Menú

Águila Imperial Oriental

Águila Imperial Oriental

El águila imperial oriental, es la especie de la que te vamos a hablar a continuación. Esta es una de las aves rapaces que se encuentra actualmente en peligro de extinción. Son muchos los motivos por los que se encuentran en este estado, pero el principal causante suele ser el hombre. Quédate y conoce uno de los animales más bonitos que podrás encontrar en el mundo.

Características generales del águila imperial oriental

  • Nombre científico: Aquila heliaca
  • Talla: 72 cm – 83 cm
  • Envergadura: 1m 80 – 2m 15
  • Peso: 2.5 Kg (machos) – 4.5 kg (hembras)
  • Longevidad: 45 años

El nombre científico de esta ave es el de Aquila heliaca, y aunque se la denomina águila imperial oriental, en muchos lugares se omite esta última palabra ya que es la única ave dentro de su categorización. Como una de sus curiosidades, antes compartía familia con el águila imperial ibérica, pero después de varios años de estudio, se determinó en el 1996 que estas dos subespecies tenían tantas diferencias la una con la otra que prefirieron que las dos tomaran caminos diferentes, quedándose el águila imperial oriental con la denominación principal.

Esta ave se parece mucho en su descripción al águila real si nos fijamos en su plumaje y en su aspecto, pero sin embargo su tamaño será algo menor. El color que más destaca en esta ave es el marrón, siendo más oscuro en las plumas del cuerpo y alas. Sin embargo, en los hombros, se le denotan una serie de plumas de color blanco muy típica en esta especie. Tanto en la nuca, como en ciertas partes de su anatomía, las plumas van decolorándose, teniendo una tonalidad más clareada. Su cola va a ser de un negro intenso, pero tendrá como característica principal en la especie una delgada línea blanca que separa este color oscuro con el marrón del resto del cuerpo.

Características generales del águila imperial oriental

Su pico le sirve para matar a sus presas.

Como podrás ver, tienen unos ojos enormes que utiliza mientras vuela para buscar y dar caza a sus presas, utilizando para esto tanto el pico afilado y sus potentes garras. Si nos fijamos en las garras, además de estar muy afiladas, están recubiertas casi en su totalidad por plumas, haciendo que sus patas queden más protegidas de posibles ataques de sus presas.

Las medidas del águila imperial oriental van desde los 72 centímetros hasta los aproximadamente 83 de longitud, por lo general es la hembra la que tiene las medidas más grandes que las del macho, viéndose este mucho más pequeño a su lado. Si hablamos de la envergadura de las alas de esta ave, nos encontramos que la hembra superará fácilmente los 2 metros, sin embargo el macho pocas veces llegará a esta cifra.

Dónde viven las águilas imperiales orientales

Esta ave rapaz es migratoria, esto quiere decir que vive donde el tiempo le es favorable. Las águilas imperiales orientales prefieren los lugares cálidos a los fríos. Por este motivo viven por Europa, el norte de África y parte de Asía. En estos lugares cuando empieza a notar el frío, se dirigen hacia el sur, ya que la temperatura es mejor. Suelen anidar en el norte cuando es verano, sin embargo, en invierno dejan el nido, ya que las crías tienen práctica volando y cazando y migran a una zona más caliente.

Hábitat del águila imperial oriental

La población ha disminuido dramáticamente en los últimos años.

La población mundial del águila imperial oriental ha descendido mucho, y aunque a día de hoy existen mecanismos para su conservación, observándolas por ejemplo, para saber cuántas quedan en total. Se ha estimado que puede haber unas 2000 parejas reproductivas en todo el mundo, contando desde Europa hasta Asia, aunque se piensa que poco a poco bajará este número.

Aunque le gusta vivir en zonas bajas, anidando en las ramas o copas de los árboles, se ha especializado en la creación de su nido en zonas más altas y rocosas, con el fin de evitar encontrarse con el hombre, principal causa de su extinción.

Qué comen las águilas imperiales orientales

Esta ave come todo lo que puede y encuentra mientras está volando, aunque su dieta habitual es el conejo, también se le ha visto capturando reptiles de mediano tamaño, como serpientes o lagartos. Si en su lugar de nidificación se encuentra un lago o un río, buscará la manera de cazar peces. De la misma manera, si en su zona de alimentación hay aves más pequeñas se lanzará en pleno vuelo hacia su presa para darle muerte y alimentarse de ella. Cuando se encuentra en un territorio con pocas presas vivas, puede incluso comer carroña, aunque no es lo más habitual.

Alimentación de las águilas imperiales orientales

En más de una ocasión se atacan por una misma presa.

Al igual que el resto de aves rapaces, el águila imperial oriental prefiere estar en el aire o en un lugar alto mientras está cazando. Va a observar todo el territorio localizando posibles presas, en el momento que ve una empieza a acercarse desde el aire, gracias a un vuelo silencioso y veloz. Con su agilidad y destreza lanzará las garras hacia la presa, en un primer intento tanto para agarrarla, como simplemente para herirla, dificultando así su huida. Es en este momento cuando o vuelve a atacar a su víctima con garras y pico, o entra en batalla con ella, si el animal se defiende. Una vez que ha dado muerte a su presa, se la llevará cerca de su nido para degustarla con mayor tranquilidad.

Cómo nacen las águilas imperiales orientales

Cuando el águila imperial oriental encuentra a una pareja, se queda con esta durante toda su vida, a no ser que esta muera, debiendo de buscarse en la siguiente época de celo una compañera con la que vivir y reproducirse. En el momento que la encuentran, deciden anidar en uno u otro nido en el que anteriormente vivían, eligiendo el de mejores condiciones, tanto por protección, como también el que tienen más recursos alimenticios. El nido estará construido sobre todo de pequeñas ramas, hierba seca e incluso plumas caídas.

Reproducción del águila imperial oriental

Su maduración sexual empieza a los 5 años.

La hembra va a poner como media unos 3 huevos, los cuales incubará en un periodo que va desde los 40 a los 45 días. Cuando la hembra necesita comer, será el macho quien se encargue de esta tarea, aunque por lo general siempre será la hembra quien proteja los huevos y le de calor. Una vez que nacen los polluelos, es el primero de ellos el que suele sobrevivir con mayor facilidad, ya que ha sido el que más ha comido y el que va a pujar más fuerte por la comida que los padres le den. Es a los dos o tres meses cuando empiezan a volar libremente cerca del nido, sabiéndolo hacer a la perfección cuando llega el invierno, su época migratoria.

Qué amenazas tiene el águila imperial oriental

Una de las principales causas por las que este animal se encuentre en peligro de extinción es debido a que se han cambiado o modificado las zonas en las que vive debido sobre todo a la acción del hombre. El ser humano ha ido creando carreteras, urbanizando bosques en los que habitualmente vivía perdiendo de esta manera su zona natural de localización. Todo eso, junto con las deforestaciones que se llevan a cabo y la caza ilegal consiguen que cada vez el número de especímenes de esta ave rapaz vaya disminuyendo.

Amenazas del águila imperial oriental

El ser humano es la principal causa de todos sus problemas.

También y debido a todo esto, indirectamente otras especies se han visto afectadas, por lo que el águila que las utilizaba como principal fuente de alimento, ha visto como el número de presas también ha bajado, escaseando la comida, no siendo posible que las crías crezcan sanas, muriendo a las pocas semanas.

Vídeo del águila imperial oriental

Águilas imperiales orientales comiendo y nidificando.

Calificación: 4/5 (4 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Águila
Águila Imperial Ibérica
Águila Imperial Ibérica

Una de las aves rapaces más importantes dentro de España es el águila imperial ibérica. Se puede encontrar desde la...

Cerrar