Menú

Serpientes pitón

Serpientes pitón

En el plano mitológico y cultural, la serpiente pitón ha causado gran repercusión desde los tiempos de la antigua Grecia. El monstruo mitológico de nombre similar, habría nacido de la mano de la madre tierra para proteger el oráculo de Delfos hasta la llegada del dios Apolo, quien daría muerte al animal y sembraría la leyenda alrededor de estas especies, que además, llegan a ser célebres por su impresionante longitud y su aspecto tan elegante.

Para avivar el aura mística que las rodea, se dieron lugar varios indicios en el año 2003, de ejemplares gigantescos en Sumatra, Indonesia. Aunque estos hechos fueron desacreditados posteriormente, no es menos cierto que la serpiente reticulada, de la cual hablaremos más adelante, ostenta el título de ser la serpiente más larga del mundo, pudiendo llegar a alcanzar los ocho metros de longitud.

DESCRIPCIÓN

A menudo, las serpientes pitón suelen ser confundidas con las boas (inclusive varias fuentes las ubican en la familia de los Boidos). Sin embargo, estas últimas son de tipo ovovivíparas, mientras que la pitón deposita sus huevos fuera del cuerpo desde los primeros momentos de la gestación. Además, puede evidenciarse la presencia de dientes en la zona premaxilar de la mandíbula superior, un rasgo totalmente ausente en las mencionadas boas.

En este sentido, estos animales se ubican bajo la familia Pythonidae, y engloban un grupo de serpientes constrictoras y de gran tamaño, aunque para nada agresivas. Su relación con el hombre no ha reportado casos desagradables de ataques. Desgraciadamente, en sentido contrario sí han ocurrido hechos de caza indiscriminada y maltrato animal, hasta el punto que una de las subespecies, la pitón india, se encuentra actualmente en peligro de extinción.

MORFOLOGÍA

En etapa adulta, suelen alcanzar entre uno y ocho metros de largo. Este rasgo tan exclusivo ha dado lugar a establecer records de longitud impresionantes, como el que actualmente ostenta Medusa, un ejemplar en cautiverio considerado el más grande del mundo con 7.67 metros. Por otra parte, el peso de estas serpientes no acompaña sus dimensiones tan exageradas, pues generalmente solo exceden ligeramente los 100 kilogramos (la anaconda verde suele alcanzar los 500 kg).

Los colores de las serpientes pitón dependen en gran medida del entorno en que se encuentren. De esta forma, las variaciones fluctúan desde amarillos vivos hasta colores pardos más discretos. La presencia de espolones cerca de la región estomacal, es una característica que han conservado hasta nuestros días, y que les facilita el proceso reproductivo. Otro rasgo distintivo lo representan las llamadas fosetas labiales, una especie de órganos termorreceptores, capaces de guiar al animal hacia fuentes de calor en plena oscuridad.
En condiciones óptimas, la serpiente pitón puede alcanzar los veinte años de vida.

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

Al poseer poco peso corporal, tienen la capacidad de encaramarse a los árboles, y habitar en madrigueras de animales abandonadas, o en los troncos secos. Algunas especies, como la pitón real, son originarias del continente africano, donde se les conoce por ser muy tímidas e idóneas para la cría en cautiverio.

En cuanto a la pitón reticulada, su distribución se establece al sur de Asia, en Indonesia y Filipinas, y por lo general, buscan la abundante vegetación de los bosques, y fuentes de agua como ríos y lagos pequeños, dada su capacidad natatoria tan desarrollada. De costumbres preferentemente nocturnas, la serpiente pitón también puede hallarse en regiones de Oceanía como las islas de Nueva Guinea.

ALIMENTACIÓN

Fotos de la serpiente pitón

Una característica común a todas las especies de pitón, resulta su capacidad constrictora, con la que ahoga a presas de mayor tamaño como cerdos pequeños y cabras. Desde las ramas de los árboles, o bien cubiertas en el suelo, pueden alimentarse además de aves y roedores.

La técnica de estrangulación consiste en rodear a la víctima entre los anillos de su cuerpo hasta sentir como su corazón se detiene, sin embargo, la fuerza ejercida no es suficiente para quebrar los huesos del animal. Posteriormente, procede a engullir la presa comenzando por la cabeza. En ocasiones, se le ha visto devorando otras serpientes, y el proceso de digestión puede demorar varios días, incluso semanas.

REPRODUCCIÓN

Como mencionábamos anteriormente, la serpiente pitón es un animal ovíparo, por lo que sus huevos se desarrollarán fuera del cuerpo de la madre. En este apartado, llama la atención los sentimientos paternales que pueden demostrar estos ejemplares, pues durante la puesta, se enroscan alrededor de los huevos y se estremecen constantemente para generar el calor necesario.

La cantidad de huevos en una puesta puede variar de cuatro a doce, y el proceso demora un promedio de cuatro meses posteriores a la cópula. Los lugares más frecuentes donde mantiene sus huevos son los troncos de árboles descompuestos, donde permanecerán, según la temperatura, de 60 a 90 días antes de la eclosión.

Desde los primeros momentos, las crías deben valerse por sí mismas, incluso hasta para rasgar las paredes del huevo. Generalmente, nacen midiendo unos 40 centímetros de longitud.

EJEMPLARES DESTACADOS

Pitón reticulada: Se distinguen por su cabeza alargada y un hocico achatado y amplio. Su boca alberga un centenar de dientes ligeramente inclinados al interior, lo que les permite trancar las presas y empujarlas hacia dentro. Sus colores amarillo y naranja le confieren una vistosidad espectacular.

Pitón india: De cabeza triangular, posee cierta predilección por ambientes acuáticos, especialmente ríos y zonas pantanosas al sur de la India. Su período de vida puede llegar hasta los diez años de duración. Se le ha visto alimentándose de monos pequeños, aunque su manjar predilecto son los ratones.

Pitón de cola corta: Sus huesos maxilares son lo suficientemente flexibles como para devorar mamíferos que tripliquen su tamaño. Habita cerca de Sumatra y puede identificarse fácilmente por el contraste de sus colores pardos con estrías claras a lo largo del cuerpo. No sobrepasa los 160 cm de longitud y prefiere estar en el suelo, más que en los árboles.

Pitón real: Famosa por su técnica de enrollamiento hacia el centro y sus silbidos tan característicos, la pitón real es una especie muy exigente en cuanto a su alimentación, pues se conoce que es capaz de obviar las presas hasta encontrar la que desea verdaderamente. Construye sus madrigueras bajo tierra, donde alberga entre cuatro y seis huevos en época reproductiva.

Calificación: 4.3/5 (3 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Serpiente
Serpientes taipán
Serpientes taipán

Llama la atención el hecho de ser Australia, uno de los continentes que mayores especies venenosas alberga en nuestro planeta....

Cerrar