Menú

Vida de las mariposas

Vida de las mariposasDuración de la vida de las mariposas

El ciclo de vida de las mariposas es muy variable, puede durar desde unos pocos días hasta varios meses, dependiendo de la especie. Un claro ejemplo es la especie “Bombix de la morera” (Bombyx mori) que vive tan poco tiempo que no se llega a alimentar cuando adulta, su única misión es buscar pareja para poder efectuar una puesta. En cambio otras especies de mariposas viven mucho más tiempo, en particular las que hibernan en forma adulta. Aquí encontramos las “Mariposas Monarcas” (Danaus plexippus) cuya generación migratoria pueden vivir hasta 9 meses.

Cualquiera que sea la duración promedio de vida de una especie, cada uno de estos insectos atraviesa una metamorfosis completa de cuatro etapas sucesivas: huevo, larva, pupa o crisálida y adulta.

HUEVO

La etapa embrionaria tiene lugar dentro del huevo y comienza cuando la mariposa hembra deposita sus huevos en la planta hospedera. Este período que puede durar entre 3 y 8 días es el más vulnerable del desarrollo, debido a los depredadores y a las avispas parasitarias.

A partir de la puesta el pequeño huevo comienza a transparentarse, por lo que es posible ver la larva antes de su salida al mundo exterior. Cuando llega el momento de eclosionar, la joven oruga comienza a cortar con sus diminutos dientes la resistente cáscara que la ha protegido, lo cual hace en forma de tapa circular. Luego de despejado el paso sale de su refugio con movimientos serpenteantes y se alimenta de la cáscara vacía, la cual constituye el primer alimento que le va a proveer los nutrientes que necesita para vivir.

LARVA

En estado larval las mariposas no tienen ojos compuestos, ni patas y mucho menos esbozos de alas. La larva solo se alimenta de sustancias vegetales, por lo que deben localizar una planta de la cual alimentarse en los días subsiguientes (algodoncillo, trigo, otros cereales). Usualmente es la planta sobre la que nacen porque las hembras como buenas madres prevén esta situación al colocar sus huevos.

Conforme consumen grandes cantidades de alimentos, engordan y crecen, convirtiéndose en jugosas y coloridas orugas. En este período es en el que se puede observar el cambio más notable de tamaño, pasando de un huevo que ocupa alrededor de 1 mm a una oruga que alcanza fácilmente los 4 cm. Este notable crecimiento y transformación las obliga a mudar la piel que las protege varias veces, hasta que llega el momento de la pupación. En esta etapa su última misión será encontrar un lugar seguro para la etapa de pupa.

PUPA O CRISÁLIDA

Ciclo de vida de las mariposas

La etapa de crisálida también es conocida como pupa, y es en la que pasan de oruga a mariposa adulta. En esta etapa pasiva ocurre una reorganización total de la anatomía del insecto, desarrollándose progresivamente patas, alas y un cuerpo con una estructura tripartita de cabeza, tórax y abdomen. Estos cambios metabólicos y morfológicos que ocurren para lograr que el organismo adopte una estructura totalmente distinta, son un prodigio de la naturaleza.

Las crisálidas tienen formas y colores diversos para facilitar el camuflaje, además están recubiertas por una gruesa membrana de quitina que las protege durante este período de latencia. Esta etapa puede demorar un par de semanas como ocurre en algunas especies de mariposas, o puede demorar meses en los que el insecto hiberna esperando a que las condiciones ambientales se tornen favorables.

MARIPOSA ADULTA O IMAGO

La cuarta etapa comienza luego de que la mariposa lucha activamente por salir de la crisálida y emerge como mariposa adulta o imago. Al salir de la pupa las alas son un poco frágiles y flexibles, pero luego de unas horas se estiran y endurecen al máximo. Ya la vida como insecto alado puede comenzar.

La vida adulta de una mariposa puede durar semanas o meses. Cuando no están descansando, las mariposas vuelan en búsqueda de fuentes de alimento. Algunas especies como las mariposas monarcas realizan increíbles migraciones de varios millares de kilómetros. Pero en este período su misión principal es encontrar un compañero para aparearse y asegurar la continuidad de la especie.

Concluida la fase de apareamiento la mariposa vuela hasta agotar sus energías y así se cumple un ciclo más de vida.

Recomendados para ti