Menú

Tortuga

Tortugas

Las tortugas, que a menudo reciben el nombre de quelonios, son animales que pertenecen al orden de los reptiles, al igual que las serpientes, los cocodrilos y los lagartos.Como parte de su clasificación, las tortugas se dividen en dos tipos: acuáticas y terrestres, y según las investigaciones realizadas, se conoce que estos animales existen en la tierra desde el período Triásico, o sea, hace unos 220 millones de atrás (compartían la tierra con los dinosaurios). Si quieres aprender mucho más sobre estos animales acorazados, te recomendamos que nos sigas leyendo.

Características de las tortugas

Tamaño: 6 cm – 2,2 metros

Clase: Sauropsida

Orden: Testudines

Nombre científico: Testudines

Número de especies: 220

Peso: 95 gramos – 700 kilos

Longevidad: 100 años

Alimentación: Omnívora

Dieta: Frutas, hojas, animales

Reproducción: Ovípara

Distribución: Todo el planeta

Período de gestación: 80 días

Origen: 260 millones de años

Tanto las tortugas marinas como las tortugas terrestres, poseen cualidades comunes y características de la especie, como por ejemplo su duro caparazón. Esta formación ósea, fusionada con la columna vertebral, se compone de placas que van aumentando de tamaño con los años.

Para endurecer su caparazón y defenderse de los depredadores, las tortugas toman el sol varias veces en el día, y en cuanto a sus colores y diseños, estos varían en dependencia de la subespecie, el género, y las condiciones climáticas. Por otra parte, las tortugas presentan cuatro extremidades y una cabeza grande y característica que puede ocultar dentro de su caparazón cuando se encuentra en peligro.

En cuanto a los ojos, estos son capaces de distinguir los colores, pero no poseen una visión muy acertada. El pico de las tortugas, en el caso de las especies marinas, es de formación dura y puntiaguda, mientras que sus patas anteriores representan verdaderas aletas para impulsar su movimiento por el agua.

Una tortuga en estado adulto puede alcanzar los 30 centímetros de longitud, aunque se conocen especies mucho más grandes. Al igual que los reptiles, las tortugas son ectotérmicos, lo que en otras palabras, significa que se encuentran fuertemente ligadas con la temperatura exterior (cuando arriba el invierno suelen entrar en un período de hibernación).

Características de las tortugas

Su principal característica y defensa es su caparazón.

Cómo respiran las tortugas marinas

Al poseer un duro caparazón, las tortugas no podrían respirar por medio de su caja torácica, razón por la cual se valen de sus músculos abdominales que bombean la faringe, muy similar al movimiento del diafragma en los humanos.

Por otra parte, se conoce que las especies marinas poseen una adaptación que les permite retener el oxígeno por largos períodos de tiempo, aunque también han desarrollado otras técnicas. Por ejemplo, algunas tortugas son capaces de absorber el agua mediante su ano para extraer el oxígeno y conducirlo a los pulmones.

Además, se ha podido comprobar que estos animales también pueden respirar a través de su piel, e incluso, de su lengua.

Cuántos años viven las tortugas

La longevidad de las tortugas es un aspecto que siempre ha llamado la atención de los seres humanos. Se han registrado casos de tortugas que logran vivir por más de 100 años. Las tortugas marinas, por ejemplo, pueden vivir entre 150 y 200 años, aunque otras estimaciones sitúan este período entre los 80 y 100 años.

Origen y evolución

Hasta el momento, se ha podido determinar que las tortugas habitan en la tierra desde hace 280 millones de años, específicamente desde el período triásico. Su origen se establece a partir del Captorhinus, una especie de reptil prehistórico que no superaba los 60 cm de largo.

A partir de su evolución, dio paso a los Odontochelys, una especie reconocida como la primera tortuga de nuestro planeta. En este sentido, las tortugas son mucho más antiguas que las serpientes o los lagartos. Por otra parte, se conoce que las tortugas fueron, en un principio, animales terrestres. 50 millones de años después, una parte de esta especie pasó a ser enteramente acuática.

Dónde viven las tortugas

Las tortugas prefieren los ambientes húmedos y ventilados. Durante el invierno, es común que decidan hibernar para protegerse de las altas temperaturas. La presencia de agua en el hábitat de estos animales es indispensable, no sólo para beber, sino también para bañarse y mantener su cuerpo hidratado constantemente.

Bien es conocida la adaptabilidad de las tortugas para sobrevivir en una amplia variedad de ambientes. Las tortugas terrestres habitan en bosques, desiertos y selvas tropicales, y a lo largo de los años han logrado hacer frente a condiciones extremas como las sequías y el calor. Por otra parte, las tortugas marinas son habituales en ríos, lagos y mares.

Tal ha sido su nivel de adaptación, que solamente acceden a la tierra para colocar sus huevos. Básicamente, las tortugas marinas prefieren las cuencas oceánicas y playas tropicales. Con gran frecuencia, son capaces de navegar grandes distancias para buscar alimento.

De esta manera, algunas poblaciones de tortugas viven entre Japón y California, aunque también existe una amplia distribución desde las costas chilenas hasta Alaska.

Qué comen las tortugas

Las tortugas varían su alimentación en dependencia de su hábitat. En el caso de las especies terrestres, estas son enteramente herbívoras y basan su dieta en una amplia variedad de verduras, frutas, hortalizas, e incluso pasto. Además, estas tortugas consumen también pequeñas piedras que le abastecen de calcio.

No obstante, las tortugas marinas han adoptado otro tipo de dieta, y como tal, presentan una dieta carnívora y omnívora que incluye peces, moluscos, algas, esponjas, crustáceos y corales. En algunos casos, se ha podido comprobar que las tortugas se alimentan además de pulpos pequeños y medusas.

Como rasgo común, cabe destacar que las tortugas poseen un metabolismo de lenta acción, o sea, que necesitan de largos períodos de tiempo para digerir su comida adecuadamente. En algunos ambientes desérticos, las tortugas han desarrollado un rasgo evolutivo que les permite racionar el agua en el interior de su vejiga.

Qué comen las tortugas

La mayoría son herbívoras, pero otras comen carne.

La dieta define su morfología

Como evidencia de su gran adaptación, se conoce que, según la dieta particular de las tortugas, así será la disposición de su mandíbula y boca. Por ejemplo, algunas tortugas marinas (tortugas verdes) poseen picos dentados capaces de arrancar las algas y el pasto marino, mientras que otras subespecies (tortuga boba) constan de una potente presión en sus mandíbulas, algo que les facilita la labor de quebrar conchas y caracoles de mar. Por otra parte, existen tortugas (tortuga laúd) con un pico puntiagudo capaz de perforar a las medusas.

Cómo nacen las tortugas

Generalmente, las hembras alcanzan su madurez sexual a la edad de nueve años, mientras que los machos se encuentran listos para la reproducción a la edad de siete. Para fecundar a la hembra, el macho debe rivalizar con otros ejemplares (las peleas consisten en voltear el caparazón de su adversario para inmovilizarlo), tras lo cual montará a la hembra y fertilizará los huevos con su esperma.

Los huevos se formarán tras dos semanas, y las hembras realizarán pequeños agujeros en la tierra (10 centímetros) y colocará allí los huevos, los cuales pueden ser de cuatro a 100 en dependencia de la especie. En un período entre 70 días y un año de acuerdo a la especie, las crías eclosionarán y abandonarán el huevo con un tamaño aproximado de cuatro centímetros.

Un dato curioso en este aspecto es que las hembras no necesariamente fecundarán tras la copulación, sino que pueden almacenar el esperma por espacio de varios años. En la mayoría de los casos, las crías tendrán una posibilidad muy reducida de sobrevivir. Si lo logran, podrán llegar a medir desde 25 cm hasta dos metros de largo en dependencia de la especie.

Qué amenazas tiene la tortuga

Actualmente, existen seis subespecies de tortugas marinas, todas ellas bajo amenaza de extinción. Los principales factores de su situación tan deplorable son la captura accidental, la pérdida de su hábitat, la contaminación oceánica y la caza furtiva. Generalmente, las tortugas marinas terminan ahogadas cuando quedan atrapadas entre las redes de pescas elevando el riesgo de peligro de extinción de las tortugas.

Al mismo tiempo, la urbanización y el desarrollo del turismo en algunas zonas terminan también afectando la vida de estos animales y las condiciones que necesitan para anidar en las costas del mar. Al mismo tiempo, las tortugas son muy solicitadas por el ser humano, ya que su carne se considera “erróneamente” un potente afrodisiaco, además de que se utiliza su caparazón y piel para fabricar objetos artesanales y herramientas.

En otros ámbitos, las tortugas también son cazadas y comercializadas como mascotas, y en la mayoría de los casos, sus dueños no les proveen de todos los cuidados que necesita. Dentro de sus depredadores naturales, algunas aves, mamíferos, e incluso reptiles se alimentan de sus huevos, mientras que los ejemplares adultos pueden ser devorados por perros, gatos salvajes, cocodrilos y lobos. En el caso de las tortugas marinas, cuando arriban al mar, también pueden ser víctimas de delfines y tiburones.

Qué amenazas tiene la tortuga

La amenaza más importantes viene de la mano del ser humano.

Cómo se defienden las tortugas

Las tortugas no son diestras nadadoras, por lo que, cuando se encuentran en peligro, es muy poco probable que intenten huir. En la mayoría de los casos, estos reptiles deciden guarecerse en los sargazos y en la vegetación del entorno. Aun así, la principal línea de defensa de las tortugas es la de recoger sus extremidades y cabeza. De este modo, cuando dejan de nadar y comienzan a moverse a merced de la corriente, los depredadores las confunden con un simple objeto.

Cuántas especies de tortugas existen

Especies marinas

  • Tortuga Verde: Se puede encontrar en los mares tropicales y subtropicales. Su nombre se debe a la capa de grasa que puede encontrarse bajo su caparazón.
  • Tortuga Laúd: Se alimentan de animales invertebrados de cuerpo blando. Viven en prácticamente todos los océanos del planeta y pesan más de 600 kilogramos.
  • Tortuga Carey: Su manjar preferido son las esponjas. Poseen un pico puntiagudo y habitan mayormente en los océanos Pacífico y Atlántico. Están en peligro crítico de extinción.
  • Tortuga Lora: Se encuentran en peligro de extinción. Son habituales en el mar Caribe y parte del Océano Atlántico. Apenas llegan a los 45 kg de peso en edad adulta.

Especies terrestres

  • Tortuga de patas rojas: Nativa de los bosques y sabanas sudamericanas, esta tortuga es muy popular como mascota en la región. Su tamaño rara vez excede los 30 cm de largo.
  • Tortuga gigante de las Galápagos: El último ejemplar de esta especie fue “El Solitario George” en el año 2012.
  • Tortuga montesa: Se le conoce también como tortuga gigante asiática. Se extiende por India, Malasia, Indonesia y Birmania. Se considera la subespecie más primitiva de todas.
  • Tortuga mediterránea: Es de hábitos diurnos y se distribuye desde el Mar Negro hasta la Península Ibérica. Puede medir entre 12 y 15 cm.

Datos curiosos de las tortugas

  • Aunque parece una estructura de una sola pieza, el caparazón de las tortugas se compone de 50 huesos diferentes.
  • ¿Cómo saber si una tortuga es macho o hembra? Las hembras pueden diferenciarse de los machos si atendemos a su vientre. Las primeras poseen un vientre plano, mientras que en los machos se encuentra de forma cóncava.
  • Los caparazones en las tortugas son como las costillas en los humanos.
  • Cuando las tortugas luchan entre sí, generalmente lo hacen a muerte.
  • Las tortugas no poseen cuerdas vocales.
  • Los órganos reproductores de las hembras se encuentran en el mismo orificio que utiliza para excretar.
  • Se trata de uno de los animales más antiguos que aun hoy existen en nuestro planeta.
  • Las tortugas más grandes que existieron alguna vez pertenecían al género Archelon, y llegaron a pesar nada menos que 2200 kilogramos.
  • El sexo de las crías de tortuga se determina por la temperatura. Si las temperaturas son altas, todas las crías serán hembras, mientras que los machos son determinados por el frío.
  • Cuando las primeras crías eclosionan en sus huevos, rápidamente se disponen a ayudar al resto para avanzar hacia la playa en grupo.
  • Una vez que las pequeñas tortugas llegan al mar, jamás volverán a la tierra, excepto cuando sean grandes y decidan poner huevos.
  • Algunas especies alcanzan la madurez sexual a los 50 años de edad.
  • Aunque necesitan del oxígeno, las especies marinas pueden permanecer hasta ocho horas sin salir a la superficie.
  • La tortuga lora es la que más probabilidades tiene de desaparecer de nuestro planeta, ya que apenas existen unas 2500 hembras en estado salvaje.

Vídeo de la tortuga

Documental sobre el viaje de las tortugas.

Calificación: 4.4/5 (31 votos).

También te interesará:

Tipos de tortugas y más información

Send this to friend