Menú

Murciélago de la fruta

Murciélago de la fruta

Los murciélagos de la fruta son un tipo de murciélago que engloba familias de diferentes tamaños que variarán según el lugar de que sean originarios. Son unos animales con una visión bastante buena en comparación con otros murciélagos, y también tienen muy buen olfato, que les sirve para evitar peligros o encontrar alimento.

Características del murciélago de la fruta

Los murciélagos de la fruta contarán con características diferentes según su lugar de origen, pudiendo variar en tamaño e incluso en la forma de sus alas, atendiendo a los tipos de árboles frutales de los que se alimenten. Sus alas en general les ayudarán a poder volar a pesar de que haga viento.

Estos animales tienen por lo general unos dientes finos y afilados para poder comer fruta, así como lenguas muy largas que utilizan para alimentarse y después esconden en su caja torácica, por dentro del cuerpo, y no es su propia boca. Tienen una buena visión que utilizan para poder encontrar su comida, ayudándose también por su olfato. Además, estos sentidos también les sirven para poder evitar todo tipo de peligros.

Comportamiento del murciélago de la fruta

En cuanto al comportamiento de los murciélagos de la fruta, es interesante que son muy torpes aterrizando, pero esto no es porque tengan mala vista, sino porque tienen un penoso equilibrio y si no chocan con cualquier árbol, planta, muro o cualquier objeto, en muchos casos no son capaces de parar. Al estar acostumbrados nunca se suelen hacer daño en esta especie de “aterrizajes forzosos”.

Con sus alas, además de volar, también son capaces de mantenerse calientes mientras duermen. Se trata de un tipo de animales que viven siempre en grupos de gran tamaño y que además, forman pequeños grupos formados por un macho y varias hembras, entre los que establecen grandes vínculos.

¿Dónde vive el murciélago de la fruta?

El murciélago de la fruta es inteligente y siempre suele ubicarse para vivir cerca de las zonas en las que pueden encontrar muchas frutas y comida. Es frecuente encontrarlos en zonas de bosques muy espesos en las que hay árboles con frutas muy abundantes. Son animales que suelen vivir en climas calientes, ya que en éstos suelen haber muchas más frutas.

También son capaces de viajar tanto como sea necesario en algunos meses del año para poder encontrar comida, pero siempre vuelven a su lugar especial a descansar antes de que se haga de día. En muchos casos no les dará tiempo de encontrar nada de fruta.

Por el día suelen dormir entre hojas y árboles, protegiéndose de los depredadores y escondiéndose en la oscuridad. Es también muy común encontrarlos en lugares oscuros y en grietas, y en muchos casos también buscan el agua.

Murciélagos de la fruta

Alimentación del murciélago de la fruta

Los murciélagos de la fruta, como su propio nombre indica, son animales que se alimentan de los frutos y frutas que cuelgan de árboles y arbustos. Es curioso pero estos animales no se comen todas las frutas, como la mayoría de gente suele pensar, sino que, con la ayuda de sus dientes especiales, trituran las frutas y se comen el néctar de éstas.

Se sirven especialmente de su olfato y de su visión especial para lograr encontrar las frutas y una de las subespecies sí que busca los alimentos por eco localización. Estos animales comen su comida en el aire en muchas ocasiones, pero también son capaces de realizar sus especiales aterrizajes y alimentarse después. Normalmente comerán los alimentos pequeños en el aire y tendrán que parar para comer el néctar de los frutos de mayor tamaño.

¿Cómo se reproduce el murciélago de la fruta?

Como ya se ha explicado, en las subcolonias se establecen pequeños grupos formados por un macho y varias hembras dónde los machos están continuamente frotándose con las hembras. Cuando se hayan apareado, las hembras tendrán las crías dentro de ellas y las gestarán durante seis meses, teniendo una cría en cada parto. Este pequeño animal dependerá de su madre porque sus alas no podrán volar hasta pasadas seis semanas. Los bebés permanecen con las madres hasta cuando ellas se encuentran buscando comida, cogiéndose al cuerpo de las hembras con sus patas.

Son animales que dejarán de lado el aparearse si están buscando comida o un territorio. Se trata de un proceso de selección natural especialmente desarrollado para que no se produzcan superpoblaciones en todas las áreas en que se instalen a vivir este tipo de animales.

Depredadores del murciélago de la fruta

En cuanto a los depredadores del murciélago de la fruta, cabe reseñar que no son animales que tengan muchos depredadores naturales, ya que viven en lugares bastante aislados. En ocasiones, algunas aves como los halcones o las águilas sí que los atacan mientras están volando y en otras ocasiones podrán ser devorados por ardillas, serpientes u otros animales cuando se encuentren descansando en los árboles, pero normalmente esto no suele suceder.

También existen diferentes zonas en el mundo en las que los murciélagos de la fruta se ubican bastante cerca de los seres humanos. En estos lugares pueden llegar a ser comidos por gatos u otros animales domésticos.

Y por supuesto, otro de los depredadores de los murciélagos de la fruta es el ser humano. Cuando cualquier persona encuentra estos animales en su jardín o en su huerto, pone las medidas que hagan falta para lograr deshacerse de estos animales. También pueden encontrarse en terrazas o áticos, con lo que sin duda si se encuentran serán exterminados a fin de evitar infecciones y poder lograr recolectar la fruta de los árboles sin ningún problemas de plagas.

Se debe tener en cuenta que se trata de animales que pueden llegar a ayudar a crear más fruta, ya que contribuyen a crear más semillas, y siempre que se utilicen medios para echarlos de las zonas habitadas por humanos, la última opción debe ser siempre la exterminación, ya que se trata de seres vivos que aunque actualmente no se encuentran en peligro de extinción, si se comienzan a cazar indiscriminadamente se podría llegar a reducir su población drásticamente a manos de los seres humanos, como ya ha sucedido con tantas otras especies en la historia del planeta.

Calificación: 4.6/5 (9 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Murciélago
Taxonomía de los murciélagos
Taxonomía de los murciélagos

Cerrar