Menú

Cadena alimenticia

Los animales se alimentan de vegetales, de otros animales o de ambas cosas, según el grupo del que forme parte ese animal. Ciertos animales son unos depredadores para ciertas razas y son presas para otras. Esto depende de su tamaño, sus costumbres alimenticias y muchos otros factores. Pero ellos todos tienen un sitio en la cadena alimenticia.

Cadena alimenticia de los animales

La cadena alimenticia es el proceso que hace que un animal sea depredador para unos animales pero que a la vez sea presa para ciertos otros animales y así sucesivamente. Por ejemplo, el pulgón es comido por la mariquita que a su vez es comida por la araña que es alimento de un pájaro que es la presa de un zorro que es... en definitiva, así sucesivamente. Es la ley de que el más fuerte se alimenta del débil.

El animal herbívoro come vegetales, como la hierba, la corteza de los árboles, las hojas,... Las plantas son pues la base de la cadena alimentaria para los herbívoros. Para los carnívoros, la base de esta cadena son los insectos y otros animales más pequeños. Los animales más gruesos no están excluidos de esta cadena, ya que ellos les sirven a un grupo de depredadores más pequeños que se alimentan a través de ellos.

Todo es reutilizado en la naturaleza y los animales y vegetales acaban siempre por ser la comida de otra especie animal. El elefante no tiene depredadores naturales, pero cuando muere, los buitres de alimentan de sus restos. Los restos demasiado pequeños para alimentar a un animal será la presa de las moscas y otros pequeños insectos.

Por tanto, todos los animales serán el alimento de otras especies y todos tienen un papel fundamental en la cadena alimenticia. Quitar una especie tendrá repercusiones sobre el resto de la cadena. Por ejemplo, el plancton marino, que es de un tamaño minúsculo, sirve de alimento para las ballenas. Éstas deben comer cantidades enormes de plancton para alimentarse. Si elimináramos el plancton de la cadena, las ballenas desaparecerían porque no podrían alimentarse.