa para absorber las sales minerales que les son indispensables para producir las feromonas.

 La trompa permite también, a machos y hembras, aspirar el néctar de las flores que contiene fructosa, glucosa, proteínas, vitaminas y otras sustancias energéticas indispensables para volar. El tamaño de la trompa de las mariposas es muy variable. Depende de las flores de las que la mariposa saca su alimento. Éstas pueden alcanzar una longitud considerable.

Recomendados para ti