Menú

Águila Perdicera

Águila Perdicera

El águila perdicera es una de las de mejor tamaño que podrás encontrar entre las especies de aves rapaces. Este tamaño quizás le pueda suponer ser una presa para otros animales, pero sin embargo le ayudará a volar más rápido y con más agilidad, incluso entre los árboles si quieres saber más sobre este águila, quédate con nosotros y aprenderás seguro.

Características generales del águila perdicera

  • Nombre científico: Aquila fasciata
  • Talla: 67 cm – 74 cm
  • Envergadura: 1m 50 – 1m 80
  • Peso: 1.5 Kg. – 2 Kg
  • Longevidad: 30 años

Este animal puede que no parezca tan imponente como las otras águilas que comparten con ella la familia de las Accipitridae, sin embargo, tiene todas las características para ser una de las más bonitas y elegantes. Su tamaño que no llega en las hembras a más de 80 centímetros de largo y en los mayos que sobrepasan los 60 centímetros, las hace más livianas, con un cuerpo menos robusto que por ejemplo el águila imperial. El cuerpo las águilas perdiceras estará lleno de un plumaje pardo oscurecido, sin embargo en las alas este color se vuelve más marrón todavía. Cuando se la ve volando, el interior de las alas tiene el mismo color claro que el cuerpo, viéndose desde el suelo una tonalidad de ave más clara que de costumbre.

Características generales del águila perdicera

Tiene un cuerpo más ligero que otras águilas.

Los ojos de esta águila suelen tener un color amarillo muy vivo, siendo en comparación con el pico o la propia cabeza bastante grandes, ayudándole esto a cazar mucho mejor a sus víctimas. Para este fin también comparte una cualidad muy importante, que es su pico curvado en el extremo, el cual le ayuda a desgarrar la carne con mayor facilidad, tanto para rematar a las presas como para despellejarlas, pero también unas garras fuertes y afiladas, con las que transportará el alimento lo más cerca posible de su nido.

Dónde viven las águilas perdiceras

La distribución de esta águila es bastante amplia, pudiéndosela encontrar desde la parte más occidental de Europa, es decir, Portugal y España, hasta varias regiones de Asia. Sin embargo, a pesar de esta localización tan grande, prefiere los lugares cálidos, como ocurre en la península ibérica y en parte del Magreb, siendo estos donde mayor número de parejas reproductoras que existe actualmente.

Si nos situamos en España, las águilas perdiceras se van a concentrar sobre todo en Andalucía, sobre todo en Sevilla, o Almería, pero también en el centro peninsular como Madrid. Cuando la época de celo o de cría se inicia, se empiezan a desplazar a zonas más calientes, es decir hacia el sur, puesto que es aquí donde encontrarán mayor abundancia de comida.

Qué comen las águilas perdiceras

Tal y como su nombre común indica uno de los alimentos que se van a encontrar dentro de su dieta habitual es la perdiz roja, muy abundante sobre todo en España. Sin embargo, tal y como le ocurre al águila comemonos filipina, esta no solo se va a alimentar de esta presa, teniendo un rango bastante amplio de animales que se le ha visto cazando.

Qué comen las águilas perdiceras

Además de perdices, se alimenta de otras presas, como el conejo.

De entre ellos el conejo es otro de sus preferidos, como también otros pequeños mamíferos o incluso aves que captura al vuelo como palomas. En muy pocas ocasiones se le ha visto alimentarse de reptiles, aunque cuando el hambre apremia en estas aves, pueden llegar a darles caza. Sus fases migratorias también van a estar sujetas a la cantidad de presas que puedan encontrar, puesto que si viven en un lugar con mucho alimento, no van a sentir la necesidad de cambiar de nido.

Cómo nacen las águilas perdiceras

Esta ave rapaz se reproduce muy cerca de las montañas y sierras, no se sabe si este hábito ha sido condicionado por la proximidad del ser humano a sus nidos o porque simplemente se siente más segura en estos lugares en la que es muy difícil que tanto el hombre como otros posibles depredadores de huevos lleguen. El nido va a consistir en una maraña bien organizada de ramas y hojas que va a protegerlos tanto a ellos como a los polluelos. La puesta de huevos se lleva a cabo en los primeros meses del verano, siendo normal que la hembra ponga dos, los cuales incubará por un periodo no superior a 40 días.

Cómo nacen las águilas perdiceras

Los polluelos se crían con los padres al menos 3 meses.

En el momento de que los polluelos salen del huevo, van a ser cuidados y alimentados por ambos padres, dándole protección durante unos 3 meses, momento en el ya son jóvenes volando del nido para empezar a vivir independientemente.

Qué amenazas tiene el águila perdicera

Esta ave se encuentra actualmente dentro de un libro en el que se recoge todas las especies de aves rapaces que se encuentran en peligro de extinción en España. Aquí se puede ver que es vulnerable, debido a la multitud de muertes que ocurren cada año a causa de la caza, los tendidos eléctricos o incluso por la utilización del propio águila dentro de la cetrería, eliminando la posibilidad de que críen.

Vídeo del águila perdicera

Águila perdicera comiendo una presa.

Calificación: 5/5 (3 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Águila
Águila Harpía
Águila Harpía

El águila harpía es una de las especies exóticas de la familia de las Accipitridae y podrás ver en ella...

Cerrar