Menú

Delfin mular

Delfines mulares

Existen varios delfines ibéricos pero sin duda los delfines mulares son la especie de mayor tamaño, pues sobrepasan los cuatro metros de largo, aunque estos animales tienen una gran variabilidad en tamaños, formas y colores según la región geográfica en la que se encuentren, pues se han encontrado también ejemplares de 1,5 metros. En cuanto a su peso, este varía entre los 130 y los más de 300 kilos y se puede distinguir entre la variedad pequeña, cuyos ejemplares viven más cercanos a las zonas costeras y una mucho más grande cuyos exponentes viven alejados de ella.

El color de los delfines nariz de botella es bastante complejo, pues varía desde el gris al blanco pasando por el rosa, según la luz. Además, algunos ejemplares tienen manchas en el vientre o en el hocico y no suelen haber muchas diferencias entre machos y hembras, aunque los primeros siempre son más grandes.

¿Dónde vive el delfín mular?

Existen un gran número de ejemplares de delfines nariz de botella que viven en las aguas de la costa e incluso entran muchas veces a los ríos por los estuarios de gran tamaño mientras que otros muchos ejemplares, sobre todo los más grandes, viven en las aguas oceánicas y abiertas.

En casi todas las costas españolas abunda esta especie de delfín, tanto en la Península Ibérica como en las costas de las Islas Baleares. Las aguas de la Península Ibérica albergan las especies costeras, que suelen estar relacionadas con las actividades humanas.

Aunque hace muchos años era un delfín mucho más numeroso, en la actualidad sus poblaciones son cada vez más pequeñas y tienden a estar fragmentadas. Estos animales se encuentran en grupos de ocho hasta a treinta ejemplares, aunque en Galicia muchas veces se concentran cientos de ellos, algunos de gran tamaño.

También se trata del delfín más común a los acuarios porque se adapta muy fácilmente a la vida en cautividad, pero cabe reseñar que su peor enemigo es la acción del hombre, desde la caza hasta las capturas accidentales pasando por la contaminación del agua.

Tursiops truncatus

Costumbres de los delfines mulares

A pesar de que los delfines mulares son unos interesantes animales que cuentan con muchísimos dientes en sus mandíbulas superiores e inferiores, éstos no los utilizan para masticar sino que sujetan y tragan sus alimentos enteros cada vez que comen.

El delfín mular tiene una dieta realmente variada ya que se alimenta de besugos, merluzas, pulpos, calamares, caballas, gambas etc. y tiene la curiosa costumbre, al estar acostumbrado a la presencia humana, de nadar al lado de los barcos para hacerse con los desperdicios de la pesca, lo que en algunos casos es un peligro para ellos mismos pues se producen accidentes que acaban con su vida.

Los delfines nariz de botilla suelen tener un comportamiento muy gregario, ya que acostumbran a formar grupos grandes que suelen estar compuestos en la mayoría de casos por individuos de su propia especie, aunque a veces algunos ejemplares se separan del resto y nadan en solitario. Son delfines bastante adaptados a otras especies e incluso llegan a tolerar la compañía de los humanos.

Es sorprendente su velocidad de nado, ya que pueden llegar a alcanzar incluso los 50 km/hora y también una especie de velocidad/crucero de entre 25/30 kilómetros cada hora, lo que les permite nadar largas distancias y además, lo hacen muy bien y bucean también de forma experta, pudiendo llegar a bajar hasta doscientos metros, aunque no suelen pasar de los 30. Si están relajados pueden pasarse hasta 20 minutos debajo del agua sin problemas.

El delfín mular suele dormir unas cuatro horas al día por la noche, y el resto del tiempo no dejan de realizar actividades: desde desplazarse hasta cazar e incluso jugar y también son muy solidarios, con lo que nunca abandonan a sus compañeros enfermos. Si se produce algún ataque de otra especie prepararán técnicas defensivas en conjunto para lograr resistirlo.

Los delfines mulares no pueden ver de frente porque tienen los ojos a los lados de la cara, pero utilizan una técnica sonar pues tienen unos oídos privilegiados que les ayudan a moverse por el espacio, ya que se trata de sonidos de alta frecuencia que les permiten saber dónde se encuentran las rocas, los barcos o la comida. Para comunicarse se sirven de unos sonidos espectaculares que se denominan “clics”. Cuanto más agudos sean los sonidos más claras serán las “imágenes”. Estos delfines se comunican de esta forma tanto para cazar como para conocer a otros individuos, así como para detectar depredadores o simplemente para orientarse en el mar.

¿Cómo se reproduce el delfín nariz de botella?

En cuanto a la reproducción de los delfines nariz de botella, cabe reseñar que para conocer el sexo de estos animales bastará con ver su región ventral. Los machos suelen tener dos aberturas longitudinales: la más cercana a la cola es el ano y la siguiente es la genital. Los ejemplares femeninos tienen las mismas oberturas pero más cercanas entre sí, no hay casi distanciamiento y en cada una de estas cavidades hay dos pliegues que es dónde están ubicadas las mamas.

Las fechas dónde las cotas de reproducción son más elevadas suelen variar de unas regiones a otras, pero normalmente es en la primavera cuando se dan los picos más elevados. Estos delfines realizan el acoplamiento cuando los machos curvan sus colas bajo los vientres de las hembras e introducen su miembro en la cavidad genital del ejemplar femenino. Es curioso como el tipo de cicatrices que aparecen derivadas de estos momentos de “juego amoroso” son especialmente diferentes, con forma de mordidas.

Después de esto, las crías suelen nacer en verano, siempre después de doce meses de gestación y suelen medir un metro de largo y pesar algo más de 10 kilos. Su pigmentación puede variar desde el color plata con manchas hasta el negro total. En el parto el resto de hembras cuidan de la que está pariendo y la ayudan si es necesario. Curiosamente a estas “comadronas acuáticas”, se las denomina tías. Las madres amamantarán a sus crías hasta los 20 meses aunque después de 6 o 7 meses ya les darán algo de comida, hasta que aprendan a cazar, aunque no será hasta los dos años que no tendrán independencia.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Delfín
Taxonomía de los delfines
Taxonomía de los delfines

Cerrar