Menú

Serpiente de escalera

Serpiente de escalera

La serpiente de escalera, también conocida como culebra de escalera, es una especie de serpiente que habita en la península ibérica y en algunas regiones mediterráneas de Francia. Más allá de estas zonas también se la puede encontrar en la isla de Menorca.

Características de la serpiente de escalera

La serpiente de escalera es una especie robusta y de gran tamaño que puede llegar a medir incluso un metro sesenta de longitud en algunos casos. Su cabeza está muy bien diferenciada y es fuerte y ancha mientras su hocico es realmente prominente en relación a su mandíbula inferior. La escama del rostro de esta serpiente es grande y está muy visible y ubicada entre las zonas internasales. En cuanto a sus escamas dorsales, cabe reseñar que estas son brillantes y muy lisas, resultando además agradables al tacto, mientras que su cola es realmente corta.

Las hembras y los machos no se diferencian mucho pero los segundos suelen tener la cabeza y la cola más ancha y larga mientras las hembras tienen más escamas ventrales. A parte de esto, cabe reseñar que existen diferencias apreciables entre las diferentes edades de las serpientes, pues mientras los recién nacidos no sobrepasan los 30 centímetros y tienen un diseño clásico de escalera con dos granjas longitudinales que terminan juntándose en la cola y tienen un color entre gris y amarillo con manchas, los adultos son cada vez más oscuros y marrones, con líneas más finas. Conforme se hacen grandes pierden los “peldaños” o líneas transversales y cuando llegan a medir unos 95 centímetros ya solamente les queda el diseño con las líneas longitudinales.

¿Dónde vive la serpiente de escalera?

Este tipo de serpientes pueden vivir en muchos lugares diferentes de las zonas mediterráneas pero normalmente se encuentran en terrenos despejados mediterráneos como por ejemplo los matorrales o los lugares en que hay muchas rocas de piedra, así como también aparecen en diferentes tipos de prados y cultivos.

También se encuentran en la sierra, en bosques de encinas, en sotos de ríos, en prados húmedos, e incluso en escombreras y urbanizaciones, puesto que siempre eligen hábitats en los que hay muchas presas y si el terreno es muy seco se colocan en los lindes, puesto que se encuentran más húmedos. Incluso se han encontrado ejemplares hasta los 1350 metros de altitud, concretamente en Guadarrama. Normalmente se trata de un ejemplar que suele hibernar desde el mes de noviembre hasta el mes de marzo. Entre mayo y junio es mucho más sencillo encontrar ejemplares macho. En cambio, las hembras están mucho más escondidas en esa época y cuando se las localiza con facilidad es en los meses de septiembre y octubre. Lo más sencillo es encontrar estos ejemplares en general en agosto.

Se trata de una especie de serpiente diurna, aunque en los días más calurosos del año también sale por la noche ya que le gusta mucho el calor del asfalto de las carreteras. Descansan bajo grandes piedras y se suele desplazar unos 100 metros cada día, aunque su espacio vital total puede llegar a ser mayor de una hectárea.

Serpientes de escalera

La alimentación de la serpiente de escalera

En general, el tipo de alimentación de esta especie animal varía en función de su edad. Mientras que las crías no suelen alimentarse hasta la primera muda, los ejemplares jóvenes consumirán insectos y en cuanto puedan mamíferos de pequeño tamaño como por ejemplo conejos y/o ratones. Pero además, también suelen consumir liebres, murciélagos, topos, musarañas. Cuando una víctima es demasiado grande para cazarla con sus colmillos, la matan por constricción, ayudándose con todo su cuerpo.

Reproducción de la serpiente de escalera

La serpiente de escalera es una especie de reptil que suele reproducirse entre los meses de abril y junio, aunque normalmente lo hace en mayo y junio. En esta época se produce la cópula, que puede llegar a tener una duración de una hora. Un mes después las hembras ponen los huevos debajo de troncos o también de piedras, así como también pueden hacerlo en madrigueras o huras y suelen poner de 4 a 14 huevos. Estos animales también ponen los huevos en las hojarascas y hasta en agujeros pequeños que ellas mismas escavan. Los huevos de las serpientes de escalera son blancos y tienen entre 26 y 33 milímetros de anchura, así como hasta más de 50 de longitud. Las hembras cuidan del lugar en que han puesto los huevos durante varios días y casi todas ellas se reproducen todos los años.

Será entre 1 y dos meses y medio después (55 o 69 días normalmente) cuando los huevos eclosionen, en el mes de septiembre casi siempre, o a principios de octubre en algunos casos. Cuando nazcan, las crías no se alimentarán hasta la primera muda y su alimentación consistirá en insectos primero y pequeños mamíferos, como ratas o conejos, después. Las hembras de este tipo de reptil alcanzan la madurez sexual con 5 años y unos 65 centímetros mientras los machos lo hacen con menos edad y 50 centímetros. Estos animales en libertad pueden llegar a vivir cerca de 20 años, aunque esto son casos excepcionales y la media de vida es de bastantes años menos.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Serpiente
Serpiente bastarda
Serpiente bastarda

La serpiente bastarda es el ejemplar de mayor tamaño de toda la Península Ibérica, y también de Europa. Se trata...

Cerrar