Menú

Caballo Mustang

Caballos Mustang

Los caballos Mustang

Los caballos Mustang, a pesar de que la mayoría de la gente cree que se trata de una raza americana completamente, tienen antecedentes y orígenes europeos. El nombre de estos caballos proviene curiosamente de una palabra antigua que era española, y que quería decir “sin dueño”. Los Mustang descienden de los caballos españoles que fueron llevados a las zonas americanas por los antiguos conquistadores. Los Mustang son concretamente la última de las especies de caballos cien por cien salvajes existentes en las zonas americanas. Estos animales están protegidos por las leyes de Estados Unidos y es un delito maltratarlos o acabar con su vida.

Los indios americanos no conocían a los caballos hasta que llegaron los conquistadores. Al principio les tuvieron miedo pero finalmente los adaptaron como instrumento para la caza e incluso para la guerra. Los caballos Mustang suelen vivir en grupos de aproximadamente quince o veinte caballos y pueden llegar a vivir hasta treinta años. Cada uno de estos grupos tiene yeguas, potros y machos de menos de dos años de edad. Solamente un caballo dirige cada uno de estos grupos, y este es el caballo que manda y vigila a otros machos que se puedan acercar a los potros o a las yeguas, pues debe proteger a su grupo de enemigos y depredadores.

Características físicas

Los Mustang son unos caballos que suelen tener un tamaño pequeño, pero al ser un tipo de caballos salvajes, suelen ser a la vez realmente fuertes, vigorosos y valientes. Suelen medir entre un metro y treinta y cinco centímetros y un metro y cincuenta y cinco centímetros dependiendo del ejemplar. Estos animales tienen un cuello bastante corto y su cabeza suele ser pequeña. La mayoría de caballos de esta raza tienen unos ojos expresivos y las curvas de su cara son rectilíneas. Los colores de estos animales van desde el overo al sabino pasando por el bayo, el blanco, el negro y el castaño.

Características físicas de los caballos Mustang

Los Mustang son una raza de caballos realmente rápida, también son muy fuertes a pesar de su pequeño tamaño, tanto que pueden sobrevivir casi en cualquier zona, incluso en regiones realmente áridas de montaña, en las que se alimentarán solamente de plantas de leña o de matorrales con espinas. Se trata además de unos animales que beben muy poco y pueden aguantar tanto calores realmente secos como fríos muy molestos.

Carácter y comportamiento

A pesar de que se trata de unos caballos bastante pequeños, son realmente vigorosos y muy valientes. La raza de caballos Mustang está considerada como una de las razas de caballos domésticos y salvajes más difícil de domar ya que cuentan con un fuerte y salvaje carácter. Son unos animales en los que principalmente destaca su independencia, puesto que, aunque forman grupos, no necesitan de otros, ni mucho menos de los humanos, para sobrevivir, aunque desciendan de caballos domésticos.

Los caballos Mustang son también una raza de ejemplares realmente inteligentes, que se pueden adaptar a muchas zonas, climas, problemas, impedimentos y depredadores, consiguiendo sobrevivir en la mayoría de los casos, quizá porque, esta raza desciende de los caballos domésticos que se perdieron o que se escaparon de sus dueños y que tuvieron que apañarse para sobrevivir solos.

Mustang quiere decir “vagabundo”, puesto que son “caballos sin dueño” o “caballos de nadie”. Se trata de unos animales que han inspirado leyendas, películas, libros e incluso: coches, puesto que el popular nombre de la conocida marca de vehículos de alta gama, se inspira en este espíritu aventurero e indomable de la raza de caballos más valiente y libre que existe en el mundo actualmente.

La historia de los Mustang

La historia de los Mustang

Se cree que los primeros ejemplares de caballos Mustang descendían de los caballos españoles andaluces que llegaron con los conquistadores a las zonas costeras de México y también de Florida. Muchos de estos animales eran retuertos y árabes. Algunos fueron capturados por los nativos de las zonas americanas y los caballos se extendieron muy rápido por América del Norte. Aunque al principio tuvieron miedo, finalmente los nativos eligieron a los caballos para poder transportarse, para la guerra y para cazar bisontes o comerciar. Se sustituyó al perro por los caballos como principal animal acompañante de los humanos.

También, más tarde muchos de los amos de los ranchos que existían en el siglo XIX y XX soltaban a sus caballos en invierno, para que estos se buscaran su propia comida y volvían e buscarlos o compraban otros cuando se volvían a hacer necesarios. Así, muchos de estos ejemplares se fueron adaptando a vivir salvajes, se fueron haciendo más resistentes y sus patas y cuerpo en general se fueron haciendo más fuertes y adquiriendo vigor hasta evolucionar a la raza de Mustang que se conoce en la actualidad.

Además, como existían grandes llanuras sin especiales depredadores para este tipo de animales, se expandieron todavía más rápido. Estos animales fuertes y resistentes, al principio del siglo XX ya llegaron a los dos millones y se convirtieron en motivo de queja para ganaderos, ya que se comían el pasto de sus animales, por lo que comenzaron a ser cazados y se redujo su número excesivamente, llegando a preocupar, a mediados del siglo pasado, que estos ejemplares pudieran llegar a desaparecer por completo de la faz de la tierra. Así, finalmente se aprobó una ley que los declaró en 1971 especie protegida.

Calificación: 4.9/5 (8 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Caballo
Caballos españoles
Caballos españoles

Uno de los caballos con más historia y más prestigio en todo el mundo se encuentra en España y es...

Cerrar