Menú

¿Los perros y los gatos pueden comer cítricos?

¿Los perros y los gatos pueden comer cítricos?

Sin duda a la hora de alimentar a tus mascotas debes tomar algunas recomendaciones para garantizar su seguridad y proteger su salud. En este artículo te contamos si los perros y los gatos pueden comer cítricos y reseñamos todas las características de este tipo de alimentos y lo que pueden suponer para las mascotas.

Los perros y los gatos y los alimentos cítricos

En el caso de los perros es muy probable que tu mascota pueda sentir cierta atracción por los cítricos e incluso llegar a consumirlos. Es por ello que si a tu perro le gusta comer naranja debes de tener cuidado y limitar su ingesta. No pasará nada probablemente si tu mascota ingiere de forma accidental un poco de naranja pero no es un alimento que los expertos recomienden introducir en su dieta en grandes cantidades. A continuación te explicamos fruta por fruta como puede afectar su consumo a los perros y a los gatos.

Lo más normal es que tu perro nunca se coma un limón porque al notar su sabor ácido lo evitará por completo, pero si tienes una mascota que se come todo lo que se encuentra (lo cual pasa muy a menudo, sobre todo con los perros cachorros) debes tener mucho cuidado con los limones porque pueden ser tóxicos para los gatos y para los perros. El limón lleva aceites aromáticos y psoraleno que pueden ser perjudiciales para la salud de los animales y provocarles vómitos, diarrea y sensibilidad a la exposición solar.

Por otro lado, con las limas es parecido. Se trata de una fruta verde y ácida tóxica para perros y especialmente para los gatos. Si tienes limas plantadas en casa o en el frutero ten mucho cuidado con los perros. Los gatos probablemente ni se acercarán, pero si tu mascota consume bastante lima este alimento puede resultar tóxico para ella y muy probablemente tengas que acudir al veterinario para que trate la intoxicación.

Por otro lado encontramos las naranjas. Cabe reseñar también que algunos expertos evidencian que las naranjas consumidas con moderación sí pueden ser buenas para los perros, sobre todo si se trata de naranjas de la mejor variedad del mundo como las que nos recomiendan los expertos de NaranjasDonGusto.com, quienes tienen claro que la Navelina es la mejor alternativa para el consumo humano ya que puede consumirse mucho tiempo después de haber sido recolectada del árbol y como tiene menos cantidad de ácido cítrico es mucho menos peligrosa para los perros.

Estas frutas tampoco son buenas para los gatos. En el caso de los perros no pasará nada por su consumo esporádico, sobre todo si hace calor, pero será mejor mantener a tu mascota lejos del naranjo si tienes uno plantado en el jardín porque el consumo de muchas limas, limones, naranjas o pomelos puede ser peligroso para su salud, ya que estos alimentos incorporan una gran cantidad de ácido cítrico que puede llegar a hacerles daño. Además tampoco deberías dejarles masticar las semillas, las hojas ni los tallos, y por supuesto no deberías darles las cáscaras para jugar, ya que a la larga esto repercutiría negativamente en su sistema nervioso.

Si tu perro se come un pequeño trozo de naranja por accidente probablemente no le pase nada, aunque si lo hace tu gato lo mejor será que le lleves rápido al veterinario porque podrá producirle diarrea y dolor de estómago.

Ahora bien, en el caso de los gatos lo mejor es mantenerles alejados de las cáscaras y de las cortezas de esta fruta porque pueden llegar a ser peligrosas para su salud. De todas formas no tendrás que preocuparte por esto porque por suerte la naturaleza es sabia y a la mayoría de gatos no les suelen gustar para nada las naranjas ni los cítricos de ningún otro tipo.

Las cáscaras son especialmente peligrosas para los gatos porque incorporan aceites esenciales y en la mayoría de casos requieren de una encima hepática concreta (la transferasa) que tienen las personas y que permite metabolizar mejor estos aceites, pero que no existe en los gatos y por tanto puede provocarles muchos problemas de salud.

Además también incluye mentol, una sustancia que los gatos no pueden metabolizar bien y por supuesto psoraleno, que además de indigestión incluso puede llegar a causar depresión en los gatos.

En conclusión, si quieres darles naranjas a tus mascotas debes tener claro que la Navelina será la mejor alternativa para los perros, pero siempre debes consultar con tu veterinario antes para asegurarte de que su consumo será seguro para tu mascota teniendo en cuenta su tamaño y sus condiciones físicas y ofreciéndosela únicamente en cantidades pequeñas. En los gatos será mejor evitar estos alimentos directamente para evitar otros problemas como los vómitos, la diarrea, la fotosensibilidad y demás problemas de salud que podrían llegar a afectar seriamente a su sistema nervioso central.

Calificación: 4/5 (2 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Mundo animal
Cómo ayuda la energía solar a preservar el mundo animal
Cómo ayuda la energía solar a preservar el mundo animal

Cada vez son más los estudios que demuestran que el planeta necesita un respiro para poder seguir siendo tal y...

Cerrar