Menú

Pekinés

Raza Pekinés

La raza de perro pekinés es una raza antigua de compañía la cual tiene origen en China, concretamente su origen es de Pekín, de aquí su nombre. A día de hoy es un animal que se usa únicamente como animal de compañía, de aquí que esté presente en muchos hogares de nuestro país.

Apariencia física

Tamaño de los machos: reducido

Tamaño de las hembras: reducido

Altura de los machos: 13 a 22 cm

Altura de las hembras: 15 a 25 cm

Peso de los machos: 5 kg

Peso de las hembras: 5.5 kg

Hablamos de una raza de perro que cuenta con un aspecto muy atractivo, de aquí que muchos dueños apuesten por esta raza de perro frente a las otras. Pero no solo debes mirar su estética exterior, también debes mirar otros datos como los que vas a poder encontrar en este artículo.

Como has podido ver, hablamos de una raza de perro que es bastante pequeña y encantadora, de aquí que sea perfecta para las personas que quieren un animal que puedan tener en casa y que a su vez sea fácil de cuidar y les preste cariño. Muchas personas mayores apuestan por ella.

Una de las cosas que más llaman la atención del pekinés es su pelaje. El mismo es muy atractivo, aunque para que el mismo esté en perfectas condiciones hace falta que el dueño lo cuide lo máximo posible. El pelaje del can suele ser largo, el cual está acompañado de una subcapa realmente densa. En cuanto al color de este pelaje, podemos decir que podemos encontrar pekineses de muchos colores. Todos son aceptados dentro del nivel de raza, a excepción de los pekineses albinos o de color hígado.

La hembra suele ser ligeramente más grande y pesada que los machos, cosa que no suele pasar con el resto de razas de canes. Puedes ver los datos en la tabla superior.

Cuando hablamos de la raza pekinés, es hablar de una raza robusta, el cual tiene una cabeza bastante grande para el cuerpo que tiene. De la cabeza destacamos sus bonitos ojos brillantes y redondos, a través de los cuales el animal ofrece una gran expresividad.  También destaca por ser más ancho que alto.

En cuanto a sus patas delanteras, las mismas destacan por ser de huesos anchos y cortas, mientras que las traseras son más ligeras que las delanteras.

La cola del pekinés se suele llevar tiesa y un poco curvada justo por encima del dorso, lo cual hace que la elegancia del can sea superior. Eso sí, a pesar de no ser muy grande, la cola necesita una serie de cuidados para que esté en perfectas condiciones.

En cuanto a los espolones no hay una técnica definida que diga si deberían ser extirpados o no. Los dueños que los apuestan por la extirpación lo hacen cuando el cachorro es joven y no ha superado los 3 días de edad. Así consiguen que el mantenimiento de las uñas sea más sencillo, porque realmente no es fácil mantener las uñas de este can por culpa de su elevado pelaje.

Pekinés de manga

El pekinés de manga es la versión en miniatura de esta raza de can. Destaca por ser más pequeño que el pekinés normal y se puede dar en una camada normal. Es decir, puede que de 3 cachorros uno sea manga y los otros 2 sean normales. Esta variación sigue siendo muy preciada, recordando que en la antigua China era muy demanda por los más poderosos del país.

Muchos criadores apuestan por coger a los perros manga macho para conseguir tener más ejemplares. Las hembras no se usan para la crianza porque tienen muchos problemas a la hora de dar a luz a los cachorros.

Carácter de la raza pekinés

Hablamos de una raza de perro que a pesar de ser de pequeño tamaño no le importe enfrentarse a perros de mayor tamaño. Aun así puedo decir que no hablamos de una raza de perro agresiva.

Por regla general, no es un perro tímido por lo que rápidamente se adapta muy bien a su entorno, sobre todo si el dueño le enseña a sociabilizar desde cachorro.

Gracias a su nivel de sociabilidad, el perro agradecerá poder estar en contacto el máximo tiempo posible con su dueño para conseguir crear empatía. Es un animal que agradecer mucho el cariño y ofrece también mucho cariño, lo cual se traduce en una gran lealtad.

Cuidados

El principal cuidado que deberás dar al pekinés es el del pelo. Como cuenta con un pelo largo y abundante, es importante que se lo de cepilles todos o casi todos los días para evitar enredos.

Es una raza que se puede volver bastante vaga. Para evitar que no se quiera quedar todo el día en casa, es importante que la acostumbres a salir de casa al menos una o dos veces al día.

La salud de este perro suele ser muy buena, aunque esto no quiere decir que no lo tengas que llevar al veterinario. De esta manera el profesional podrá poner a tu mascota las vacunas necesarias y podrá curarla de problemas de la garganta, del corazón, de los ojos o solucionar cualquier tipo de problema con su dentadura. Ten en cuenta que es un perro muy luchador, por lo que siempre luchará por tener una buena salud. Es decir, no es de las razas que ante cualquier enfermedad se rinden y cuesta mucho curarlas.

Pekinés

Comportamiento de los perros pekinés

Como hemos podido ver en el apartado de carácter, el animal no es para nada agresivo, por lo que podrás tenerlo en casa con otras mascotas sin problemas, incluso con gatos.

Es un animal que se podrá quedar solo en casa y si está bien educado no dañará tus muebles en ningún momento. Eso sí, el adiestramiento es muy importante para evitar que dañe los muebles o se pueda quedar ladrando durante todo el día. Para evitar esto, puede ser muy interesante que le dejes en casa juguetes adaptados a sus necesidades para que pueda distraerse mientras no haya nadie en casa. Lo que no cabe duda, es que cuando notes que vuelves a casa, tu mascota te estará esperando a la puerta llena de ilusión para poder volver a estar a tu lado.

Una de las cosas que destacan de este perro es que el mismo no tiene mucha paciencia, por lo que los juegos largos pueden llegarle a aburrir y dejarte tirado.

En cuanto al nivel de obediencia, en gran parte dependerá de la educación que se le haya dado desde cachorro, pero en muchas ocasiones la obediencia no es muy elevada. Y es que a pesar de ser un perro pequeño, es un animal que le gusta dominar a sus dueños y poder hacer lo que él quiere. Ten en cuenta que si quieres dominar a tu perro y conseguir que haga todo lo que quieres, entonces esta raza seguramente no sea lo que estás buscando.

Educación y adiestramiento

A pesar de que hablamos de una raza de perro inteligente, te puedo asegurar que no es fácil de adiestrar. Esto se debe a que cuenta con un ego realmente elevado, lo que hace que en muchas ocasiones haga lo que quiera sin seguir las reglas de su dueño.

El pekinés es un animal que no se recomienda tener junto a los niños, porque no aguantan el trato que les pueden dar. Es un animal al cual le gusta sentirse bien cuidado y no le gusta sufrir empujones o tirones que los niños le pueden dar.

Si no quieres que desarrollo un comportamiento demasiado protector o agresivo, desde cachorro le deberás enseñar a sociabilizar, tanto con personas como con otros perros. Aun así, siempre querrá ser el dominante en todo tipo de situaciones.

Este perro se puede volver muy inactivo si no lo sacamos de casa. Para evitar que se acople al hogar y no quiera salir, es importante que desde pequeño le enseñes a hacer ejercicio en la calle y lo saques todos los días para que se fortalezca. Ten en cuenta que si no hace ejercicio, entonces va a adquirir un mal comportamiento que no te agradará. Es por ello por lo que en muchas ocasiones se dice que es una raza de perro perfecta para las personas mayores. Se adaptan muy bien a su estilo de vida y salen a dar pequeños paseos juntos.

Puedes estar seguro de que si quieres dominar a tu mascota, es importante que te muestres serio con ella desde el primer momento, sin olvidar que deberás tener mucha paciencia con ella hasta que la consigas educar. No olvides que suele ser un perro con bastante tendencia a ladrar, comportamiento que también te costará bastante erradicar.

Calificación: 4.7/5 (20 votos).

También te interesará:

Envía un comentario

Send this to friend

Más en Perro
Raza Pastor Alemán
Pastor Alemán

El pastor alemán también es conocido bajo el nombre de ovejero alemán. Su nombre viene de su procedencia, debido a...

Cerrar