Menú

Águila Comemonos

Águila comemonos

Tal y como su nombre indica, esta águila se ha dado a conocer por una de sus características en la alimentación, que es la caza de monos salvajes para comérselos después. El águila comemonos tiene un aspecto también muy identificativo, tanto por su plumaje blanco en el pecho, como sus plumas de la nuca, que puede levantarlas y por otros detalles. Si quieres conocerlos todos, no dudes en seguir leyendo, ya que aprenderás mucho sobre este curioso animal.

Características generales del águila comemonos

  • Nombre científico: Pithecophaga jefferyi
  • Talla: 86 cm – 102 cm
  • Envergadura: 2m 10 – 2m 50
  • Peso: 7 Kg – 8 Kg
  • Longevidad: 30 años

El águila comemonos también recibe otro nombre, que no es ni por asomo su nombre científico, siendo este bastante complicado de pronunciar (Pithecophaga jefferyi). El que cada vez es más utilizado, junto con el que ya conoces es el águila filipina, puesto que su origen y descubrimiento ya hace cerca de dos siglos fue en los bosques de esta región.

Como puedes ver por su aspecto, es un águila bastante diferente a lo que solemos encontrarnos con normalidad en otras águilas como por ejemplo la águila imperial, aunque sigue perteneciendo a la familia de las Accipitridae. El color de su plumaje es por las alas marrón oscuro, con un leve bordeado en color blanco o dorado, mientras que en el pecho y resto del cuerpo (exceptuando la cabeza) es de color blanco u ocre. En la cabeza tiene un plumaje en forma de cresta que puede o bien mantener en la nuca o levantarlo dándole un aspecto completamente diferente. Estas plumas tendrán una colocación marrón mucho más clara que en las alas, y también contará con bordes blancos.

Características generales del águila comemonos

El macho suele ser más pequeño que la hembra.

El tamaño va a variar desde los 86 cm de longitud para los machos, y unos 102 cm en las hembras, siendo estas últimas tanto las más altas, como también las más pesadas pudiendo pesar más del doble que su compañero (4,7 a 8 kilos).

Por toda la información anteriormente escrita, este animal se considera uno de los más raros del mundo, ya que solo puede ser encontrado en Filipinas, aunque pueda confundírsele con el águila comemonos de Venezuela, son especies completamente diferentes,

Dónde viven las águilas comemonos

Tal y como adelantábamos hace un párrafo anterior, el águila comemonos solamente podrá ser observada, a no ser que viva en cautiverio, en Filipinas. De entre las cuatro islas que forman este país, es en Mindanao donde tiene una población mayor, aunque también se la puede observar en Samar, Leyte o incluso en Luzón. En la primera de las islas, puede haber unas 230 parejas reproductivas, y ya este número va reduciéndose según las islas que nos encontremos. La población por lo tanto del águila filipina es muy reducida, y está teniendo graves problemas tanto para localizar un lugar donde vivir como también para encontrar una fuente de alimento abundante.

Hábitat del águila comemonos

Es una especie única de Filipinas y vive en los bosques.

Esta ave vive en los bosques, siempre y cuando tengan una altitud relativa, puesto que prefieren alejarse del ser humano, buscando bosques muy poblados de árboles y con bastante vegetación en lugares más altos y escondidos. Esto también le va a ayudar a conseguir cazar su principal alimento: el mono.

Qué comen las águilas comemonos

Existe una pequeña leyenda en la que se cree que estos animales únicamente comen monos, en especial el macaco de cola larga, que es el que más se encuentra en estos parajes sin embargo se ha comprobado que estas águilas pueden comer de todo, siendo en mucho de los casos oportunista, es decir, cazan lo que puedan llevarse al pico. El origen de su nombre puede ser porque en el momento que se analizó la primera águila filipina del mundo, al mirar dentro de su estómago, vieron que había restos de monos sin digerir, por lo que optaron por darle este nombre, y hasta entonces ha cargado con este mito.

Alimentación de las águilas comemonos

A pesar de su nombre, no solo se alimenta de monos.

De entre las presas comunes que suele comer, podemos encontrar desde los macacos, como es normal, hasta ratas, zorros, murciélagos, lémures, serpientes e incluso ciervos existentes en Filipinas y que pueden llegar a pesar más de 10 kilos. Por lo que se la considera una gran depredadora, ya que ningún ser vivo que se encuentre en su territorio se encuentra a salvo de sufrir un ataque de ella.

Cuando el águila comemonos filipina está cazando va sobre todo a observar desde una rama o desde las alturas a su presa, va a esperar largo tiempo hasta que esté segura que la víctima está lejos de su madriguera para entonces hacer un ataque directo, en el que primero desgarra con las uñas de sus garras y luego asesta algunos picotazos para dar muerte. Si el animal se mueve rápido, va a ir buscando de rama en rama una mejor panorámica de donde se encuentra la presa, atacando con celeridad.

Cómo nacen las águilas comemonos

La maduración sexual de la especie comienza a los 5 años en la hembra, pero en el macho no es hasta los 7 años hasta que no se considera apto para reproducirse. Al igual que el resto de aves rapaces, el águila comemonos es monógama, es decir, que en el momento que tienen a su pareja, se quedan con ella toda la vida, a no ser que una de ellas muera en un accidente, por lo que en el siguiente ciclo reproductivo buscará compañera o compañero.

Cuando en la etapa de celo se han emparejado, algo que es digo de ver ya que en el cortejo de estos animales tanto la hembra como el macho se enzarzan en exhibiciones aéreas en las que las dos aves empiezan a jugar y realizar movimientos en el aire. Estas empiezan a formar un nido una vez finalizado el cortejo, o utilizan uno de los que ya tenían, pero lo acondicionan y lo aumentan a base de hojas, ramas y también plumas.

Reproducción del águila comemonos

La incubación de este ave dura cerca de dos meses.

Por lo general, se empieza a incubar los huevos por julio, siempre y cuando la lluvia, muy habitual en estas regiones y también el alimento haga posible esto, puesto que si ambas águilas ven que es difícil criar, puede que no lleguen a reproducirse ese año. Cuando lo va a poner, semanas antes la hembra no come ni se mueve del nido, quedando como aletargada, cuando ha conseguido ponerlo que suele ser uno o dos, este huevo tendrá una duración de incubación de entre 58 a 67 días aproximadamente y tanto el macho como la hembra van a darle calor al huevo para que el polluelo salga sano.

Qué amenazas tiene el águila comemonos

Este águila, al ser autóctona de Filipinas tiene una población muy reducida y por eso se la considera que está en peligro de extinción, si a esto le añadimos que el hombre también está detrás de esta paulatina desaparición.

Entre las principales causas por las que está amenazada el águila comemonos es por la deforestación sistemática que se está realizando en todos los bosques que suele vivir, por lo que también desaparece territorio en el que puede nidificar como también cazar. También, aunque muchos zoológicos capturen esta especie para conseguir reproducirla en cautiverio, esto hace que la población salvaje se vea reducida, al igual que los cazadores furtivos. Aunque esto cada vez ocurre menos, ya que si las autoridades de la zona comprueban que una persona ha matado o trafica con una de estas aves, la pena de cárcel puede superar los 10 años.

Vídeo del águila comemonos

Documental sobre el águila comemonos en cautividad.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Águila
Águila Imperial Oriental
Águila Imperial Oriental

El águila imperial oriental, es la especie de la que te vamos a hablar a continuación. Esta es una de...

Cerrar