Menú

Mitos del caballo blanco

Mitos del caballo blanco

El caballo blanco en India

En la antigüedad, en India, se creía que los caballos blancos aseguraban la prosperidad del reino, por lo que muchos eran sacrificados en rituales. Además, en otro tipo de rito, se soltaba al corcel blanco más bello del reino en dirección nordeste. El Príncipe heredero y algunos jóvenes guerreros, debían seguir todos sus desplazamientos durante un año.

Los mitos del caballo blancoÉstos debían preservar su libertad y, sobre todo, impedir que se emparejara con ninguna yegüa. Encarnación del sol, su carrera era sagrada y los territorios atravesados pertenecían de oficio al soberano.

Cuando transcurrido un año, el caballo volvía a su punto de partida (empujado por los jinetes) la hora de su muerte se acercaba. Este rito solar era practicado al acercarse el fin de un reinado, con el objetivo de que el soberano trasmitiera a su hijo mayor, su gloria y su territorio.

Los caballos blancos en Persia

Los persas atribuían a los caballos blancos un importante papel religioso. Como ejemplo, los habitantes de Cilicia debían darle uno al día al rey de Persia, que era la encarnación de Mithra, el dios de la Luz y el dueño de los vastos pastos. Mithra conducía un carro tirado por cuatro caballos blancos inmortales. Los caballos blancos eran sacrificados en un culto dedicado a este Dios.

Los caballos blancos en China

En China, se veneraba a las yeguas blancas de Kubilay Khan, nieto de Gengis Kan (el primer emperador chino, fundador de la dinastía del Yuan)

En el momento de la fiesta blanca de la primavera, los allegados de Khan reunían mil yeguas y sementales de una blancura inmaculada.

Caballos blancos

Cuando estas yeguas pasaban a través del país, nadie se atrevía a atravesar el camino. Acercarse era considerado como una profanación. Sólo el “hijo del cielo” y sus descendientes podían beber la leche de las yeguas sagradas.

Los caballos blancos en Europa

En Europa en la antigüedad, también se veneraba a los caballos blancos. Los celtas, no obstante, honraban a todos los tipo de caballos. A su muerte, los caballos no eran comidos ni abandonados para que se los comieran los buitres o depredadores carroñeros, sino que eran sepultados.

Los caballos blancos fueron consagrados, en particular las yeguas, como símbolos de la fertilidad. Los jefes participaban en ritos de fecundidad con yeguas blancas con el fin de aportar prosperidad a su pueblo.

Como hemos podido ver, el caballo blanco ha desempeñado un papel importante en diferentes culturas a lo largo de la historia.

Calificación: 4.4/5 (7 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Caballo
Historia y evolución
Historia y evolución

Los primeros ungulados aparecen en Asia en la época del Paleoceno superior, dentro de la Era Cenozoica o Terciaria. El...

Cerrar