Menú

Hormigas

Hormigas

La hormiga es un pequeño invertebrado que se encuentra por todo el mundo, con excepción de las regiones polares, incluyendo el Círculo Ártico y la Antártica. Como muchas otras especies de insectos, existen numerosas especies de hormigas que habitando en disimiles sistemas ecológicos, en todo el mundo.

Hay más de 12 000 especies identificadas de hormigas a nivel mundial, pero se estiman que estén cerca de un total de 14 000. Se cree que las hormigas evolucionaron de criaturas como las avispas, hace 100 millones de años, después de que las primeras flores aparecieron en la Tierra.

Se han encontrado hormigas de diferentes tamaños y variedad de colores, en dependencia de la especie de hormiga. Algunas especies incluso tienen alas, por lo que pueden volar, lo cual solo extiende el rango de su territorio. En los climas más húmedos de las junglas tropicales del Hemisferio Sur, las especies de hormigas son de las más grandes, a menudo, alcanzando más de varios centímetros de longitud.

Las hormigas son insectos extremadamente sociable y tienen una compleja estructura social donde cada hormiga tiene un propósito (realizar su trabajo con eficiencia). Las hormigas viven en colonias y tienen una estructura social, desde las obreras que almacenan los materiales y alimentos, y también atienden y crían a las larvas de hormigas(los bebés), hasta la hormiga reina, que dirige el nido y es la única hembra reproductora en su colonia.

La hormiga reina, a menudo, puede vivir por más de un año, lo que es considerablemente más tiempo del que viven las obreras, las que en realidad, solo duran un par de meses. La hormiga reina produce entre800 y 1500 huevos por día, los que son fertilizados por la esperma de las hormigas macho, presentes en el nido. Sorprendentemente, los huevos de hormigas que no han sido fertilizados, seguirán siendo incubados pero darán hormigas hembras estériles, que se convierten en obreras, al no poder reproducir.

Las hormigas son animales omnívoros y por eso comen una mezcla de plantas y material animal. La dieta de las hormigas, consiste primeramente, en hojas, hongos, miel, néctar, pequeños insectos y animales muertos, aunque la dieta exacta de la hormiga depende de la especie. Algunas hormigas tienen una alimentación más herbívora, mientras que otras especies se alimentan mayormente de carne.

red de hormigas

Debido a su abundancia y pequeño tamaño, las hormigas son presas de numerosos animales, desde diminutos insectos hasta reptiles, mamíferos y peces, e incluso ciertas especies de plantas han desarrollado modos para digerirlas.

Se dice que una hormiga puede cargar hasta 50 veces su propio peso, y puede jalar más de 30 veces su peso. Esto es el equivalente a una persona adulta promedio, levantando un elefante africano entero.

De muchas formas, las hormigas pueden burlar, durar y superar a los humanos. Sus complejas, sociedades cooperativas, les permiten sobrevivir y prosperar en condiciones que serían un reto en condiciones individuales. Estos son 10 aspectos fascinantes sobre las hormigas, que podrían llevarte a creer que son superiores a nosotros.

10 curiosidades sobre las hormigas

1. Las hormigas son capaces de cargar objetos que tienen 50 veces su peso con sus mandíbulas.

hormigas cargando un peso mayor que el suyo

Las hormigas utilizan su diminuto tamaño a su favor.

En relación a su tamaño, sus músculos son más gruesos que los de animales más grandes e incluso que los humanos. Esta proporción les permite generar más fuerza y cargar mayores objetos. Si nuestros músculos tuvieran la misma proporción que los de las hormigas, podríamos levantar un Hyundai sobre nuestras cabezas.

2. Las hormigas soldado usan sus cabezas para tapar las entradas a sus colonias y evitar que los intrusos puedan acceder.

En algunas especies de hormigas, las hormigas soldado tienen cabezas modificadas, moldeadas para ajustarse a la entrada del nido. Ellas bloquean el acceso al nido, sentándose dentro de la entrada, con sus cabezas hacia afuera, como el corcho de una botella. Cuando una hormiga obrera retorna al nido, tocará la cabeza de la hormiga para que el guardián sepa que pertenece a la colonia.

3. Algunas especies de hormigas protegen a las plantas a cambio de comida y abrigo.

Las plantas de hormigas o mirmecófitas, son plantas que tienen agujeros naturales donde las hormigas encuentran alimentos y cobija. Las cavidades pueden ser espinas huevas, los tallos, o los peciolos de las hojas. Las hormigas viven en los agujeros, alimentándose de las secreciones azucaradas de las plantas o de la excreción de los insectos que succionan la savia de las plantas. ¿Qué obtienen las plantas a cambio de proveer tan lujosas comodidades?

Las hormigas defienden a las plantas de los mamíferos herbívoros y de insectos, e incluso pueden podarlas de plantas parasitarias que amenazan con crecer sobre la planta huésped.

4. La biomasa total de todas las hormigas en la tierra es aproximadamente igual al total de la biomasa de todas las personas en el planeta.

¿Cómo puede ser esto posible? ¡Las hormigas son tan pequeñitas, y nosotros tan grandes! Pero los científicos estiman que hay al menos 1.5 millones de hormigas en el planeta por cada ser humano. Se conoce que existen más de 12 000 especies de hormigas, en cada continente excepto en la Antártica. La mayoría vive en regiones tropicales. Un simple acre de selva amazónica, puede hospedar a 3.5 millones de hormigas.

5. Algunas veces las hormigas tienden a relacionarse con insectos de otras especies como los pulgones o los saltahojas.

hormigas con otros insectos

Las hormigas harán lo que sea para obtener la secreción de los insectos que chupan la savia de las plantas, llamadas gotas de miel.

Para mantener este producto dulce, en provisiones cercanas, algunas hormigas cuidarán a los pulgones, cargando a estas plagas ligeras, de planta a planta. Los saltahojas, algunas veces se aprovechan de esta servicial tendencia, y dejan a sus crías para que sean cuidadas por las hormigas. Esto le permite a los saltahojas, dedicarse a formar otra camada.

6. Las hormigas esclavizan a otras hormigas, manteniéndolas cautivas, y haciéndolas trabajar para la colonia.

Un buen número de especies de hormigas, tomarán en cautiverio a hormigas de otras especies, forzándolas a hacer los quehaceres para su propia colonia. Algunas hormigas Olla de miel, incluso esclavizan hormigas de su propia especie, tomando a miembros de colonias vecinas para trabajar bajo sus órdenes. Las reinas Polyergus, conocidas como hormigas amazonas, asaltan las colonias de las desprevenidas hormigas Formica. La reina Amazona, buscará y matará a la reina Formica, y entones esclavizará a las obreras. Las obreras esclavizadas la ayudarán posteriormente a criar a su manada.

Cuando sus descendientes Polyergus alcanzan la madurez, su único propósito es asaltar otras colonias Formica y traer a sus pupas, asegurando un suministro estable de obreras esclavas.

7. Las hormigas vivieron junto a los dinosaurios

Las hormigas evolucionaron hace unos 130 millones de años durante el periodo Cretáceo. La mayoría de la evidencia fósil de los insectos, se encuentra en bultos de ámbar antiguo, o en la resina de plantas fosilizadas. El fósil de hormiga más antiguo que se conoce, es una especie primitiva y ya extinta llamada Sphercomyrma freyi, la cual fue encontrada en Cliffwood Beach, NJ. Aunque ese fósil solo data de 92 millones de años atrás, se ha probado que otros fósiles de hormigas tienen una línea sucesoria hasta las hormigas actuales. Esto sugiere una línea de evolución mucho más larga de lo que se pensaba, llevando a los científicos a estimar la aparición de las hormigas en la Tierra, en algún lugar, hace unos 130 millones de años.

8. Las hormigas comenzaron a cultivar antes que los humanos.

Las hormigas cultivadoras de hongos, comenzaron su aventura agrícola, unos 50 millones de años antes que los humanos pensarán en levantar sus primeros cultivos. La primera evidencia sugiere que las hormigas comenzaron a cultivar hace unos 70 millones de años, en el periodo Terciario. Más increíble aún, es que estas hormigas utilizaron sofisticadas técnicas de horticultura, para mejorar el rendimiento de sus plantaciones. Secretaban químicos con propiedades antibióticas para inhibir el crecimiento de los cultivos, e idearon protocolos de fertilización utilizando estiércol.

9. Algunas hormigas forman “supercolonias”, comunidades masivas de hormigas que pueden extenderse a través de miles de millas.

colonia hormigas

Las hormigas argentinas, nativas de América del Sur, ahora habitan en cada continente, excepto en la Antártica, debido a introducciones accidentales. Cada colonia de hormigas tiene un perfil químico que la distingue, y que posibilita a las integrantes del grupo, reconocerse entre ellas, y alertar a la colonia de la presencia de extraños. Recientemente los científicos descubrieron que la masa de todas las supercolonias ubicadas en Europa, América del Norte y Japón, comparten el mismo perfil químico, lo que significa que son, en esencia, una supercolonia global de hormigas.

10. Las hormigas siguen los rastros de esencia dejados por las hormigas exploradoras para recolectar alimentos.

Siguiendo los rastros de feromonas creados por otras hormigas de la colonia, las hormigas recolectoras pueden acumular y almacenar comida de una forma eficiente. Una hormiga exploradora, primero abandona el nido en busca de comida, y vaga al azar hasta que descubre algo comestible. Entonces consumirá algo de este alimento y regresará al nido en línea recta. Al parecer, estas hormigas exploradoras pueden observar y recordar señales visuales que les permite retornar de manera rápida al nido. En el regreso, la hormiga exploradora deja un rastro de feromonas, esencias especiales que guiarán a sus compañeras a la comida. Es entonces cuando las hormigas vagabundas siguen el rastro, cada una añadiendo más esencia al sendero, remarcándolo para las demás. Las obreras continuarán los viajes de ida y vuelta por toda la línea hasta que se agote la fuente de alimentos.

Recomendados para ti