Menú

Tortugas marinas

Las tortugas en sentido general pertenecen al grupo de los reptiles. No es un mito creer que duran muchos años, ya que estos animales gozan de una larga vida. No obstante estas características generales, cuando se habla de las tortugas puede darse una confusión muy común entre las tortugas marinas y las terrestres. Muchas veces se piensa que se trata de la misma especie y realmente no es así, pues existen marcadas diferencias entre unas y otras.

Fotos de tortugas marinas

Rasgos distintivos de las tortugas marinas

La tortuga marina es conocida dentro del ámbito científico como Chelonioidea. Estos animales se distinguen por poseer un grueso caparazón, además de cuatro patas con una doble función: caminar y nadar, pues las tortugas marinas pueden trasladarse lo mismo por el agua que por la arena. Estas patas son al mismo tiempo patas y aletas.

El caparazón de las tortugas marinas también las distingue. Este tiene la peculiaridad de unirse por los dos lados, característica que les permite protegerse del peligro y el asecho de otros animales. Los caparazones de las tortugas marinas no son homogéneos. Su forma, así como sus colores, su grosor y hasta la textura pueden variar en dependencia de la subespecie que tengamos delante. De lo que sí no hay dudas es de la belleza de estos animales.

Una de las características de las tortugas que más impresiona al ser humano es el cuello, siempre tan largo y aparentemente elástico. En el caso de las tortugas marinas el cuello está compuesto por 8 vertebras. Aunque pueden guardarlo con facilidad en su caparazón, no les es tan sencillo moverlo.

Las tortugas marinas no poseen dientes. En su lugar cuentan en la región de arriba de la boca con picos capaces de cortar. Tampoco poseen oídos externos, estas tortugas tienen un sistema auditivo en el interior y les funciona muy bien.

Estos animales cuentan con un excelente sistema respiratorio. Tienen pulmones adiestrados para permitirles contener la respiración durante un lapso de hasta 10 minutos. Pero pasado este tiempo necesitan nadar hasta la superficie para tomar aire nuevamente.

Las tortugas marinas regulan su temperatura con actividades. Por ejemplo, si necesitan calentarse aceleran la velocidad al nadar; pero si necesitan enfriarse entonces descienden hacia zonas más profundas. Este sistema de regulación se debe a que carecen de una estructura corporal que lo haga.

Tal como dice el mito, las tortugas marinas tienen una vida larga. Se estima que pueden llegar a vivir de 150 a 200 años, lo cual, al menos comparado con el promedio de vida de los humanos, es mucho.

Tortugas marinas machos y hembras

La tortuga hembra y la tortuga macho

Como en casi todas las especies existen diferencias entre las hembras y los machos. Los machos suelen ser de menor tamaño, pero poseen unas colas diferentes de las de aquellas por ser más anchas y largas.

Habitat de las tortugas marinas

Alimentación, hábitat y reproducción

Las tortugas marinas se alimentan de coral, que les proporciona el calcio. También comen algunos tipos de vegetación, sobre todo acuática, además de algas. Incluso hay tortugas marinas que comen pulpos y medusas.

En cuanto al hábitat de estos animales hay que decir que se les puede encontrar en todas partes, aunque migran en algunos periodos. Pero otras se mantienen en una misma zona. En este último caso se encuentra la Tortuga Plana, que solo habita en Australia, específicamente al norte.

Las tortugas marinas alcanzan su madurez reproductiva y sexual a los 6 años, a veces a los 8. La copulación se produce al posarse el macho sobre la hembra, y una vez concluida, la hembra deposita los huevos en la playa, actividad que es conocida como desove Esta acción la realiza a través de un agujero que es además su sistema de excrementación.

Los huevos permanecen en el cuerpo de la tortuga hembra alrededor de tres semanas hasta que esta halla el sitio idóneo para ponerlos. Por lo general las tortugas buscan un lugar cerca de la costa, pero no demasiado. Los huevos se depositan en un hoyo que mide unos 50 cm. Pueden llegar a poner de 50 a 100 huevos.

Una vez nacidas todas, las pequeñas tortuguitas viajan en grupo hacia el mar. Esto casi siempre ocurre en las noches.

Tortuga Laúd

5 especies de tortugas marinas destacadas

Tortuga Laúd: Esta es una tortuga de gran tamaño, tanto que está considerada la más grande entre las tortugas marinas. Su tamaño puede llegar a los 2 m de longitud y su peso puede ser superior a los 900 kg. La tortuga Laúd se puede sumergir a casi un km de profundidad. Esta especie hace sus nidos en las costas del trópico, aunque en tiempos de migración puede partir al norte, llegando incluso a Canadá. Posee un caparazón formado por una pieza de 5 costados.

Tortuga Verde: Esta también es una tortuga grande. Posee un caparazón que puede medir alrededor de 3 metros. El peso de estas tortugas puede ser hasta de 350 kg. La tortuga Verde posee un hermoso caparazón muy colorido que puede ser de distintas gamas que van desde el negro hasta el amarillo, pasando por el gris, el verde y el marrón; todas muy atractivas. Aunque de jóvenes son carnívoras, luego, en su estado adulto solo se alimentan de vegetación. Habitan en zontas tropicales y también subtropicales.

Tortuga Boba: Esta es una tortuga cuyo caparazón es de una tonalidad marrón, tal vez algo rojiza. Este animal posee una cabeza de gran tamaño. La tortuga Boba habita fundamentalmente en Florida. Su tamaño es de casi aproximadamente tres metros y medio, y su peso está alrededor de los 180 kg. Su alimentación es a base de pequeños animales como cangrejos, medusas y moluscos.

Tortuga Carey: Estas tortugas deben su nombre a la forma en que tienen el pico, pues guarda cierta semejanza con los de las aves de rapiña. Esta es una especie que se distingue por la belleza de su caparazón, tanto es así que han están en peligro de extinción debido a la caza a la que han sido sometidas. Estas tortugas habitan en la zona del trópico y comen principalmente esponjas.

Tortuga Lora: Esta es la tortuga de menor tamaño entre las tortugas marinas. Mide aproximadamente 30 cm y pueden llegar a pesar 45 kg. Se las encuentra en el Golfo de México y en otras zonas del océano Atlántico. Se alimentan fundamentalmente de cangrejos.

Recomendados para ti