Menú

Dragón de Komodo

Dragón de Komodo

No. No se trata solamente del lagarto más grande del mundo, o tal vez, el hecho de que, recientemente, se haya demostrado que son venenosos. El dragón de Komodo es mucho más sorprendente de lo que crees, y a lo largo de estas líneas, podrás asombrarte con todos los datos que hemos recopilado sobre este curioso animal. Acompáñanos.

Características del dragón de Komodo

Infraorden: Platynota

Familia: Varanidae

Género: Varanus

Hábitat: Áreas tropicales, sabanas y bosques

Distribución: Islas de Indonesia central

Peso: 70 – 150 kg

Longitud: 2 – 3.1 metros

Reproducción: Ovípara

Período de gestación: 8 meses

Cantidad de huevos: 15 – 25

Longevidad: Hasta 50 años

Hábitos: Diurnos

Alimentación: Carnívora

Estado de conservación: Vulnerable

El nombre científico del dragón de Komodo es Varanus komodoensis, aunque popularmente se le conoce con otros nombres como monstruo de Komodo o varano de Komodo. Las características del dragón de Komodo hacen que sea un animal muy singular, pues se trata de la especie de lagarto más grande de nuestro planeta, así como la más pesada.

Estos animales se caracterizan por poseer una cabeza aplanada y grande con hocico prominente, piel escamosa, extremidades robustas y una cola alargada. Por su parte, los dientes del dragón de Komodo son de forma serrada, y pueden medir hasta 2.5 centímetros.

Su saliva, generalmente se encuentra teñida de sangre, ya que sus dientes se encuentran prácticamente cubiertos de tejido gingival que se lastima durante la alimentación. Asombrosamente, la lengua bífida del dragón de Komodo es una herramienta sensorial excelente, que le permite detectar los olores a su alrededor, e incluso, a kilómetros de distancia.

Aunque el dragón de Komodo posee oídos externos, su sentido de la audición es deficiente. Sin embargo, su visión es tan impresionante, que son capaces de avistar objetos a 300 metros de distancia, e incluso, pueden ver en colores.

A continuación, puedes encontrar más información sobre el dragón de Komodo

Dónde viven los dragones de Komodo

Los dragones de Komodo habitan mayormente en las islas de la Sonda, en el archipiélago indonesio, incluyendo además las islas de Komodo, Flores, Gili Dasami, Gili Montang, Rinca y Padar. Por lo general, prefieren espacios abiertos de tierra con una vegetación moderada. Aun así, el hábitat de los dragones de Komodo también puede incluir otras áreas como playas y zonas costeras, elevaciones montañosas y riberas de ríos. Las especies más jóvenes de este lagarto habitan frecuentemente en lo alto de los árboles, aunque por lo general, cualquier zona cálida y con cierta vegetación será más que suficiente para que puedan vivir.

Qué comen los dragones de Komodo

Qué comen los dragones de Komodo

Para comprender de qué se alimenta el dragón de Komodo, debemos conocer que son animales carnívoros, y que su dieta es bastante amplia. La alimentación de los dragones de Komodo se basa en pequeños mamíferos, aves e invertebrados.

Para cazar a las presas que se encuentran fuera de su alcance, estos lagartos son capaces incluso de incorporarse sobre sus extremidades traseras y apoyarse con su cola. Otra táctica de caza consiste en golpear a las presas con su enorme cola.

A la hora de comer, el dragón de Komodo acostumbra a rasgar la carne de los animales mientras lo sujeta en el suelo con una de sus extremidades. Es conocido además que estos lagartos se alimentan de una gran cantidad de carroña, y como tienen un bajo metabolismo, pueden sobrevivir con solamente 12 comidas al año.

Curiosamente, el dragón de Komodo carece de diafragma, por lo que solamente puede beber agua alzando su cabeza a lo alto para que el líquido descienda por su garganta. Como dato adicional, resulta sorprendente que estos animales son capaces de comer hasta un 80% de su peso corporal en una misma ocasión.

Cómo nacen los dragones de Komodo

La reproducción del dragón de Komodo ocurre entre los meses de mayo a agosto. Cuando dos o varios machos pelean por la hembra, librarán enconados y ensangrentados combates, tras lo cual, el macho vencedor se acercará a la hembra para lamer su cuerpo. Si la hembra lo acepta, lamerá también al macho, lo cual dará comienzo al apareamiento. Posteriormente, cerca de 20 huevos serán depositados en el mes de septiembre, en pequeñas guaridas de telégalos (aves galliformes de mediano tamaño en Indonesia).

Los huevos son incubados durante 7 a 8 meses, eclosionando en abril del año siguiente, donde la disponibilidad de alimentos es mayor. Las jóvenes crías se trasladarán entonces a los árboles para mantenerse alejadas de posibles depredadores y dragones de Komodo adultos.

Para saber más sobre cómo se reproduce el dragón de Komodo, debemos añadir además que estos animales alcanzan su madurez sexual a los 3 o 5 años, y en algunas ocasiones, practican una reproducción por partenogénesis, es decir, que las hembras no necesitan entrar en contacto con un macho para fecundar sus huevos.

Comportamiento del dragón de Komodo

Comportamiento del dragón de Komodo

El dragón de Komodo es una especie diurna, aunque puede mostrar hábitos nocturnos también. Por lo general, son animales solitarios que solamente se congregan para alimentarse o reproducirse. Aunque puedan parecer lentos, son en realidad criaturas muy veloces, llegando a alcanzar hasta 20 kilómetros por hora en su desplazamiento. Cuando es joven, el dragón de Komodo resulta un excelente trepador, y dado su largo tamaño, pueden conservar el calor temporal con más eficacia que otros lagartos, por lo que no precisan de tomar el sol por largas horas, si bien pueden mantenerse calientes en sus propias guaridas.

Durante la tarde, el dragón de Komodo puede vérsele buscando alimentos, y si el calor arrecia, buscarán alguna sombra bajo la cual guarecerse. Por otra parte, se conocen que no son animales territoriales, y que sus dominios, por lo general de más de 2 kilómetros cuadrados, pueden solaparse con el de otros ejemplares. Cuando un grupo de dragones de Komodo encuentra comida, el macho dominante se alimentará primero, mientras los más jóvenes esperarán para descender de los árboles y consumir los restos de alimentos.

Curiosidades del dragón de Komodo

  • Una estrategia de caza muy curiosa del dragón de Komodo es la de asustar a las ciervas embarazadas para que aborten, de modo que puedan alimentarse del feto.
  • Los excrementos del dragón de Komodo son mayormente blancos, ya que su organismo no es capaz de digerir el calcio contenido en los huesos de sus presas.
  • Aunque fueron descubiertos en 1912, los habitantes de Indonesia ya conocían la existencia de este animal, y le llamaban “ora”, que significa “cocodrilo de tierra”.
  • A pesar de su robusto tamaño, el dragón de Komodo es un excelente nadador, y puede ser descubierto a millas de la costa más cercana.
  • Con su lengua bífida, estos lagartos pueden advertir la presencia de carroña a más de 3 kilómetros de distancia.
  • Hasta hace poco, no se conocía que el dragón de Komodo poseía glándulas venenosas en su mandíbula inferior. Se trata de un coctel nocivo de bacterias que causan parálisis, pérdida de sangre y dolor agudo.
  • Se conoce que, durante los últimos 41 años, el dragón de Komodo ha matado al menos a cuatro personas.
  • Los ejemplares jóvenes de dragón de Komodo, no sólo deben protegerse de los depredadores, sino de los miembros adultos de su propia especie. Para evitar ser devorados, a menudo se embadurnan con heces fecales para volverse menos apetecibles.
  • Se ha llegado a comprobar que el dragón de Komodo posee una gran inteligencia, llegando a reconocer a sus propios cuidadores si están en cautiverio, e incluso, pueden llegar a jugar entre ellos.

Videos de los dragones de Komodo

7 CURIOSIDADES SOBRE EL DRAGÓN DE KOMODO | Vida Animal

Indonesia la casa del Dragon de Komodo | Documental en Español

Calificación: 4.5/5 (13 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend