Menú

Animales de granja

Un animal de granja es un animal salvaje que ha sido domesticado para ayudarse de su fuerza en el trabajo como el caballo o para alimentarse de su carne como en el caso del cerdo. Son animales a los que se les ha domesticado para su uso alimenticio o laboral. En una granja también podemos encontrar animales guardianes o guías, como pueden ser los perros.

La mayoría de los animales de la granja tienen la función de proporcionar alimentos a sus propietarios, ya sea al ser comidos estos mismos animales o gracias a los productos alimenticios que ellos generan, como el caso de la leche o los huevos. Las abejas cultivan miel y también ayudan a la polinización de las plantas que los granjeros cultivan.

La mayoría de los animales de granja sirven sólo para alimentación, pero otros son útiles sólo para el trabajo, como el caballo o el asno. Son animales con mucha fuerza que son muy útiles para el transporte o la labranza de los campos.

Animales de granja

El perro es un animal que principalmente se conoce por su papel de animal de compañía, pero es un animal muy utilizado por los granjeros y los guardianes de corderos y ovejas, por ejemplo. Es un buen guardián de rebaño y se defiende perfectamente de intrusos de un tamaño razonable para ellos: zorros, etc. Los gatos también son animales utilizados por los granjeros, ya que éstos cazan a los roedores y a otros pequeños animales indeseables.

Ciertos animales de la granja sirven casi exclusivamente para la reproducción. El gallo es un ejemplo de ello. El toro es otro de estos animales que, aunque su carne se puede llegar a comer, se suele usar principalmente para aumentar el número de ese tipo de animales mediante su reproducción.

Como vemos, todos los animales de la granja tienen utilidad para el granjero. ya sea para el trabajo, el alimento o para la caza de otros animales perjudiciales, todos ellos desempeñan su papel y le devuelven servicio a su propietario.