Menú

Lobo gris

Lobo gris

El lobo gris se le conoce también bajo el nombre científico Canis Lupis. Hablamos de un mamífero placentario que entra dentro del grupo de los carnívoros.

Esta variedad de lobo es conocido por la sociedad como lobo común, recordando que los lobos no son iguales. Por este motivo, para evitar equivocaciones con otras especies de lobos, es importante especificar que estamos hablando del lobo gris.

Características de los lobos grises

El lobo gris es una variedad de lobo bastante grande. En algunos casos puede llegar a pesar hasta 55 kg lo que hace que sea un animal poderoso. Esta fortaleza le ayuda a tener más posibilidades de éxito a la hora de cazar a sus presas con la ayuda de sus compañeros. Algunos animales pueden llegar a pesar más, pero no suelen ser tan comunes.

Esta variedad de lobo destaca por ser bastante largo. Si nos fijamos en sus medidas, podemos ver como un adulto puede llegar a medir de 1 a 1.6 metros, lo que demuestra que son animales bastante grandes.

El lobo gris cuenta con un hocico bastante largo. Este hocico ayuda a diferenciarlo de otros lobos. Y si te fijas en sus ojos, esta especie de lobo cuenta con una coloración amarilla, la cual es única en su especie.

Los lobos cuentan con una patas y una espalda realmente poderosa. Las patas traseras son ligeramente más largas que las delanteras para conseguir que el lobo pueda conseguir un mayor impulso en cada movimiento. Gracias a su físico, el animal puede correr largas distancias a gran velocidad y por ello poder tener más posibilidades de cazar a sus presas.

Las patas son realmente muy poderosas. No solo las usan para correr, sino que las usan para poderse mover con mayor facilidad por todo tipo de terrenos, incluso en los terrenos nevados. Gracias a esto, consiguen una mayor agilidad a la hora de moverse y tienen más posibilidades de capturar a sus presas.

Esta variedad de lobo camina apoyándose en sus dedos, los cuales son los que tienen el contacto con el terreno. Estos dedos están separados para conseguir una mayor estabilidad en todo momento. Eso sí, hay que destacar que en las patas delanteras cuentan con 5 dedos, mientras que las traseras solo cuentan con 4. Las garras del animal son desfiladas. Así el lobo evita resbalarse con facilidad sobre terrenos resbaladizos. Es más, también cuenta con vasos sanguíneos especiales a través de los cuales consiguen que sus patas y por ello sus almohadillas no se congelen en contacto con la nieve o el hielo.

El pelaje es otro de los puntos fuertes del lobo. Como veremos un poco más abajo, el lobo suele vivir en zonas bastante frías en ocasiones, por lo que necesita refugiar su cuerpo del frío. Para conseguirlo usa una doble capa. La parte interna evitar que el frío llegue al interior del cuerpo, mientras que la parte exterior, lo que conocemos por pelaje, evita que la suciedad y el agua puedan llegar a la segunda capa. Así el lobo gris tiene una gran protección a la hora de enfrentarse al frío de su entorno. Eso sí, el pelaje va variando según la época del año en la cual veamos al animal. Normalmente pasado el frío el pelaje cambia, pero algunas hembras no lo cambian hasta bien pasada la primavera. Y dependiendo de la zona donde nos encontremos al lobo gris, podemos ver una tonalidad u otra de pelaje.

Lobos grises

Hábitat del lobo gris

El lobo gris es una especie de animal que es capaz de adaptarse muy bien a diferentes entornos. Siempre que haya comida, puede que nos encontremos a esta variedad de lobo. Es decir, no solo lo vamos a poder encontrar en terrenos fríos y de montaña, sino que también lo podremos encontrar en llanuras o incluso desiertos, aunque esto no suele ser tan probable por la falta de caza.

Eso sí, el hábitat del lobo gris se ha reducido de manera importante por culpa del hombre. Esto hace que donde hace unos siglos había lobos, ahora no habite ninguno. El hombre los mata para evitar que se coman a su ganado.

Pero para evitar su desaparición, se están volviendo a introducir en sus hábitats. El objetivo no solo es el de conseguir que la especie vuelva a poblar tierras en las cuales antes habitaba, sino para conseguir que el hábitat tenga un buen equilibrio natural. Y es que este animal siempre se ha encargado de mantener las poblaciones de otras especies en orden.

¿Qué comen los lobos grises?

El lobo gris es un animal carnívoro que tiene una dieta muy variada. Esta dieta variará dependiendo del terreno en el cual habite.

Al lobo le suele gustar mucho comer ovejas, ciervos, cabras, bisontes, renos o alces entre otros animales. En ocasiones puede ser un animal oportunista y comer presas de otros animales o incluso puede llegar a ser caníbal en los casos de fuertes hambrunas.

En el caso de los lobos que viven de manera independiente a la manada, estos comen animales más pequeños, los cuales son más sencillos de cazar por un solo individuo.

Para que te hagas a la idea, un lobo gris puede comer de 3 a 5 kg de diarios de carne, pero si consiguen una presa tras muchos días sin comer, pueden llegar a ingerir hasta 15 kg de carne. Y una vez que han comido, pueden llegar a beber hasta 7 litros de agua.

Gracias a estas cantidades de comida, el lobo puede llegar a sobrevivir sin problemas más de 2 semanas sin comer nada. Durante este tiempo, su organismo estará fuerte para poder cazar en cuanto tenga la oportunidad. Si pasan más de dos semanas, entonces el animal comenzará a dar síntomas de debilidad. Cuanto más tiempo pase sin comer, menores serán sus posibilidades para sobrevivir.

Canis lupis

Reproducción del lobo gris

Los lobos cuentan con una cola especial. Cada uno de ellos cuentan con una glándula odorífica. Esto les permite tener un olor diferente a cada uno de ellos. Este olor lo usan para identificarse unos de otros y conseguir saber si el lobo pertenece a la manada o no.

La familia del lobo gris es monógama, es decir, solo el macho alfa es el que puede reproducirse con las hembras del grupo y por ello tener descendencia. De aquí que las luchas internas por el poder suelan ser bastante comunes.

El lobo no se reproduce a lo largo de todo el año, sino que se reproduce de enero a abril, época en la cual las tensiones internas por el poder son elevadas. Esto se debe a que gestación es de unos 60 días, lo que hace que las crías puedan nacer en época de abundancia. Cada hembra puede tener de 4 a 6 lobeznos.

No hay que olvidar que los lobos grises alcanzan su madurez sexual al segundo o tercer año de vida.

Estado de conservación

El lobo gris es un animal que de momento no está considerado como un animal en peligro de extinción. Pero lo que si podemos decir es que el número de lobos ha descendido de manera importante. Este descenso es provocado por el hombre, el cual no quiere tener cerca a esta especie animal.

Como he comentado antes, en muchos sitios están volviéndose a reintroducir, porque han llegado a desaparecer completamente. Los ganaderos no están nada contentos con estos planes de reintroducción, lo cual podría provocar que la especie tuviese problemas para volver a habitar estas zonas.

Evolución de la raza

Se estima que el lobo podría tener algo más de 52 millones de años, de aquí que se le considera una especie prehistórica.

La primera forma de cánidos son los miacidos, los cuales son considerados los antepasados de los lobos. Eso sí, de momento no se sabe exactamente de donde podrían ser originarios los lobos. Se estima que podrían provenir de América del Norte y luego haberse extendido por Asia y por América del Sur. Eso sí, casi todos los expertos piensan que el lobo procede de los cánidos, los cuales desaparecieron por el cambio climático.

Se estima que hace 2.5 millones de años hubo una especie de lobo llamada lobo gigante, la cual desapareció seguramente por no encontrar alimento suficiente para sobrevivir.

Calificación: 5/5 (3 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Lobo
Lobo etíope
Lobo etíope

Los lobos etíopes son una especie de cánidos bastante diferentes físicamente al lobo común, con lo que en muchísimos casos...

Cerrar