Menú

Águila culebrera

Águila culebrera

Las águilas culebreras son un animal originario de Europa y es por ello que también se las conoce popularmente como culebreras europeas. El nombre científico que tienen estas aves es Circaetus gallicus y se trata de un animal que por supuesto obtiene su denominación de su forma de alimentarse. Es realmente espectacular la gran destreza que tienen para cazar cualquier tipo de serpiente, de tamaños de lo más variado, e incluso también cualquier tipo de reptil.

Características del águila culebrera

En cuanto a sus características físicas, no se trata de una de las águilas de mayor tamaño que existen en el mundo. Mide más o menos lo mismo que las garzas reales, lo que se viene a traducir en una envergadura total de más o menos unos 180 centímetros. Como se trata de unos animales especialmente evolucionados para planear muy bien, son realmente ligeros, mucho más que las garzas.

Su vuelo es realmente espectacular, destacando sobre todo que por debajo son de color blanco mientras que las puntas de sus alas son realmente llamativas porque tienen un color bastante más oscuro y además presentan diferentes detalles. Si se tiene el placer de poder observar a estos animales de cerca, se puede ver como su pico y sus pies son de un llamativo tono azul pizarra. A muchas personas también les parecen similares a las lechuzas por la forma de su cabeza y porque tienen unos ojos amarillos realmente muy llamativos.

¿Dónde vive el águila culebrera?

Por contra a lo que sucede con las águilas americanas, las águilas reales suelen preferir como hábitat las zonas de campo abierto con mucho sol y montes bajos que también cuenten con algunos árboles sueltos.

En la antigüedad, eran nativas de toda el área de Europa central en que los árboles habían sido talados, aunque no presentaban poblaciones mayores en ninguna zona concreta. Vivían en las zonas de pastizales pero más tarde, al introducirse los abonos y empezar a utilizarse el arado, estos animales también comenzaron a desaparecer, ya que no encontraban serpientes ni otros reptiles de los que poder alimentarse. Se cree que por estas zonas se mataron los últimos ejemplares al final del siglo XIX e incluso se recolectaban para utilizarlas en colecciones científicas y se robaban sus huevos.

Se distribuyen desde Europa hasta el norte de África, pero también hacia el este, dónde ocupan grandes terrenos, incluso estepas de zonas de Asia y pueden verse también más lejos de la India. Sí son animales con unas marcadas costumbres migratorias. En septiembre se marchan de estos territorios regresando en los meses de cría que tienen lugar entre marzo y abril. En los meses más fríos del año se marchan en busca de calor al norte de África.  Este animal se puede encontrar a lo largo y ancho de toda la Península Ibérica, aunque dónde menos ejemplares hay es en las zonas cantábricas y en las zonas que se encuentran cultivadas en las mesetas.

Circaetus gallicus

¿Qué come el águila culebrera?

El alimento principal de estos animales son las serpientes. Suelen comer ejemplares de todo tipo y tamaño, ya que son expertas en cazarlas, aunque también se alimentan de otros animales como ranas o lagartos e incluso de insectos o de algunas aves que viven normalmente por el suelo. Si tienen mucha hambre y no encuentran alimento pueden llegar a consumir todo tipo de insectos y hasta caracoles.

Necesitan contar con amplios territorios para poder cazar y para hacerlo, planean muy alto buscando sus nuevos alimentos o víctimas hasta que las encuentran. Cuando lo hacen, se quedan quietas en el mismo lugar, moviendo sus alas hasta que ven el momento perfecto para atacarlas.  Son capaces de atacar a serpientes de gran tamaño de incluso dos metros de largo. Para atraparlas se mueven a su alrededor batiendo sus alas para que las serpientes no puedan huir mientras las atacan a picotazos. Cuando ya las tienen heridas las cogen con sus fuertes patas de la nuca y se las llevan por el aire para alejarse a un lugar más seguro, como por ejemplo las copas de los árboles. Si tienen mucha hambre y se trata de serpientes muy pequeñas se las comen mientras vuelan. En muchas ocasiones, las águilas macho cazan serpientes y las mantienen en el buche para dárselas después a sus crías.

La reproducción del águila culebrera

La reproducción de las águilas calvas también es bastante característica. En este caso, además de hacer acrobacias en vuelo, los machos hacen ruidos para atraer a las hembras y hacen muchos vuelos totalmente en picado. Estos animales ponen sus nidos en zonas de árboles que son bajas, aunque también en lugares donde no hay árboles, o en arbustos ubicados en los agujeros de las rocas y los suelen hacer los dos miembros de la pareja, aunque también en algunos casos eligen los nidos que otras aves han abandonado. Teniendo en cuenta el tamaño de estos animales cabe reseñar que sus nidos son a veces muy pequeños.

El período de incubación tiene lugar en los meses de mayo y de junio, llegando a durar hasta 40 días y siempre tienen sólo un huevo de gran tamaño, con más de 70 milímetros de color blanco. Por muchas cosas que pasen las hembras no se mueven del nido. Una vez nacen, los pollos estarán con sus padres hasta pasados 80 días. Las madres los protegen y los padres se encargan de buscar el alimento para ambos.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Águila
Águila Pescadora
Águila Pescadora

Os queremos presentar a la conocida como águila pescadora, la cual recibe dicho nombre dado que su alimentación se basa...

Cerrar