Menú

Tiburón blanco

Tiburón blanco

A pesar de que el público general se horroriza solo con escuchar el nombre del gran tiburón blanco, lo cierto es que pocos saben que realmente este es un animal muy poco propenso a atacar seres humanos. De hecho, los especialistas comentan que tal vez la carne humana no les parezca muy apetitosa. ¿Cómo es posible determinar que no les gusta nuestra carne? Según los ictiólogos la prueba de esto es que los tiburones solo dan una dentada “de prueba” a los bañistas, sin repetir en casi ninguna ocasión. Es por ello que se cree que realmente este pez de sentidos tan aguzados confunde a los seres humanos con otros animales que sí formar parte de su dieta como las focas.

Por suerte para las personas atacadas, las dentadas del gran tiburón blanco no les cuesta la vida casi nunca. Solo entra en peligro la vida de las personas en caso de que el sangrado que provoca la mordida no pueda ser controlado a tiempo. En estos casos, las personas que se encuentren alrededor deben proceder inmediatamente, porque en primer lugar el sangrado puede ser letal. Además, la sangre vertida puede atraer a otros tiburones que sí contemplen a los seres humanos como alimentos.

¿Cuánto miden los tiburones blancos?

Alrededor del tamaño de los tiburones blancos hay una gran controversia, ya que desde hace siglos estos animales han sido estudiados, sin que los especialistas lleguen a un consenso sobre el tema. Uno de los aspectos que ha atentado contra el estudio de esta especie es su estilo taciturno y agresivo. Según los especialistas, es muy raro que un tiburón blanco se encuentre acompañado de otro animal. A tal punto llega su estilo solitario, que se tienen registros de que los ejemplares recién nacidos se alejan de su madre apenas salen de su vientre. Esta conducta se debe a que los tiburones blancos cometen canibalismo. O sea, los animales se comen entre ellos, en tanto haya algunos más grandes (los agresores) que otros (las víctimas).

Actualmente los estimados acerca del tamaño de los tiburones blancos adultos oscila alrededor de los 4 y los 6 metros. Su peso se estima alrededor de las 2 toneladas, aunque esto puede variar de un ejemplar a otro (y teniendo en cuenta el sexo del animal). Según evidencian los ejemplares estudiados en acuarios y universidades, los machos tienden a ser menores que sus compañeras.

Carcharodon charcharias

Primeros estudios sobre los tiburones blancos

La fascinación por el tiburón blanco tiene antecedentes muy antiguos. En primer lugar podemos hablar del mito popular que se ha creado entre marineros y amantes del mundo marino alrededor de un animal tan grande y misterioso. Los primeros apuntes sobre esta especie marina dan fe de ejemplares gigantes, casi legendarios. Con el paso de los años casi todos estos estudios han sido desmentidos por la ciencia moderna. Los seguidores de estos gazapos históricos pueden consultar el texto The Great White Shark, escrito y publicado a inicios de la década de los 90.

Gracias al ingenio y la tenacidad de los investigadores Richard Ellis y John E. McCosker hoy día podemos tener la certeza de muchos datos acerca del tiburón blanco. Entre los grandes logros de este tipo de investigaciones está que desmienten ciertas historias que hablan de tiburones blancos de once metros de longitud.

Los especialistas aseguran que hasta el momento no existe ningún dato que confirme la existencia de ejemplares de ese calibre. Entre los orígenes posibles de esos errores se encuentran que las personas hayan confundido al tiburón blanco con un tiburón peregrino o Cetorhinus maximus, parecido en su anatomía, pero de mucho mayor tamaño. Otro punto a favor de las erratas es la confusión entre las unidades de medidas empleadas en cada época, metros y pies, según la región o el país donde haya tenido lugar el avistamiento.

¿Qué sabemos acerca de los tiburones blancos?

En la actualidad todos los records acerca del tamaño de los tiburones blancos y otras especies deben ser corroborados por especialistas de la Asociación Internacional de Pesca Deportiva (IGFA). Aunque se tienen noticias de ejemplares de más de siete metros de longitud, no han sido dadas como ciertas en el campo científico por la falta de certificación de la IGFA. El último record establecido por esta institución data de 1959, cuando fue cazado un ejemplar que pesaba nada más y nada menos que 1208 kg. La caza tuvo lugar en aguas australianas, una de las preferidas de los tiburones blancos.

No obstante, el tiburón blanco o Carcharodon carcharias (su nombre científico) se encuentra en muchos otros puntos del planeta, en tanto sean aguas cálidas y templadas.

Puntero blanco

¿Cuál es el aspecto del tiburón blanco?

En caso de que te topes con uno de estos animales te cuento que su aspecto es bastante sui generis. Según los especialistas el cuerpo de estos peces es fusiforme y poseen un gran tamaño. Su nariz es un tanto pequeña –comparada con su cuerpo-. Pero de todos los detalles de su anatomía es precisamente la boca el foco delirante de los amantes y temerosos de los tiburones blancos. Será por aquel clásico del cine norteamericano que realizó Steven Spielberg en 1975, Tiburón, en el cual las fauces del animal eran dignas de un grito de terror.

La boca de este tipo de tiburones es tan grande que su mandíbula puede despegarse de su cabeza, haciendo de este momento un espectáculo impresionante, ya que la mayoría de los animales no tienen esta capacidad. Otro punto interesante con respecto a la boca es que esta se mantiene todo el tiempo abierta para que el agua entre y salga por las branquias del animal. El tiburón es un animal inquieto ya que, por su anatomía, en caso de que se detuviera perecería inmediatamente.