Menú

Mono de Vervet

Mono de Vervet

El mono de Vervet es un cercopitécido, es decir, que su familia proviene de los monos que se encuentran en el Viejo Mundo (Cercopithecidae) y tiene unas características muy específicas que lo hacen diferenciarse del resto de especies.

El pelaje del cuerpo del mono de Vervet es de color grisáceo, siendo más claro, casi blanco en la zona ventral. Su cara es completamente negra sin pelos, pero los que delimitan su rostro son de color blanco y algo más largos que los del resto de su cabeza, que son más cortos que los del cuerpo. Al igual que otras especies de primates, el macho es algo más voluminoso que las hembras, pero sin llegar a pesar los 10 kilos, a diferencia que la hembra que solo llegaría a los 7 en casos excepcionales. La altura general en esta especie va de los 50 centímetros en los machos, y unos 30 en las hembras.

Distribución

El hábitat de estos animales está sobre todo en los árboles, donde pasan prácticamente todo el día, a excepción de cuando necesitan bajar al suelo para encontrar alimentos. No es muy común verlos viviendo durante mucho tiempo en el suelo, ya que se sienten vulnerables a los ataques de los depredadores.

Se suelen encontrar sobre todo en Etiopía, Somalia, y gran parte de África, pero cuanto más al occidente nos dirijamos, menos probabilidad de encontrarlos tenemos. Se han podido ver grupos viviendo cerca de los ríos, en la propia sabana, y aunque sea menos común, en las montañas. Son animales que se adaptan muy bien al medio en el que se encuentran, por eso se sitúan el cualquier lugar, siempre y cuando puedan prosperar y tener alimentos para todos.

Cría de mono de Vervet

Comportamiento

El mono de Vervet puede comunicarse con el resto del grupo por medio de sonidos, los cuales según el tono y la forma, significan una u otra cosa. Desde pequeños se les incita a los más jóvenes a utilizar estos sonidos, aunque también es habitual ver a las madres castigando a estos por utilizar ciertos sonidos, que ponen en alerta al grupo sin necesidad. Son animales por lo tanto muy sociales, y sus grupos lo forman hasta 30 miembros, siguiendo una jerarquía de dominancia, siendo el más fuerte el que los lidera.

Según la zona en la que se encuentren habitando, pueden permanecer activos tanto por el día como en horario nocturno.

Alimentación

El mono de Vervet come de todo. Su dieta habitual la forman los frutos de los árboles en los que habita, también hojas y flores. Cuando se encuentra con un nido de ave, es capaz de alimentarse de sus huevos, como también de los polluelos, aprovechando que la madre ha salido a cazar para sus crías. Cuando se encuentra en zonas pobladas por el ser humano, es capaz de robar de establecimientos o arrasar con cultivos enteros, llegando a existir un problema real entre estos monos y los agricultores.

Pareja de monos de Vervet

Reproducción

Tanto el macho como la hembra de esta especie madura sexualmente alrededor de los 2 años o 3 de edad. Cuando se encuentran en libertad, el apareamiento viene siempre determinado por la cantidad de comida que existe, no habiendo por lo tanto un periodo de tiempo fijado. El periodo de gestación suele rondar los 165 días en los que la madre tiene en cada parto una cría y muy rara vez a dos. A diferencia de otras especies de monos del Viejo Mundo, las madres no suelen tener una cría cada año, cuidando y protegiendo al joven hasta bien entrada su madurez. Se han visto madres que han perdido a sus crías y se han visto muy afligidas, aunque en poco tiempo se reponen y consiguen volver a aparearse.

Conservación

La facilidad del mono de Vervet para adaptarse al medio en el que vive puede parecer una ayuda para la especie y sobre todo para la prolongación de la misma, pero se ha visto atacada innumerables veces por los humanos. Por un lado, la expansión del territorio que el hombre ha tomado como suyo, ha hecho que estos animales vivan cada vez en lugares más remotos y reducidos, encontrándose en peligro por los cables de la tensión eléctrica o incluso por atropellos. De la misma manera, también se ha buscado erradicar por su acción negativa frente a los cultivos, siendo los agricultores los principales depredadores de estos monos, utilizando armas o trampas para cazarlos. Actualmente hay ciertas zonas en África que se castiga duramente la caza de estos monos, pero todo esfuerzo es poco contra esta lucha furtiva.

Calificación: 0/5 (0 votos).

También te interesará:

Send this to friend

Más en Mono
Monos capuchinos
Mono capuchino

¿Sabías que…? Los monos capuchinos se consideran entre los más inteligentes de los monos del Nuevo Mundo y han sido...

Cerrar