Menú

Araña avispa

Araña avispa

Las arañas Avispa pueden encontrarse en muchas partes del mundo. Se denominan así porque presentan en su piel tonalidades negras y amarillas, como si de una avispa se tratase y también se les denomina arañas tigre. Estos insectos están presentes desde Europa, dónde se les puede ubicar tanto al norte como en el centro y en el Sur, a África, en su parte norte, pasando también por algunas zonas de Asia.

Características de la araña avispa

La araña tigre es capaz de tejer una buena telaraña en muy poco tiempo, aunque siempre suelen esperar a cuando se va la luz para hacerlo. Suelen ubicarlas algo más altas que el terreno, sobre todo en los pastos más elevados. Las telarañas tienen formas o adornos variados, cuya función no se conoce con claridad en la actualidad, aunque muy probablemente sea para cazar a sus víctimas y poder alimentarse.

Así, cuando cualquier otro insecto o animal de pequeño tamaño cae en la red, la araña avispa la sujeta con su red y le inyecta veneno para que no pueda marcharse. Se trata de una especie que presenta un marcado dimorfismo, ya que los machos siempre son más pequeños. Estos suelen vagar alrededor de las telarañas en busca del momento ideal para poder fecundarlas sin que éstas acaben con sus vidas.

¿Dónde viven las arañas avispa?

Estos insectos están presentes en diferentes zonas de Europa. Desde el Norte al Sur, pasando por el centro, dónde cada vez se han ido extendiendo más. Son originarias también de diferentes zonas de Asia, así como pueden encontrarse en África, concretamente al norte de este continente. También, en la actualidad, muchísimas personas afirman haber visto este tipo de arañas en países sudamericanos, con lo que probablemente las arañas avispa ya se hayan extendido por todo el mundo. Se cree que también provienen del centro de Chile, dónde sobre todo viven en el maíz, en el arroz y también en las zarzas.

Sobre todo vive en todos estos lugares en las zonas más cálidas pero a la vez también con bastante humedad, como por ejemplo los valles. También se las puede encontrar en pequeños bosques y en todo tipo de arbustos. Aunque los orígenes de esta araña son claramente mediterráneos, actualmente cuentan con una gran presencia en los lugares anteriormente mencionados, e incluso también en la zona de Gran Bretaña.

Argiope bruennichi

La reproducción de las arañas avispa

El proceso reproductivo es realmente parecido en casi todas las arañas, aunque con algunas diferencias. Estos animales suelen vivir entre uno y dos años y serán adultos, probablemente entre los meses de verano y de otoño. Después de que haya tenido lugar la fecundación, las hembras se hacen mucho más grandes porque albergarán en su interior hasta doscientos huevos. Más tarde, normalmente acabando el otoño, pondrán los huevos, que tras algunos meses nacerán, iniciando de nuevo todo el proceso.

La mordedura de las arañas avispa

Por contra a lo que se pueda pensar de forma general, las arañas avispa son inofensivas para los seres humanos, aunque pueden ser muy peligrosas para otros insectos. Se trata de arañas de jardín que se alimentan de otros insectos y pueden llegar a comer animales del doble de su tamaño, pero no serán peligrosas para las personas. En algunos casos hasta han llegado a comer murciélagos muy pequeños. En cuanto a los humanos, no tienen por qué tener miedo porque si no es que les atacan, no recibirán ningún daño por parte de estos animales. Además, su veneno no resulta un gran problema ni es demasiado tóxico con lo que no se les debe tener miedo, aunque tampoco se recomienda molestarlas.

La telaraña de las arañas avispa

En cuanto a las telarañas que suelen hilar las arañas tigre, cabe reseñar que se trata de un tipo de tela muy blanca, de un color puro casi invisible y que en muchos casos la tejen en forma de un característico y curioso zig zag. Es muy fácil toparse con estas telarañas sin darse apenas cuenta. Las zonas blancas de estas telarañas reflejan muchísimo la luz ultra violeta. Es muy probable que se trate de una forma diferente y realmente interesante de lograr protección contra cualquier tipo de depredador.

Normalmente, las arañas avispa tejen sus telarañas muy bajas, como mucho a un metro del suelo y sobre todo las encargadas de hacerlo son las arañas que todavía no son adultas. Por último, las utilizan más tarde para atrapar a sus presas mediante diferentes técnicas.

Arañas avispa

Curiosidades de las arañas avispa

Como dato curioso, cabria reseñar que, igual que sucede con casi todas las especies de arañas que existen en el mundo, estos insectos mudan sus pieles hasta que alcanzan la adultez y su tamaño óptimo.

En segundo lugar, también cabe reseñar como los ejemplares hembra guardan el esperma del macho y puede usarlo en varias ocasiones. Así, pueden llegar a poner huevos, alimentarse después hasta engordar, poner de nuevo más huevos y continuar así hasta terminar con todo el esperma. En ocasiones las arañas avispa han llegado a morir de agotamiento tras este proceso.

Calificación: 4.6/5 (105 votos).

También te interesará: