Menú

Monstruo de Gila

Monstruo de Gila

De por sí, su nombre nos indica que estamos ante un animal singular, en ocasiones intimidante, pero sobre todo, muy interesante de conocer. En efecto, el monstruo de Gila tiene el aspecto de un dragón en miniatura, y los patrones de colores de su cuerpo son tan exclusivos que muchas personas adoptan a este lagarto como mascota. Pero para conocer más profundamente al monstruo de Gila, no basta con saber que su saliva es utilizada para tratar la diabetes, o que se trata del lagarto más grande de Norteamérica. En las siguientes líneas, podrás encontrar información abundante sobre un animal tan impresionante como misterioso.

Características del monstruo de Gila

Suborden: Lacertilia

Familia: Helodermatidae

Género: Heloderma

Longevidad: 12 – 16 años

Alimentación: Carnívora

Tamaño: 50 – 55 cm

Peso: 1.6 – 1.8 kg

Hábitat: Desiertos y dunas

Distribución: Estados Unidos y norte de México

Reproducción: Ovípara

Número de huevos: 3 – 15

Período de gestación: 30 – 45 días

Estado de conservación: Casi amenazado

El nombre científico del monstruo de Gila es Heloderma suspectum, y se trata de una de las pocas especies de lagarto que poseen glándulas venenosas. Los ojos de este lagarto tienen además una forma particular de brillar cuando advierten el peligro o adoptan una postura agresiva.

Evidentemente, las características del monstruo de Gila hacen que sea un animal muy singular, pues su cabeza es muy similar a la de una serpiente de cascabel, aunque a diferencia de esta, su cuerpo presenta una coloración oscura, entre el negro y el marrón oscuro.

Al mismo tiempo, estos animales poseen un patrón de color rosado o marrón claro a lo largo de su cuerpo (único por cada ejemplar), que junto a un cuerpo alargado, una cabeza achatada, un cuello corto y unas extremidades robustas, le otorgan sin duda un aspecto impresionante.

En cuanto a sus sentidos, el monstruo de Gila posee una audición excelente, además de que puede percibir la vibración de su entorno a través de sus extremidades en el suelo. Además, las garras de este lagarto son muy afiladas, su cola es prácticamente la mitad de la longitud de su cuerpo, y su piel es similar a la de los antiguos dinosaurios.

A continuación, puedes encontrar más información sobre el monstruo de Gila.

Dónde viven los monstruos de Gila

Los monstruos de Gila habitan desde el extremo suroriental de Utah y Nevada, hasta el oeste de Arizona y Nuevo México. Además, se conoce que este lagarto habita en la zona norte de México, a través del desierto de Sonora y hasta Sinaloa. Generalmente, estos animales habitan en elevaciones cercanas a los 1500 metros por encima del nivel del mar.

El hábitat de los monstruos de Gila comprende las zonas más áridas y desérticas del oeste de los Estados Unidos. Los ambientes más extremos parecen ser adecuados para ellos, aunque esto puede ser una adaptación para alejarse de sus depredadores. Habitualmente, estos lagartos prefieren áreas arenosas y rocosas, donde construyen sus madrigueras bajo tierra.

Qué comen los Monstruos de Gila

Qué comen los monstruos de Gila

Para comprender de qué se alimenta el monstruo de Gila, debemos conocer que son animales carnívoros y muy oportunistas, ya que podrán alimentarse de pequeños mamíferos y huevos de aves.

Otro dato interesante es que el monstruo de Gila detecta el olor de las crías y ejemplares más jóvenes de sus presas con su lengua bífida para devorarlos, aunque su plato favorito son sin dudas los huevos de codorniz, tortugas, palomas y pequeños reptiles. Si el huevo no es demasiado grande, podría incluso engullirlo de una vez.

De manera general, la alimentación de los monstruos de Gila se basa en pequeños mamíferos, roedores, ranas, conejos, insectos, ardillas, e incluso, carroña. Se conoce que un monstruo de Gila es capaz de consumir hasta el doble de su peso corporal en alimentos. Además, raras veces toman agua, dadas las condiciones típicas del lugar donde viven.

Cómo nacen los monstruos de Gila

La reproducción del monstruo de Gila toma lugar a los 4 o 5 años de edad, cuando alcanza su madurez sexual. La reproducción toma lugar durante el verano, donde encuentran una mayor disponibilidad de alimentos.

Aunque son animales solitarios, los machos y las hembras permanecen relativamente cerca durante este período, aunque los machos son muy territoriales entre sí y pueden llegar a entablar largas y enconadas batallas por la hembra.

Cuando el macho se acerca finalmente a la hembra, suele acostarse a su lado y frotar su espalda y cabeza con la mandíbula. Si la hembra rechaza al macho, podría incluso morderlo o lastimarlo. Al contrario, si se muestra receptiva, elevará su cola para comenzar la cópula. Así es cómo se reproduce el monstruo de Gila.

Generalmente, la etapa de copulación tomará entre 30 minutos y una hora, tras lo cual comenzará el período de gestación. Para depositar sus huevos, la hembra construirá una guarida bajo tierra, donde las crías deberán esperar hasta 10 meses para eclosionar y salir al exterior.

Curiosidades del monstruo de Gila

  • El monstruo de Gila permanece un 95% de su vida bajo tierra.
  • Aunque su mordida puede ser dolorosa (estos animales prensan a la presa con sus mandíbulas por cerca de 15 minutos), generalmente no representa un peligro mortal para el ser humano.
  • Para compensar los períodos de sequía y sobrevivir en el desierto, el monstruo de Gila almacena grasa en su cola.
  • Durante la época de reproducción, los machos de esta especie pueden llegar a pelear durante más de tres horas seguidas.
  • Se ha llegado a conocer que la vejiga del monstruo de Gila es capaz de funcionar como un gran depósito de agua para mantener su cuerpo hidratado.
  • El veneno del monstruo de Gila se utiliza actualmente para tratar la diabetes tipo II.

Videos de los monstruos de Gila

Conoce al Monstruo de Gila | Faunia

GILA, EL MONSTRUO CON VENENO (HELODERMA SUSPECTUM)

Calificación: 4.8/5 (20 votos).

También te interesará:

Envía un comentario