Menú

Domesticación del conejo

Domesticación de conejos

Tener de mascota a un conejo es una tarea de relativa facilidad ya que no va a suponer grandes aptitudes para conseguir que este animal sea cariñoso, portándose bien con todos los miembros de la familia. Aunque también hay que puntualizar que cuanto más joven es el conejo que se adopta o se compra, más fácil será que este tenga un comportamiento hacia nosotros mucho mejor y por lo tanto la tarea de domesticación sea óptima. Si quieres conocer todo lo necesario para hacer que tu conejo responda a lo que quieres y que además sea un animal feliz, sigue leyendo porque este artículo te interesará.

Cómo domesticar a un conejo

Cuando vamos a dar el paso importante de aumentar nuestra familia con una mascota, pueden surgirnos muchas dudas al respecto, sobre todo en el comportamiento de estos animales. Una de las características que debes saber sobre la domesticación de un conejo es que no es complicado, pero necesita unos cuidados básicos que debes atender diariamente para que la relación que vaya a existir entre el animal y el humano sea la correcta y necesaria.

Primeramente cuando un conejo entra en nuestro hogar, debemos de darle un poco de libertad y sobre todo tranquilidad para que pueda habitarse a su nueva casa. Estos animales al principio son muy asustadizos y se estresan con facilidad, por lo que tenemos que evitar en todo momento luces o sonidos que puedan alterarlo, como es el caso de las radios o incluso voces muy fuertes. Con tranquilidad iremos acercándonos a él, para que vea que no somos ningún problema y que lo que queremos es darle cariño y atenciones.

Cuando lo sacamos de la jaula de la misma manera este animal necesita oler, acercarse a los objetos que están a su alrededor y que van a formar parte de su vida. Los conejos adoran estar en lugares altos (pero seguros) con el fin de poder ver mejor que es lo que tienen debajo para hacerse mentalmente un esquema de su nuevo hogar.

Cómo domesticar a un conejo

Los conejos son muy asustadizos, pero también muy curiosos.

En el momento en el que pierden este miedo y ya han explorado bien su nuevo hogar, es el momento de acercarse a las personas, interactuando con ellas, oliéndolas y aceptando cualquier tipo de mimo que se le pueda ofrecer. Aunque en un primer momento van a buscar el cariño de los humanos, también necesitan tener su momento de paz, y rara vez se sienten a gusto en los brazos de una persona.

El amor y el lazo que une a la mascota con su dueño no es algo que se consigue en pocos días, por lo que tendrás que estar constantemente dándole cariño y juegos para que se vaya sintiendo feliz. De la misma manera, si dejas de darle cariño, este animal es capaz de volverse más apático contigo y tendrás que volver desde el principio para que vuelva a quererte.

Qué hay que hacer para domesticar un conejo

Los conejos debido a sus grandes orejas tienen un sentido del oído muy fino y que detectan casi todos los sonidos que se producen a su alrededor. Les molesta mucho los sonidos fuertes y estridentes, por lo que siempre tenemos que evitar hablarle a gritos o incluso a las orejas, ya que puede causarle sordera.

Cuando te vayas a dirigir a tu conejo, hazlo siempre con una voz suave, que pueda escucharte bien, y sobre todo haciéndole ver que eso que le estas diciendo es algo muy bonito, puesto que por la forma en la que lo pronuncias el llegará a entenderlo. Una forma de indicarle aún más de que lo que le estás diciendo es algo agradable es acariciarlo mientras le hablas, esto lo tranquilizará y además conseguirás que tenga mayor confianza en ti. Una de las partes que más le gustan que les toque es la frente, al igual que detrás de las orejas, siendo la tripa y la cola dos de las partes que más odian y que harán todo lo posible para que no les toques estas zonas.

Recuerda también que a la hora de cogerlos, nunca lanzarlos al aire, puesto esto les asusta mucho y pueden estresarse mucho, tanto que dejarían de comer o podrían morderte. Tampoco deberás de darle la vuelta es decir, los conejos siempre van a evitar que les toques la barriga pero también estar boca arriba. Otro dato para recordar es que las orejas deben tocarse lo mínimo, ya que es una de las partes más sensibles de este animal y pueden dañárseles fácilmente.

Qué hay que hacer para domesticar un conejo

Un conejo necesita siempre compañía para no sentirse solo.

Qué se le puede enseñar a un conejo

De entre las acciones más comunes que se le puede enseñar es conseguir que defeque y también orine en una bandeja especial situada en su jaula para este fin. Esto te ayudará a tener su jaula mucho más limpia, con el fin de tener que retirar únicamente esta bandeja a la hora de limpiarla. Esto es algo que requiere mucho tiempo y sobre todo tener mucha paciencia ya que no lo hará a la primera y tendrás que seguir unos hábitos hacia tu conejo con el fin de que lo consiga y entienda que debe hacer sus necesidades en ese rincón y nunca en otro.

Cuando el conejo se encuentre fuera de la jaula para que juegue, ponle también esta misma bandeja fuera de la misma con el fin de que si el animal quiere realizar sus necesidades pueda hacerlo. La educación fuera de la jaula debe ser igual que dentro, cuando veas que va a orinar o defecar debes dejarle claro que eso no se hace, premiándolo con unas caricias o incluso una chuchería cuando lo haga bien, solo de esta manera comprenderá que debe hacerlo en la bandeja.

Hay personas que pueden llegar a enseñarles a sus conejos muchos trucos con los que jugar y divertirse con ellos. Puedes probar a tirarle un objeto que puedan llevar en la boca, trayéndotelo luego al igual que si fuera un perrito, siempre y cuando practiques mucho estos entrenamientos dándole siempre que te trae ese objeto muchos mimos y palabras bonitas o incluso premiándolo con alguna golosina que le guste mucho.

Además de esto también puedes hacer que te avisen cuando quieren algo, por ejemplo caricias. Esta es una técnica que es muy fácil de hacer y tan solo consiste en darle un juguete que haga mucho ruido como un palo con un cascabel o un sonajero. Escóndete de él, y cuando escuches el sonajero acércate y dale muchas caricias, así varias veces al día, seguramente al cabo de unas semanas cada vez que tu conejo quiera tu presencia, hará sonar el sonajero para que estés con él.

Vídeo domesticación del conejo

Vídeo sobre cómo educar a tu conejo.

Calificación: 4.7/5 (29 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend