Menú

Águila Calzada

Águila calzada

El águila calzada es una de las especies más pequeñas que existen de esta familia actualmente sobre el planeta. Cuenta con una rapidez de vuelo increíble, y el cortejo del macho y la hembra es impresionante. Si quieres conocer muchos más datos e información sobre las águilas calzadas, tan solo tienes que seguir leyéndonos.

Características del águila calzada

El nombre científico que recibe esta ave es el de Hieraetus pennatus, aunque también entra dentro de la denominación de Aquila pennata. Si la comparamos con el resto de especies de águilas que existe en el mundo actualmente, nos encontramos que se trata de una de las que cuenta con mejor tamaño de todas, siendo la más pequeña de Europa. Su longitud solo va a llegar a sobrepasar los 50 cm en ciertos casos, cuando el ejemplar es muy adulto o a llevado una buena vida con abundantes presas. La envergadura de las alas llegará al 1,35 y tendrá tan solo 600 gramos de peso, a excepción de aquellas que son más grandes, que pueden sobrepasar el kilo.

De entre todas las especies que existen de águilas, con la que guarda mayor similitud físicamente, es con la perdicera, aunque esta última es mucho más grande. Para poder hacerte una idea del tamaño de esa ave, podríamos compararla con una gaviota, siendo esta última de mayor tamaño y envergadura, a pesar de esto, es una excelente cazadora por lo que, al igual que el resto de águilas, cuenta con unas garras muy potentes y un pico que le ayudará a dar muerte y despedazar a sus presas.

Cuenta con unas alas fuertes, muy anchas, ideal para planear, algo que utilizará para sobrevolar el terreno antes de hacerse con su víctima. Cuando hablamos de la coloración en su plumaje podríamos diferenciar dos tipos bien definidos. En primer lugar, tenemos una que cuenta con una tonalidad mucho más uniforme, de color castaño oscuro, teniendo solo la cola en color gris. Sin embargo, hay otro grupo de adultos que se encuentran dentro de la misma especie que son mucho más claros, mezclando ciertas partes en marrón oscuro, sobre todo la cabeza, con algunas pequeñas líneas también oscuras, pero el resto del cuerpo es más claro, a excepción de la cola que es también grisácea.

El nombre de águila calzada le viene a una característica muy interesante, y es que los tarsos de las patas, a diferencia del resto de especies, cuenta con un plumaje muy denso y por lo tanto es como si tuviera unas calzas.

A día de hoy se sabe que existen diferentes subclases de esta águila, encontrándose tanto en Europa, Asia y África.

Águilas calzadas

¿Dónde viven las águilas calzadas?

Tal y como te hemos dicho en las últimas líneas del anterior apartado, es muy común verlas en estas zonas del mundo, pero, por el contrario, no llegan a América. Generalmente, estas aves son muy comunes en el norte de España, como también en Francia. Otro de los lugares favoritos se encuentra en la Península Balcánica, siendo estos tres puntos una zona identificada como de cría, ya que llegan a esta parte, y esperan hasta que sus polluelos crezcan y cuando empieza a acercarse el frío y el otoño, sobre finales de septiembre y principios de octubre, empiezan a migrar hacia África.

En el momento que sienten que la época de invierno se acerca a su fin, toman el rumbo hacia Oriente Medio, incluida la India, lugar en el que también pueden llegar a habitar en vez de irse al sur de África. Una vez realizados estos viajes, volverán a su lugar de cría para repetir el ciclo. Aunque normalmente el águila calzada ha criado en Europa, son muchas las que aprovechan el buen tiempo de África para que sus crías nazcan aquí.

Cuando hablamos del lugar en el que suelen anidar, nos encontramos que prefieren los bosques, ya sean de coníferas o de hojas caducas, pero también son asiduos a los acantilados que se sitúan cerca del mar. De igual manera, saben adaptarse a todo tipo de terrenos y situaciones y se les ha llegado a ver en zonas desérticas.

Alimentación del águila calzada

Esta pequeña águila cuenta con un método de caza que se basa en la observación, ya sea en una cornisa de una pared rocosa, en la rama de un árbol, o planeando en círculos mientras vigila los movimientos de sus presas. Una vez que ha detectado que es el momento perfecto y que, por lo tanto, su víctima va a tener pocas posibilidades para escapar, es cuando se precipita rápidamente, batiendo en un primer momento las alas para ganar aceleración y luego deja las alas pegadas a su cuerpo para que, una vez que tiene a su presa, volver al cielo con el alimento. En aquellos casos que no haya podido conseguir la presa, pero esta se encuentra herida, será el momento de atacarla desde el suelo, aunque rara vez se arriesga tanto, pues prefiere volver a las alturas para seguir atacando sin que corra riesgo su vida.

De entre las posibles presas que esta ave se va a alimentar nos encontramos en gran medida los pequeños roedores como ratones o conejos, aunque dentro de su dieta habitual podemos destacar aves, siempre que no se encuentren por encima de su cadena alimenticia. En menor medida se alimentará de lagartos o insectos, pero esto ocurrirá cuando no encuentre ninguna otra presa más suculenta de la que alimentarse.

Hieraaetus pennatus

Reproducción del águila calzada

Cuando hablamos de la temporada reproductiva del águila calzada, estamos refiriéndonos a uno de los cortejos de apareamiento más espectaculares que existe, ya que estas dos aves, tanto el macho como la hembra, cuando se aceptan mutuamente para la copula, antes de todo van a realizar un pequeño cortejo en el que ambas águilas van a descender rápidamente desde las alturas para luego, cuando se encuentran muy cerca del suelo, ascender, girando en este momento el macho sobre la hembra.

El periodo reproductivo va a variar según en el lugar donde se encuentren, pudiendo ser desde abril hasta agosto, aunque en otras regiones ocurrirá de septiembre a diciembre.

Cuando empiezan a formar el nido, este suele estar compuesto de hojas y ramas, colocándolos tanto en acantilados, árboles, pero siempre en una zona de difícil acceso para posibles depredadores. Durante unos 40 días la hembra va a incubar a los huevos, que por lo general son dos, y una vez hecho esto, eclosionarán.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Águila
Águila Calva
Águila Calva

El águila calva tiene como nombre científico Haliaeetus leucocephalus , aunque popularmente también se la denomina águila americana. En otros...

Cerrar