Menú

Serpiente bastarda

Serpiente bastarda

La serpiente bastarda es el ejemplar de mayor tamaño de toda la Península Ibérica, y también de Europa. Se trata de un animal que puede alcanzar los 240 centímetros, aunque las hembras suelen ser más pequeñas. Se la conoce popularmente como culebra bastarda o serpiente pardalera o verda en valenciano.

Características de la serpiente bastarda

La serpiente bastarda cuenta con una compleja estructura especialmente preparada para inocular veneno a sus víctimas que se encuentra ubicada en la parte posterior de la mandíbula superior de estos animales. Esta serpiente tiene además una especie de bultos encima de las órbitas de los ojos que le dan una mirada diferente. Su color puede ser variable, aunque normalmente es entre pardo y verdoso y tiene tonos negros, aunque en los adultos es más uniforme que en los jóvenes, que suelen presentar manchas. Además, la cabeza de la serpiente bastarda es larga y con el hocico en punta.

El veneno de la serpiente bastarda

La serpiente bastarda es un ejemplar que puede ser violento si se le molesta. Se levanta como las cobras y realiza un siseo penetrante cuando se encuentra amenazada. Su mordedura puede ser venenosa pero no es peligrosa para el hombre porque sólo muerden e inoculan el veneno cuando la presa está muy dentro de su boca, y esto no puede suceder con los humanos, o sólo en raras ocasiones, ya que como los colmillos están muy atrás, éstos normalmente no podrán llegar a morder a los humanos. Se debe tener más cuidado con los ejemplares más grandes, pues aunque no podrán hacer mordeduras portales, sí pueden llegar a causar envenenamientos leves.

¿Dónde viven las serpientes bastardas?

A este animal le gusta mucho el calor y suele vivir en las zonas del Mediterráneo, aunque también se la puede encontrar en la meseta, dónde llega a vivir hasta a 1500 metros de altitud. Menos en la Cornisa Cantábrica y en Pirineos se puede encontrar en cualquier lugar, pero sobre todo en zonas abiertas, ambientes soleados, zonas rurales, zonas con matorrales y en los cultivos. Se trata de una serpiente de costumbres diurnas que se mueve muy rápido y en verano se sube bastante a los árboles.
Estos animales pueden encontrarse sobre todo al sur de Europa y también en el Norte de África. Aunque se trata de una especie muy abundante y que no se encuentra en peligro de extinción, cabe reseñar que el número de ejemplares existentes está menguando en el mundo. Además puede ocupar desde estepas hasta bosques de ribera, pasando por viñedos e incluso pinares.

Malpolon monspessulanus

¿Cómo se alimenta la serpiente bastarda?

La serpiente bastarda es un tipo de animal carnívoro que se alimenta principalmente de vertebrados, aunque los ejemplares jóvenes también suelen consumir muchos insectos. Otros de los animales que suelen cazar y consumir son otras culebras de menor tamaño, lagartos, lagartijas, algunos roedores, mamíferos de pequeño tamaño y pollos de pájaros no muy grandes. En ocasiones incluso comen gazapos de conejos.

Además, estas culebras también consumen carroña y se trata de unos depredadores muy visuales que incluso levantan la cabeza para poder otear y buscar a sus presas por encima de la hierba, ya que tienen una vista excelente. Cazan de forma activa, buscando a sus presas, y pasiva, pues practican la caza al acecho. Se trata de unas serpientes que inoculan el veneno mientras sujetan a sus presas con sus mandíbulas. Según el tamaño de éstas quizá tengan que enrollarlas con su cuerpo para conseguir acabar con su vida.

La reproducción de la serpiente bastarda

Este tipo de serpientes suelen tener sus celos en primavera. La cópula por tanto se celebra en abril o mayo. La puesta de los huevos tiene lugar normalmente hacia el principio del verano y las serpientes bastardas suelen poner entre 4 y 18 huevos alargados, que tendrán más de cuatro centímetros de diámetro. El número y tamaño de los huevos dependerá normalmente del tamaño de la hembra. Normalmente las hembras elegirán hojas muertas para poner sus huevos. Las crías nacerán hacia finales del verano, aproximadamente entre agosto y septiembre, pasados unos 60 días de la puesta y suelen medir entre 25 y 29 centímetros a nacer. Después, de octubre hasta el mes de marzo, las culebras bastardas hibernarán.

Amenazas de la serpiente bastarda

Realmente, la baja persecución de este tipo de animales a mano de los seres humanos las ha convertido en una especie muy común incluso en las áreas habitadas por personas. Se trata de un animal que no se ve amenazado por los seres humanos, aunque en ocasiones muere atropellada, cazada por agricultores, etc. Por contra es bastante beneficiosa para los seres humanos ya que consume muchos roedores, evitando así que se extiendan las plagas de ratones, ratas o topillos, entre otros animales.

Esta especie no está considerada en peligro en España, aunque sufre algunas amenazas ya que son cazadas por miedo o por ignorancia, así como por los guardas de algunos cotos de caza puesto que su alimentación incluye, como ya se ha explicado, algunas especies cinegéticas. Algunos ejemplares también mueren atropellados y su hábitat se encuentra fragmentado en diferentes zonas.

Calificación: 4.2/5 (5 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Serpiente
Taxonomía de las serpientes
Taxonomía de las serpientes

Cerrar