Menú

Gecko leopardo

Geckos leopardo

El gecko leopardo también conocido bajo el nombre Eublepharis macularius entra dentro de la especie del geco y concretamente dentro de la familia Eublepharidae. Esta especie de animal es muy utilizada como mascota, gracias a que es un animal muy fácil de mantener en los terrarios, a la vez que también es sencilla la cría en cautividad.

Características del Gecko leopardo

Hablamos de un pequeño lagarto que se encuentra dentro de la familia de los gecónidos, es decir, entra dentro de la misma familia que especies tan conocidas como la salamanquesa.

Antes de entrar en detalles, hay que dejar claro que dentro de este animal podemos encontrar 5 subespecies las cuales son: afghanicus, fasciolatus, macularius, montanus y smithi.

Este pequeño lagarto puede llegar a medir de 18 a 24 cm dependiendo de la subespecie a la cual pertenezca. Eso sí, un tercio de su longitud es cola, lo que quiere decir que su cuerpo no suele ser mucho más grande a los 10 cm.

Este animal cuenta con párpados móviles y completos, de aquí que se le denomine Eublepharis. Si nos centramos en su cuerpo, nos podemos dar cuenta de que el mismo es alargado, robusto y cuenta con unas extremidades muy bien desarrolladas para poder moverse por el entorno, es decir, tiene unas extremidades muy fuertes las cuales finalizan con 5 dedos para conseguir una mejor sujeción cuando se mueve por la arena.

Otra de las cosas que nos permite diferenciar a este lagarto de otro es su color amarillo o anaranjado acompañado de manchas negras. Este color hace que el animal reciba el apellido de leopardo, porque recuerda y mucho al leopardo cuando se le ve. Y si lo tocamos, podemos darnos cuenta de que su piel no es lisa, sino que cuenta con escamas tuberculares, cosa que no sucede si tocamos a un ejemplar joven, en cuyo caso su piel es mucho más fina. Eso sí, hay que dejar claro que los colores del gecko pueden variar mucho, sobre todo porque ha sufrido muchos cruces y variaciones genéticas.

Hábitat del Gecko leopardo

Es un animal al cual le gusta habitar en lugares cálidos por el día y frescos por la noche. Es por ello por lo que podemos encontrar a este lagarto sin problemas en las regiones semidesérticas de Oriente medio. Concretamente suelen vivir en libertad entre la zona de Pakistán e Irán.

Gecko leopardo

Comportamiento del Gecko leopardo

Como bien hemos comentado anteriormente, esta especie prefiere vivir en zonas semidesérticas y tiene un comportamiento nocturno y crepuscular. Esto quiere decir que durante las horas de más calor, el gecko se mete en el interior de la madriguera para evitar tener exposición a las altas temperaturas. Cuando el sol comienza a caer y las temperaturas comienzan a descender, este es el momento en el cual sale al exterior. Normalmente suele crear sus madrigueras debajo de las grandes piedras, en tuberías enterradas… lo importante es que la madriguera tenga una buena profundidad para evitar que el calor pueda llegar a su interior. Además, suele preferir los lugares donde hay sustrato húmedo para sobrepasar mejor el calor.

En libertad es un animal al cual le gusta vivir en comunidad. Estas comunidades dependerá de cada grupo, pero muchas de ellas pueden llegar a tener de 50 a 100 ejemplares sin problemas.

El gecko es un animal que le gusta salir en las noches frescas y húmedas, en cambio, las noches con viento o secas no son de su agrado por lo que no se siente a gusto en este ambiente.

No hay que olvidar que los machos son muy territoriales, de aquí que haya que tener mucho cuidado si vas a tener a esta especie en cautividad. Esto quiere decir que los grupos constan de un solo macho y varias hembras.

Alimentación del Gecko leopardo

Como un buen gecko que es, se puede decir que su alimentación principal son los insectos. Dentro de sus insectos favoritos tenemos que destacar las arañas, los gusanos, los grillos o los saltamontes, aunque puede comer muchas especies diferentes de insectos.

Si tienes curiosidad de saber que come el gecko en cautividad, debes saber que el mismo comerá insectos, siempre y cuando estén vivos. Si le ofreces un insecto muerto lo rechazará. En ocasiones algunos cuidadores les ofrecen fruta muy madura y la pueden comer, pero prefieren los insectos vivos.

También hay que tener en cuenta que es un animal del desierto, lo que quiere decir que no le debes proporcionar mucha agua. Y es que gran parte de la humedad que necesita la adquiere a través de sus presas.

Eublepharis macularius

Consejos para mantener en cautividad al gecko leopardo

Si quieres tener a esta especie de lagarto en tu casa en cautividad, es muy importante tener un terrario bien adaptado a sus necesidades para que se pueda sentir a gusto. Y recuerda, si en el terrario metes a un macho y varias hembras, entonces las posibilidades de que la especie se reproduzca serán altas

Para que el gecko se pueda sentir cómodo, es importante que tenga luz por el día y la temperatura sea de aproximadamente 30º. Por la noche es importante que la temperatura baje, pero en ningún momento deberá ser inferior a los 21º. En caso de que la temperatura baje de esos grados, entonces el animal no comerá. Además la humedad adecuada tendrá que situarse aproximadamente en el 55%.

Para que se sienta a gusto, puedes poner el terrario en un sito muy bien iluminado o poner luz fluorescente por el día. Tambiés es importante que le ofrezcas refugios artificiales para que se pueda refugiar durante el día y sobre todo hagas una capa de grava para que se pueda sentir como en casa.

En cuanto al tamaño del terrario, el mismo deberá ser lo suficientemente grande para que el animal se pueda mover. Por este motivo el mismo tendrá que tener una capacidad de unos 40 litros por cada gecko que quieras introducir.

Una vez que tengas todo preparado e introduzcas al gecko por primera vez, es importante que no lo presiones para cogerlo desde el primer momento. Para cogerlo, en ningún momento lo deberás coger por la cola, sino que deberás poner la mano y hacer movimientos suaves hasta que el gecko se acostumbre a la mano y se suba solo.

Reproducción del gecko leopardo

Si tu objetivo es criar a esta especie, es importante que tengas cuidado con el número de machos que vas a meter en el terrario. Para evitar problemas y luchas internas, lo mejor es meter a un solo macho por cada 10 hembras.

Una vez que tienes la población, recuerda que antes de la crianza es importante que los geckos pasen por un periodo invernal. En este caso deberás bajar la temperatura del terrario gradualmente hasta los 18º. Los mejores meses para hacer esto será de diciembre a febrero. Durante esos meses el animal no comerá, pero sí que le deberás ofrecer un recipiente de agua con poca profundidad para que pueda beber sin problemas.

Tras esto, el macho se apareará con las hembras y ellas pondrán huevos pasadas unas 4 semanas. Los huevos seguramente los pondrá en diferentes partes del terrario. Esto es instinto natural para que puedan sobrevivir el máximo número de crías. Cada hembra puede llegar a poner hasta 16 huevos y los entierra debajo del sustrato o la grava húmeda.

Si quieres tener probabilidades de éxito en la reproducción, retira los huevos e incúbalos en una incubadora. Si quieres tener machos, los huevos tendrán que estar a 32º y si quieres hembras, los huevos deberán estar a 27º.

Calificación: 4.8/5 (19 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Lagartos
Anolis verde
Anolis verde

¿Sabías que el anolis verde es capaz de mover sus ojos de manera individual? ¿Quieres saber qué ocurre cuando estos...

Cerrar