Menú

Murciélagos

Fotos de murciélagos

El murciélago es uno de esos animales fascinantes que nos regala la naturaleza. Es el único mamífero con la posibilidad de volar por sí solo, expandiendo sus alas y consiguiendo alzar el vuelo en un momento. Si quieres conocer mucho más sobre el murciélago te invitamos a que sigas leyendo, conocerás toda la información que necesitas saber sobre estos mamíferos, además de datos curiosos que jamás pensaste que llegarías a conocer.

Morfología

El cuerpo de estos animales suele estar recubierto por completo de pelo muy corto que le sirve para protegerse de la humedad y del frío. Después tiene unas membranas de piel que le salen desde las patas delanteras hasta las traseras. Los dedos de las patas delanteras son extremadamente finos y se extienden por la membrana, ayudando de esta manera a controlar mejor el vuelo, además de conseguir que dicha extensión pueda ser recogida fácilmente en los momentos que no esté volando.

Según la especie de la que nos encontremos, ciertas partes de su cuerpo varían, como por ejemplo las orejas, encontrándose especímenes con orejas muy grandes en proporción con su cabeza, y otros murciélagos con unas diminutas.

Distribución

Podemos encontrarnos con los murciélagos en todas las partes del mundo, exceptuando las zonas más frías y algunas de las islas oceánicas, por lo demás se encuentran bien distribuidas. Sin embargo las especies más impresionantes, como las denominadas megamurcielagos, animales que pueden llegar a medir más de un metro de envergadura desde un ala a la otra, solo se encuentran en América.

Según los estudios que se les han realizado a los murciélagos, se ha llegado a pensar, viendo su distribución mundial, que fueron originarios de zonas cálidas, en el periodo eoceno. Las zonas tropicales son los mejores lugares donde más podemos visualizarlos. Por eso si nos encontramos por el Ecuador será más fácil observarlos en un mayor número, y si vamos desplazándonos hacia los polos, cada vez son menos las especies.

Imagenes de murciélagos

Vuelo

A diferencia de los vuelos que vemos en las aves, el de los murciélagos tiene un punto especial y único que ningún otro animal sería capaz de lograrlo. Estos animales son capaces de volar relativamente lento, consiguiendo hacer maniobras en un espacio reducido y además muy rápido.

Este vuelo es debido principalmente a la membrada de piel llamada patagio y que es la que le da la posibilidad de hacer grandes giros en el aire, aportándole estabilidad. Estos especímenes pueden mover con facilidad sus falanges que están distribuidas como anteriormente hemos comentado a través del patagio por lo que con unos simples movimientos de estos, pueden cambiar el rumbo.

Ecolocación

Una de las habilidades más impresionante de estos mamíferos es la ecolocación. Esta técnica consiste en la emisión de ultrasonidos (sonidos de alta frecuencia) que una vez emitidos chocan con el entorno que rodea al animal para que al revotar le den una situación de todo, como ocurriría por ejemplo con las sondas de los barcos o los submarinos. Esto ayuda a manejarse perfectamente en las cuevas que algunas de estas especies habitan, o incluso para cazar otros animales o encontrar frutas con las que se alimentan. Cada especie emite una frecuencia característica y completamente diferente a la de otra especie, diferenciándose de esta manera.

Aunque se ha llegado a pensar que los murciélagos son ciegos, esto es un mito que se ha extendido por todo el mundo, siendo falso, ya que todos tienen visión, aunque esta es muy reducida, pero le ayudan en algunos momentos a localizar mejor el terreno o a ver ciertos peligros, pero es cierto que utilizan con mayor frecuencia su habilidad de ecolocalización.

La especie de murciélagos que si presenta una mejora en su visión son los megamurciélagos, los cuales tienen unos ojos más grandes y mejor desarrollados que le ayudan a desplazarse por el entorno, aunque también utilizan los ultrasonidos cuando es de noche o la zona es oscura.

Pequeño murciélago

Comportamiento

La vida de estos mamíferos es nocturna. Es cierto que muchas de estas especies, en especial la de grandes murciélagos, que si son capaces de salir a alimentarse por el día, pero prefieren moverse en la noche, teniendo una gran facilidad para moverse y no teniendo que enfrentarse por la comida con ningún otro animal.

Esta actividad nocturna no solo le da la posibilidad de alimentarse mejor, sino también corren menos peligros de ser atacados o devorados por otros seres.

Los murciélagos son animales que prefieren agruparse formando grupos de miles o millones de miembros para protegerse, llegándose a encontrar en las cuevas, grietas y otras hábitats murciélagos de diferentes especies.

Para fijarnos en la alimentación del murciélago, habría que ir distinguiendo entre diferentes categorías, ya que hay una gran variación entre unos y otros. Por un lado nos vamos a encontrar algunas especies que únicamente se alimentan de fruta, otros de insectos que consiguen capturar en pleno vuelo. Por otro lado también encontramos los que toman el néctar de las flores que van succionando gracias a sus lenguas.

Otros pueden llegar a alimentarse de pequeños anfibios, aves o incluso mamíferos, como ratones u otros murciélagos. Pero los que han dado el mito de los murciélagos chupasangre son una especie que habita en el trópico americano y que es capaz de atacar a ciertos animales de sangre caliente, para luego lamer la sangre de estas heridas.

Recomendados para ti