Menú

Acuarios para peces

Acuarios para peces

Primero de todo, cuando vamos a meter peces en el acuario, debemos seguir unas pautas. Es recomendable introducir la bolsa cerrada en el acuario aproximadamente una media hora. Después debemos abrir la bolsa y meteremos una taza de agua en el acuario, repitiéndolo dos veces con un intervalo entre medias de unos 15 minutos.
Habiendo hecho estos pasos, ya dejamos salir a los peces de la bolsa, sin prisas.

Cuando queremos meter en un mismo acuario distintas especies de peces y plantas debemos tener en cuenta varios factores para tener éxito ya que se trata de un proceso complicado. Si conseguimos que la población de peces y plantas se mantenga y además se reproduzcan habremos obtenido un equilibrio y resultado excelente.

Aquí te mostramos algunos consejos, aunque no existe una técnica infalible para que tu acuario sea productivo. La elección de los peces es importante. Se deben tener en cuenta sus características y compatibilidades a la hora de convivir en el mismo acuario.

Por tanto, deberemos tener en cuenta factores como las necesidades de ciertas características en el agua, el ph, la temperatura, etc. También debemos considerar las necesidades alimenticias de las especies elegidas.
En cuanto al tamaño del acuario, mejor cuanto más grande, aunque con limitaciones. No es recomendable que la altura de la pecera supere los 60 cm de altura, principalmente por la presión ejercida por el agua. Además, resulta más incómodo a la hora de mantenerlo limpio.

La decoración es algo que puede resultar menos importante a simple vista, pero influye en las condiciones de los peces. Por ejemplo, para peces de agua salobre se recomienda introducir sal marina y rocas tobas con el fin de endurecer el agua, lo que reduce la posibilidad de introducir plantas en el mismo acuario.

La iluminación es otro factor a tener en cuenta, así como los filtros del agua, debido a que hay especies de peces que necesitan mayores niveles de oxígeno, por lo que se recomiendan los aireadores. Una regla que podemos seguir es la de por cada centímetro de pez, pondremos litro y medio de agua, aunque algunas especies necesitan mucha más.

Tipos de acuarios

Tipos de acuarios para peces

Acuario de agua dulce templada

Los peces de colores se adaptan perfectamente a los acuarios de agua dulce templada. En este tipo de acuario, el agua está a una temperatura ambiente de entre 18 ° y 20°C.

Mientras que los peces son pequeños, un acuario de 80 litros bastara. Pero éste es provisional, ya que los peces crecen rápidamente. El tipo de acuario debe ser en vidrio, sin marco o con cristales ajustados con juntas de silicona.

Acuarios de agua dulce tropical

Existen cuatro tipos de acuarios todos dotados de un agua que varía entre 24 ° y 30°C.

El acuario colectivo

En esta acuario pueden convivir peces y plantas que no son originarias de la misma región. Este tipo obedece a reglas ecológicas estrictas . Hay que conocer bien cada especie y sus necesidades.

El acuario regional

Este acuario es una réplica miniatura de un ecosistema. Por ejemplo, podemos reproducir un ecosistema asiático. No podemos olvidarnos de las plantas, que deben ser también reproducidas.

El acuario específico

En este tipo de acuarios nos ocupamos sólo de una especie o de una familia de peces que tienen características comunes.

El acuario holandés

Son las plantas las que le dan valor a los peces y no al revés. Este tipo de acuario está empotrado la mayoría de las veces en una pared. El mantenimiento es difícil. Este tipo de acuario está reservado para los apasionados de las plantas.

El acuario de agua de mar tropical

El elevado coste de los peces de este tipo, hace que estos acuarios estén reservados para los bolsillos más privilegiados. Además, los complementos también son bastante caros. Además, es difícil hacer que se reproduzcan este tipo de peces.

Para un principiante, es preferible comenzar con un acuario de agua dulce.

Calificación: 4.2/5 (6 votos).
Envía un comentario

Send this to friend