Menú

Cuidados básicos de una granja de hormigas

Cuidados básicos de una granja de hormigas

Para cuidar una granja de hormigas a la perfección y conseguir mantener a estos insectos en óptimas condiciones de salud e higiene debes tener en cuenta algunos puntos. A continuación te presentamos cuáles son los cuidados básicos de una granja de hormigas para enseñar a los peques de la casa muchas más cosas acerca de estos interesantes seres vivos.

Cuidados básicos para una granja de hormigas

En primer lugar consideramos básico cuidar al máximo la alimentación de tus hormigas para poder observarlas y estudiar sus sociedades, así como para mantenerlas en óptimas condiciones de salud durante mucho tiempo. Según qué especie tengas en tu granja deberás aportar unos elementos u otros para su dieta ya que éstas son muy diferentes dependiendo de la clase de hormiga de que se trate porque hay desde especies que comen hierba o granos hasta otras que comen carne. Las hormigas Messor barbarus, por ejemplo, comen agua con azúcar y alpiste porque son granívoras mientras otras necesitan insectos de pequeño tamaño porque son carnívoras como hay otras especies que se alimentan de jugo pues son nectarívoras.

En segundo lugar es muy importante contar en la granja de hormigas con la humedad adecuada teniendo también en cuenta la especie aunque valorando que en general todas las especies de hormigas requieren humedad para no morir deshidratadas con lo que lo mejor es incluir en la granja diferentes zonas húmedas con esponjas y reservas de agua que tendremos que rellenar o humedecer de forma periódica para mantenerlas sanas. Además las granjas de hormigas también deben contar con zonas secas para organizarse como prefieran para poner los huevos como prefieran para que se desarrollen.

El siguiente punto al que debemos prestar atención para llevar a cabo los cuidados básicos más importantes en una granja de hormigas es la luz. Lo mejor para las hormigas es que su granja no tenga luz porque esto les estresará, por lo menos mientras la colonia se esté desarrollando. Además nunca debe darles la luz directa del sol y también recomendamos aislarlas de vibraciones y de ruidos con lo que lo mejor es buscar un lugar tranquilo en la casa lejos de puertas, ventanas y zonas de transición en el que vayan a poder crecer y desarrollarse.

Estos insectos son animales subterráneos y las larvas y las reinas suelen estar siempre a oscuras al natural con lo que debe haber zonas iguales en las granjas para que se puedan esconder de la luz. Lo mejor para lograrlo en las granjas de hormigas será incluir zonas tapadas, hojas, etc. para que estos animales se sientan bien durante la puesta y sobre todo en la cámara de la reina.

También será muy importante cuidar al máximo la temperatura de la granja de hormigas alejando siempre a estos insectos del sol totalmente directo y de la iluminación muy fuerte. Con todo, también se debe evitar el calor fuerte y directo porque puede llegar a matarlas y tampoco es necesario incluir por tanto en la granja de hormigas ningún tipo de dispositivo para aplicar calor o frío si la granja se encuentra dentro de una casa o de un piso.

Lo mejor es dejar la granja a temperatura ambiente, siempre evitando superar los treinta grados e intentando que en invierno las temperaturas sean más bajas para facilitarles la hibernación.

Calificación: 4.6/5 (20 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Hormiga
Taxonomía de las hormigas
Taxonomía de las hormigas

Cerrar