Menú

Tortuga mora

Testudo graeca

Las tortugas mora forman parte, como los otros siete tipos de tortugas que existen en el mundo, del género testudo. Se trata de la especie que cuenta con un mayor número de ejemplares por todo el mundo y éstos se pueden encontrar en Europa, en África y en Asia, existiendo hasta 17 especies subespecies distintas.

Características de la tortuga mora

La tortuga mora es denominada con el nombre científico de Testudo Graeca, aunque pudiera parecer que su nombre viene por ser una especie originaria de Grecia, esto no es así, puesto que en este país apenas existen ejemplares autóctonos de este tipo de tortugas. Las tortugas moras o Testudo graeca son un animal que toma su nombre de su especial forma, ya que sus caparazones tienen una forma muy similar a los de los antiguos mosaicos de Grecia.

Es una especie que identificó en el Siglo XVIII el investigador Carlos Linneo y muchos estudiosos prefieren llamarla tortuga mora, haciendo alusión a su verdadero origen. Estas tortugas provienen de África, o es al menos donde pueden encontrarse en mayor número y también se encuentran los registros más antiguos de esta especie. Se trata del único tipo de tortuga que se puede encontrar en Europa, en Asia y también en África. Al contar con una distribución tan amplia se diferencian en distintas subespecies, según el lugar, aunque algunos investigadores defienden que se trata de especies diferentes.

Estas tortugas pueden llegar a vivir muchísimo tiempo y, mientras en su estado natural es muy complicado encontrar ejemplares que sobrepasen los 20 años, en cautividad hay muchas tortugas mora que han llegado a vivir hasta 60 años. El tamaño de estos animales cambia de forma considerable según la especie de que se trate y, curiosamente, presentan un gran dimorfismo, ya que los ejemplares hembra suelen tener un mayor tamaño que los macho.

En la Península Ibérica los ejemplares macho miden alrededor de 15 centímetros y no suelen llegar a pesar más de 600 gramos. Los ejemplares hembra miden alrededor de 18 centímetros y pesan hasta 900 gramos, aunque se han llegado a encontrar ejemplares en zonas europeas con más de seis kilos de peso.

El caparazón de estos animales tiene forma abombada y un color entre amarillo y verde bastante diferente. Sus diferentes placas tienen los bordes en tonos negros y dentro suelen tener otro tipo de manchas, también negras. Por su parte, el dorsal de su caparazón, denominado espaldar, normalmente presenta una placa por encima de su cola, que no está dividida y que sirve como signo para distinguir a esta especie.

El plastrón de las tortugas mora es de color amarillo y tiene manchas negras, que se suelen ver bastante mejor en los ejemplares jóvenes, así como sus escamas en esta zona son más grandes que las del espaldar. La cabeza de las tortugas mora es de color amarillo y tiene machas de color negro que pueden llegar a unificarse. En la cabeza tienen una escama frontal y una prefrontal y además, esta tortuga tiene los ojos muy parecidos a los de otros animales como las ranas, saltones, con lo que se diferencia de otras tortugas que tienen ojos parecidos a las serpientes.

Tortugas moras

¿Dónde vive la tortuga mora?

Las tortugas moras son unos animales que suelen vivir en lugares muy áridos en los que llueve muy poco. Suelen vivir entre arbustos bajos y también entre matorrales. El tipo de clima en el que viven las tortugas moras está caracterizado por inviernos muy suaves en los que llueve poco, sin llegar a ser climas secos, y por veranos en los que si hace mucho calor y el clima es más bien seco.

La tortuga mora se suele esconder en la vegetación baja, entre garrigas y en otro tipo de arbustos, pudiendo subir hasta altitudes templadas. El lugar en que viven estas tortugas suele variar según la subespecie, aunque por lo general se trata de un hábitat puramente mediterráneo.

Las zonas europeas en las que existen tortugas moras son Grecia oriental, Italia, España y Turquía, así como también algunas islas del Mediterráneo. En cambio, en Asia están presentes en Turquía, en Siria, en Jordania y en Israel, entre otros lugares. Dónde más ejemplares hay es en África del Norte, y pueden encontrarse en Argelia, Marruecos y Túnez.

Sexualidad y reproducción de las tortugas mora

En este tipo de tortugas existe un marcado dimorfismo sexual y las hembras son de mayor tamaño. Los machos tienen una cola con una base mucho más grande y larga mientras que la cola de las hembras, que en general son de mayor tamaño, es mucho más corta y también más pequeña.

Los machos alcanzan antes que las hembras la madurez sexual, pues éstas lo hacen a los 8 o los 10 años y es por ello que crecen mucho más cuando son jóvenes y pueden llegar a ser mucho más grandes que los machos.

En cuanto a la reproducción, cabe reseñar que el cortejo tiene lugar cuando los machos se despiertan de la hibernación. El cortejo típico de las tortugas mora incluirá perseguir a las hembras y morderlas o golpearlas. Después, los machos suben encima de las hembras para inseminarlas, pero éstas podrán conservar el semen en un órgano especialmente preparado para ello hasta cuatro años.

Se trata de animales muy longevos que son ovíparos. Para poner sus huevos, las tortugas mora cavan agujeros en el suelo con sus patas de detrás. Normalmente pondrán huevos unas tres o cuatro veces, siempre durante los meses de mayo y de junio y la cantidad de éstos cambiará según el ejemplar. El tiempo en que incuban los huevos suele ser de dos a tres meses y normalmente, el sexo de los bebés tortuga dependerá de la temperatura que haga durante la incubación.

Tortuga mora

¿Qué comen las tortugas mora?

Las tortugas mora basan su alimentación en vegetales, y también en todo tipo de hortalizas diferentes. En estado salvaje, normalmente consumirán muchas plantas silvestres, mientras que en cautividad también se les podrán proporcionar hortalizas, pero sin excederse, ya que éstas cuentan con mucha proteína, que puede resultar negativas para estos animales.

Conservación de las tortugas mora

Las tortugas mora, como el resto de tortugas, se encuentra dentro de la Lista Roja de especies amenazadas que podrían llegar a extinguirse. Además la protege la Convención de Verna y está protegida también por varias normativas de la Comunidad Europea, con lo que no se pueden cazar estos animales y su cría y comercio cuenta con una reglamentación bastante estricta para garantizar la conservación de esta especie.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Tortuga
Tortuga boba
Tortuga boba

La tortuga boba es una de las especies de tortugas marinas más grandes que existen, pudiendo llegar a pesar desde...

Cerrar