Menú

Tortuga rusa

Tortuga rusa

Las tortugas rusas son una especie de tortugas terrestres que se encuentran distribuidas de forma amplia por Eurasia. Se pueden encontrar por las estepas de Afganistán, de Rusia, de Pakistán y de China, así como también por diferentes repúblicas centroasiáticas de lo que fue la URSS. Hay muchos nombres comunes distintos para poder denominar a esta especie de animales que varían según la cultura, el lugar y el idioma.

Características de las tortugas rusas

Las tortugas rusas son unos animales cuyos ejemplares hembras miden entre 20 y 22 centímetros de longitud total, y en cambio los machos no llegan a los 16 ni a los 18 centímetros. El caparazón de las tortugas rusas es redondo u ovalado si se ve desde arriba, y su color va desde el marrón claro al marrón oscuro, con un plastrón de color negro. Mientras tanto, su cabeza y sus extremidades suelen ser de una tonalidad marrón clara y la cola siempre es más larga en los ejemplares machos.

Las extremidades de atrás de las tortugas rusas son robustas y tienen cuatro uñas muy bien desarrolladas. Cuando nacen, estos animales tienen un caparazón redondo de color negro y amarillo y suelen medir entre 3 y 3,4 centímetros, pesando entre 8 y 11 kilos. La longevidad de estos animales varía entre los 25 y los 40 años, y suelen hacerlo en climas muy duros, aunque en cautividad y en situaciones mucho más positivas puede llegar a vivir hasta cien años.

En cuanto a sus sentidos, se trata de tortugas con una buena vista, que pueden distinguir colores y formas y hasta pueden reconocer personas. Su sentido de la orientación también es muy preciso, y si se las llega a mover algunos metros de su territorio consiguen volver con facilidad. Aunque sus oídos no están muy desarrollados, estos animales son realmente sensibles a las vibraciones del suelo. En cambio, su olfato si está muy bien desarrollado.

¿Dónde viven las tortugas rusas?

La tortuga rusa es un tipo de reptil que vive normalmente en las estepas del centro de Asia, ubicándose siempre cerca de los cursos de agua. Suelen vivir en un clima continental extremo, que presenta inviernos fríos y temperaturas bajo cero, así como veranos realmente calurosos. Es una tortuga que está activa muy pocos meses al año, y sobre todo suele hacerlo en primavera, que es cuando aprovecha para poder reproducirse y alimentarse. Su hábitat varía en subespecies, pero como se ha dicho, sobre todo vive en la estepa de arcilla y en la estepa de arena, así como en los márgenes de las praderas y de los desiertos.

Para sobrevivir construyen madrigueras de entre dos y tres metros de largo, a dónde van a refugiarse para hibernar y para estivar y es por ello que se las conoce como tortugas excavadoras, en algunos lugares del mundo.

Tortugas rusas

El comportamiento de las tortugas rusas

Las tortugas rusas son unos animales ectotérmicos que se suelen exponer al sol en las primeras horas del día para poder calentar su cuerpo y acelerar sus diferentes funciones metabólicas. Se trata de unos animales resistentes y dóciles, siempre que se encuentren en las instalaciones adecuadas y se alimenten bien. En cautividad pueden llegar a padecer algunas enfermedades contagiosas como el herpesvirus, que en la mayoría de casos resultan mortales. Se trata de animales que pueden pasar muchas horas tomando el sol.

La reproducción de las tortugas rusas

En la época de reproducción, los machos de las tortugas rusas persiguen a las hembras y les propinan diferentes mordiscos en sus patas hasta que consiguen que éstas se dejen montar. Mientras están copulando, los machos emiten unos ruidos o pequeños chillidos y entre mayo y junio, aunque a veces también en septiembre, las hembras buscan zonas con sol para poner los huevos.

Normalmente pondrá entre tres y cinco huevos. La incubación natural suele tener buenos resultados, pero, si se tienen ejemplares de tortugas rusas en cautividad, habrá que tener en cuenta mantener la incubadora al menos a treinta grados. Los machos se diferencian de las hembras en que tienen un tamaño mucho más reducido y además, su cola también es mucho más larga y más ancha, y presenta los escudos anales mucho más abiertos.

La alimentación de las tortugas rusas

Las tortugas rusas son reptiles herbívoros y sus ejemplares salvajes suelen vivir en hábitats que están caracterizados por tener períodos muy largos de sequía, además de por qué se alimentan de hierba seca. Así, en estas condiciones estos animales complementan su dieta comiendo todo tipo de excrementos y de artrópodos y se alimentan también de hierbas y de flores. Para alimentarlos en cautividad se debería tener en cuenta incluir muchas hortalizas y también vegetales.

Testudo horsfieldii

Conservación de las tortugas rusas

Las tortugas rusas son una especie amenazada por la captura indiscriminada para la demanda de mascotas que tienen los países importadores de estos animales, tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos.

Su captura como alimento para las poblaciones locales es realmente marginal, ya que dónde más ejemplares habitan es en algunos países de fe islámica y el Corán incluye a los reptiles dentro de los animales inmundos que no se deben consumir como alimentos. Este animal se encuentra incluido en una regulación según la cual la captura, la cría y el comercio de especies en cautiverio está reglamentada.

Tortugas rusas en el hogar

Las tortugas rusas en casa pueden vivir tanto en un terrario como en un acuario, y también se pueden tener al aire libre. Si se elige la última opción se debe tener en cuenta prestar atención a los cambios climatológicos para que los cambios más bruscos no puedan afectar a su estado de salud.

Además, se debe elegir también lugares con suficiente agua para que puedan sumergir su cuerpo y también se deberá permitir que el aire circule de forma eficiente o de lo contrario podrían desarrollar hongos.

También será interesante el instalar una calefacción en su hábitat, ya que así se podrán alcanzar temperaturas distintas en el terrario. Aunque se trata de un animal que puede sobrevivir en desiertos, en su hogar debe contar con algo de humedad, ya que estas zonas también están presentes en los lugares en los que habita en su estado natural. Si no se le puede proporcionar luz directa, será muy importante contar con la luz de una lámpara UV para la zona de la arena.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Tortuga
Tortuga caimán
Tortuga caimán

Las tortugas caimán son unas tortugas que viven en América. Se trata de una de las tortugas de agua dulce...

Cerrar